Mercè Brey, escritora: "La mujer directiva ha adoptado el patrón masculino para prosperar en el ámbito laboral"

Lunes, 07 Marzo 2016

Página 3 de 3

1401-not-busqueda-de-empleoW.-¿Cuál es la receta esencial que nos permita aprender a comunicarnos eficazmente en cualquier ámbito de nuestra vida?
M.B.- La comunicación es en esencia un intercambio de emociones. Para que sea de calidad, el mensaje debe emitirse de forma auténtica y empática. Es necesario que la persona que hable esté en una actitud de “dar”, que tenga interés sincero hacia la persona o personas que tenga delante. Habrá una buena comunicación si cuando hablamos lo hacemos des del respeto sincero hacia la persona que tenemos en frente.

W.- ¿Cómo se puede despertar la conciencia del individuo y el viaje hacia el autoconocimiento?
M.B.- En esta vida no todos los individuos tenemos el mismo nivel de conciencia y es algo que debemos respetar. Cada ser evoluciona a un ritmo distinto. De la misma forma que no podemos recriminar a una niña de dos años que no sepa todavía leer no podemos culpar a determinadas personas por no haber avanzado en su nivel de conciencia. Ya llegarán. Las personas que hemos iniciado el viaje introspectivo del autoconocimiento dando lugar a una transformación personal para cambiar una realidad no deseada, tenemos la responsabilidad de tender la mano a aquellas personas cuya conciencia está empezando a despertar.

Publicidad

W.- ¿Crees que la igualdad de género sea posible a corto-medio plazo?
M.B.- Hemos desequilibrado la balanza peligrosamente hacia la energía masculina destructiva. Hay mucha oscuridad. Pero también existe una conciencia cada vez más manifiesta con voluntad de devolverle su lugar a los atributos de la energía femenina. Y son mujeres y hombres. Precisamos una masa crítica suficiente para un cambio en la conciencia colectiva. Llevará tiempo, pero estamos en el buen camino.

W.-¿Qué características debe tener un buen líder del siglo XXI?
M.B.- Flexibilidad, capacidad para trabajar en equipo (por tanto, permitir la co-creación como fuente de mayor riqueza abandonando el individualismo triunfalista), tolerancia a la diversidad (nuestro mundo es cada vez más global), pensamiento sistémico, intuición (para ver más allá de lo obvio),… todos y cada uno atributos que afloran a través de la energía femenina.

W.- Encontrar el sentido de la vida no es algo que se pueda resumir en una frase, ¿por qué es tan importante elaborarnos esta pregunta?
M.B.- Porque cuando una persona tiene la certeza absoluta de que está en la senda de su misión (que es lo que da sentido a la vida), accede a la plena realización y vive la vida en un estado de paz y armonía.

W.- ¿Crees que es un hecho generalizado que la sociedad cohíba el poder expresar tus emociones libremente?
M.B.- El estar sumidos en un patriarcado lleva parejo el individualismo, el materialismo y la intolerancia. Todo lo que tenga que ver con la expresión de las emociones, con la manifestación de nuestros pensamientos y creencias está denostado y carece de todo valor. Por tanto, las personas dejan de expresarse libremente, niegan el fluir a sus sentimientos y se desequilibran y enferman por esta asfixia. Es justamente este motivo el que hace tan necesario devolverle el reconocimiento a los atributos de la energía femenina: tolerancia, creatividad, capacidad de trabajar en equipo, empatía, etc.

1603-not-breyW.-¿Cómo podemos canalizar nuestras emociones para que se conviertan en una ventaja para nuestra vida y no nos jueguen malas pasadas?
M.B.- El primer paso y más importante es reconocer el valor que tiene el expresar libremente nuestras emociones. Estamos acostumbradas a que se tilde de debilidad mostrar una emoción. Y no es cierto, es tan solo uno de los patrones impuestos por el patriarcado. Mostrar una emoción de forma respetuosa y empática es algo maravilloso que deba hacernos sentir bien. Y debemos sentirnos libres para hacerlo, convencidas de que es algo natural y que tiene derecho a expresarse. Es preciso un cambio de conciencia y este podría ser un primer paso.

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí