Marta Capellán, MC Coaching TyL: “El talento femenino debe llegar a los Consejos de Administración”

Lunes, 01 Diciembre 2014

Página 1 de 3

M. Capellán, MC Coaching. Talento y LiderazgoMarta Capellán es coach PCC por ICF y fundadora de la firma MC Coaching. Talento y Liderazgo donde ofrece servicios que desarrollan y potencian personas y equipos de trabajo. Especializados en Coaching Ejecutivo, de Carrera y de Equipos, ayudan a las personas a que consigan todos los desafíos personales y profesionales que se propongan.

Tras salir de su última etapa como directora general de una consultora tecnológica y en plena crisis, Marta Capellán decidió en 2010 crear su propia firma de Coaching Ejecutivo de alta calidad. Así nace MC Coaching Talento y Liderazgo.

Publicidad

Marta nos habla en esta entrevista sobre el liderazgo femenino, los beneficios del Coaching Profesional, el objetivo de MC Coaching. Talento y Liderazgo o los obstáculos de las mujeres para acceder a puestos de dirección.

WOMENALIA.- ¿Crees que existe un tipo de liderazgo femenino?

Marta Capellán.- Claramente, sí. Genéticamente somos distintos y es interesante recordar que aunque todos tenemos, desde la concepción y hasta las ocho semanas de vida fetal, circuitos cerebrales femeninos, a partir de la octava semana empiezan a diferenciarse como masculino o femenino, tal y como explica la neurobióloga Louann Brizendine en su libro "El cerebro femenino" (RBA).

El cerebro femenino está predominantemente estructurado para la empatía, un factor de liderazgo clave para aportar valor en una organización. La empatía provee de una mayor capacidad para comprender sus propios estados emocionales y los de los demás.

Por otro lado nuestra vocación natural por el cuidado del hogar y de la familia nos ha hecho desarrollar capacidades de optimización de tiempos, flexibilidad y resistencia, que nos han servido y nos sirven para compatibilizarlas con un desarrollo profesional.

W.- ¿Qué ventajas reporta en las empresas que las mujeres accedan a puestos en los Consejos de Administración?

M.C.- Podemos encontrar múltiples estudios que avalan que la incorporación de mujeres en Consejos de Administración de empresas aporta un valor diferencial clave. En mi opinión, la ventaja competitiva por excelencia es la diversidad.

Las empresas con equipos mixtos son más capaces de innovar y de ir por delante en el mercado

Las mujeres tenemos una manera distinta de ver el mercado y nos atraen productos y servicios diferentes que a los hombres. Esto, unido a que podemos aportar nuevas características de liderazgo, hace que las empresas con equipos mixtos sean más capaces de innovar y de ir por delante en un mercado que cambia hoy más que nunca.

Estoy convencida de que el talento femenino debe llegar a los Consejos de Administración por necesidades mercado y de aportación de valor al negocio, además de equilibrar de una manera natural la desigualdad de géneros.

Las organizaciones que logren poner en marcha acciones para identificar, apoyar y desarrollar el talento femenino, podrán aprovecharse de la ventaja competitiva de la diversidad y estarán más cerca de conseguir el objetivo -fijado por la Ley de Igualdad- de contar con un 40% de mujeres en los Consejos de Administración de las sociedades cotizadas- sin tener la cuota como el driver principal.

W.- ¿Cuáles son los hándicaps a los que se enfrentan las mujeres a la hora de acceder a los puestos de alta dirección?

M.C.- Visibilidad, capacidad de negociación y trabajo en equipo en el entorno familiar.
Las mujeres en general se centran más en el desarrollo de su trabajo que en las relaciones personales dentro del ámbito profesional. No suelen pedir ascensos o negociar cómo ser más productivas conciliando mejor la vida personal y la profesional.

El sentimiento de no poder conciliar la vida laboral y familiar frena a muchas mujeres a promocionarse dentro de la empresa porque sienten que la mochila familiar les pesa lo suficiente como para cargarse a los hombros otra en el ámbito profesional.

Hoy en día todavía existe recorrido por parte de toda la sociedad para que el trabajo en equipo se interiorice también en la vida familiar. El rol de la mujer y del hombre debe estar equilibrado en las tareas y responsabilidades familiares.

Por otro lado, en muchas organizaciones existe todavía una cultura masculinizada que promueve que la mujer se paralice en su progresión hacia puestos directivos, ya que se sienten poco respaldadas en las estructuras formales y optan por desarrollar su realización profesional en las estructuras más informales y de influencia. Una vez más, ocultan su talento en las estructuras formales como son puestos directivos o de responsabilidad directa en el negocio.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí