Atletas Corporativos, ¿entrenamos nuestra energía vital?

Miércoles, 28 Diciembre 2016

1612-atletascorporativos

Cada nuevo año nos planteamos la lista de objetivos y uno de los que siempre aparece en ella suele ser la "Práctica Deportiva", no obstante, muchos de los abandonos tempranos de la misma suelen deberse a la desmotivación porque no hemos sabido dar el enfoque adecuado. La mujer profesional no debería plantearse practicar ejercicio únicamente por la parte física, también desde el punto de vista de la mejora de nuestro bienestar y cómo este impacta en nuestras diferentes facetas, tanto en la personal como en nuestra carrera profesional. Tener una visión más holística, que integre no solo la dimensión física, sino la emocional, mental y espiritual nos ayudará a trazar mejor el plan de acción.

Me gusta el término "Atleta Corporativo" acuñado por Groppel en su obra "The Corporate Athlete", atraída por el paralelismo existente entre las claves del éxito de un atleta profesional y su extrapolación a la carrera profesional profesional. Como bien manifiesta en su libro, "debemos estar bien entrenados física, mental y emocionalmente para poder afrontar el estrés al que nos enfrentamos en nuestro trabajo diario".

Publicidad

Es necesario entonces poder contar con un programa de entrenamiento físico, psicológico y nutricional de carácter personal que nos ayude a mantener nuestro nivel de energía, a manejar y recuperarnos del estrés y enfrentarnos de una manera más positiva a nuestro día a día con el fin de dar la mejor versión de nosotros mismos.

La primera pregunta que nos deberíamos plantear es ¿cuánto estamos dispuestos a invertir en mantener una disciplina en el cuidado del cuerpo y mente? o bien, ¿cuál es la relación actual con nuestro cuerpo y nuestra mente?

El objetivo final es mantener la energía vital y un estado de salud óptimo que nos permita mantener el foco mental, la atención y la concentración en la tarea ante el gasto de energía (estrés), poniendo especial énfasis en la renovación de esa energía que ha quedado estancada.

¿Qué podemos hacer para mantener nuestra energía vital?

Actuar sobre el cuerpo y la mente. Se trata de llevar un estilo de vida sano y sostenible, donde exista equilibrio entre nuestra carrera profesional y el descanso, entre la actividad física y la relajación mental.

Diseña tu plan de entrenamiento como si fuera un Business plan de acción para cada dimensión:

1. Física. Establece un programa fácil y sencillo que se adapte a tus necesidades. Una sesión de 30 minutos de entrenamientos cortos y focalizados es suficiente o bien una caminata de unos 40 minutos. Existen infinidad de recursos, no obstante, soy partidaria de una pequeña entrevista con un profesional para que nos haga un programa diseñado en base a nuestras cualidades, objetivos y necesidades. A partir de aquí, podrás gestionarte tus sesiones adaptadas a tus ritmos, sin necesidad en muchas ocasiones de pisar un gimnasio, ni contar con un amplio espacio o demasiado equipamiento.

2. Mental y Espiritual. Introduce en tu plan una sesión de ejercicios de relajación, visualización y meditación, te ayudará a canalizar mejor tu energía.

¿Qué rutinas podemos incorporar? Yoga y Meditación. Está más que demostrado el impacto del yoga sobre la salud, nos ayuda a armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu. Su práctica ayuda a erradicar el estrés, la hiperactividad, la reactividad y el malhumor, dotándonos de mayor energía, relajación y salud. Al igual que con la meditación, no es necesario ser grandes expertos, dedicar unos minutos al día, bien al levantarnos o antes de acostarnos, a practicar algunas respiraciones profundas o algunos saludos al sol nos pueden ayudar a mover esa energía estancada.

3. Emocional. La ciencia occidental ha demostrado que lo que más nos desgasta enérgicamente son los pensamientos negativos. Piensa en positivo y aprende a canalizar mejor tus emociones y sentimientos.

Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus acciones porque se convertirán en hábitos. Cuida tus hábitos porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque determinará tu destino y tu destino será tu vida, Mahatma Gandhi

4. Nutricional. Aprende a llevar una alimentación más consciente. Uno de los factores más importantes para obtener grandes resultados deportivos es la dieta, la cual deberá estar dotada de los nutrientes adecuados que nos proporcionarán esa energía necesaria para rendir al máximo. Existe una relación directa entre la nutrición, las emociones y nuestro nivel de salud y energía vital, por ello es importante hacer las paces con la misma, escuchar nuestro organismo y proporcionarle lo que necesita en cada momento a través de una nutrición más natural y energética. Lo que comes no es inocente, tiene un impacto sobre tu bioquímica y en última instancia sobre tu vitalidad.

5. Descanso. No quiero dejar atrás su importancia, cuida que tu sueño sea reparador, deberíamos consagrarlo como un ritual y prepararnos para el mismo, fase importantísima para todo atleta.

¿Qué resultados podemos conseguir?

Con un buen programa de entrenamiento holístico, diseñado en base a nuestras propias necesidades e incluso teniendo en cuenta nuestra carrera profesional, podremos disfrutar de resultados a corto plazo: mejora el rendimiento, reduce el tiempo de recuperación, mayor claridad mental, mayor concentración, mejora el foco mental, mejora el humor, mejora nuestro tiempo de reacción, menor ansiedad, menor fatiga, menor pereza y menos desánimo, disminuye el riesgo de padecer determinadas enfermedades, entre otros.

Teniendo en cuenta las reflexiones planteadas en anteriores entradas, como organización también tenemos una responsabilidad compartida en este ámbito. Podríamos fomentar programas que contribuyan a promover el crecimiento personal de nuestros colaboradores a través de pautas activas que ayuden en el cambio de hábitos y comportamientos, mejorando de esta manera el rendimiento y el bienestar de la mujer profesional, que se encuentra íntimamente conectado con la productividad. Profundizaré en ello en otras entradas.

Pasión y fuerza, criterios para tener una visión y un objetivo y encarnarlo en una realidad. ¿Comenzamos el 2017 mimándonos como un "Atleta Deportivo"?


Tribuna escrita por Fayna Pulido Ramírez, acreditada en Felicidad en el Trabajo por "iOpener Institute for People and PerformanceTM"

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí