El ictus y las mujeres

Miércoles, 23 Noviembre 2016

ictus

Como todas sabéis, Womenalia es una red que ayuda a que la mujer profesional alcance todos sus objetivos y llegue hasta dónde quiera. Hoy os traemos un tema que no va a afectar directamente a vuestra carrera profesional, pero sí tendrá una importante influencia en vuestra vida. ¿Sabíais que el ictus es la primera causa de muerte de las mujeres? Hoy Carmen Aleix,
Presidenta de la Federación Española del Ictus, acerca esta enfermedad a todas las usuarias de Womenalia: 

Muchas veces nos preguntamos por qué razón las mujeres tenemos más números en la lotería del ictus. Las razones son muchas y variadas: económicas, sociales, habituales, e incluso fisiológicas.

Publicidad

Ser el género más afectado no implica sólo una mayor ocurrencia de la enfermedad, sino factores desfavorables en varios ámbitos que desembocan en una mayor dependencia, o incluso mayores posibilidades de tener una recaída.

Si empezamos por los temas fisiológicos, es importante saber que las mujeres estamos protegidas por las hormonas sexuales, por lo que tras la menopausia el riesgo de padecer un ictus aumenta. Hemos de tener en cuenta que cada vez se viven más años, y la incidencia del ictus aumenta con la edad.

En las mujeres en edad fértil hay otros factores de riesgo, como los anticonceptivos orales, que pueden aumentar hasta 3 veces las posibilidades de sufrir un ictus isquémico, y el embarazo, que incrementa el riesgo de formación de trombos.

Entre las razones sociales destaca el elevado número de mujeres mayores que viven solas, lo que se traduce en una demora en el tiempo en diagnosticar un ictus, por lo que el acceso al tratamiento inmediato se retrasa. Y ya sabemos que las 4 primeras horas son claves para aumentar las posibilidades de evitar secuelas.

Los hábitos también son importantes a la hora de prevenir los accidentes cerebrovasculares: el consumo de alcohol, tabaco (el tabaquismo ha aumentado considerablemente entre la población femenina en los últimos años), los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria, son factores de riesgo que provocan una mayor incidencia del ictus.

Es imprescindible informar y formar en los síntomas y, sobre todo, es urgente la creación de protocolos de rehabilitación específicos para el colectivo femenino.

La exposición fotográfica solidaria "Historias de un Ictus" de la FEI tiene ese objetivo: dar a conocer las personas detrás de las estadísticas, las que deben ser tratadas y las que necesitan de la rehabilitación para mejorar su calidad de vida. Personas que, en muchos casos (de nuevo las mujeres como cuidadoras), dejan todo para cuidar a los familiares enfermos.

La creación de unidades de ictus, la formación, la prevención y la concienciación son elementos necesarios para mejorar la vida de todos los pacientes, pero no suficientes. Porque no hay que llevarse a engaño, las mujeres nos vemos afectadas no solo por los ictus que padecemos sino por los que padecen nuestros familiares. Y esto es algo que, en muchas ocasiones, se puede y debe evitar con unos Servicios Sociales que puedan ofrecer ayuda en su situación ya sea legal, laboral, económica, relacional etc.


Tribuna escrita por Carmen Aleix, Presidenta de la Federación Española del Ictus

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí