Paralímpicos Río 2016: Las 31 medallas que impulsan el deporte como profesión

Martes, 20 Septiembre 2016

1609-not-deprofesiondeportista-teresaTeresa Perales

Los Juegos Paralímpicos de Río tocaron a su fin. El equipo español acabó su participación con un total de 31 metales (9 oros, 14 platas y 8 bronces). De estas 31 medallas, 15 fueron conseguidas en competiciones femeninas, otras 15 en competiciones masculinas y 1 en mixta. Como en otras ediciones, el equipo de natación español obtuvo 17 medallas, destacando a Teresa Perales con un oro y tres platas. Su palmarés personal asciende a 26 metales, casi rozando el récord de Michael Phelps (con 28 metales). Como ella misma ha confesado en Río se llevó uno de las mejores enseñanzas: aprender a no ganar. En estos Juegos Paralímpicos experimentó lo que es no subirse a un pódium y se llevó un gran aprendizaje. Además, pudo transmitírselo a su hijo de seis años, con el que habló sobre lo que significa dejar de ganar, pero no perder. En la piscina también consiguieron medallas Sarai Gascón (3 platas), Michelle Alonso (1 oro), Nuria Marqués (1 oro y 1 plata), María Delgado (2 bronces) y Ariadna Edo (1 bronce). A estos metales se sumaron el bronce de Izaskun Oses en los 1.500 metros y el oro de Elena Congost, convirtiéndose en la primera atleta paralímpica en lograr la máxima condecoración en maratón.

Pero después de los juegos, ¿cómo sigue la vida para todos estos deportistas? ¿Cuál es su día a día? Son muchos los profesionales los que dedican su vida al deporte. Su preparación física y mental no entiende de festivos ni de vacaciones, ni siquiera de horarios laborales. Como las 8 horas diarias, los 7 días a la semana que entrena otra de nuestras mejores nadadoras, Mireia Belmonte. ¿Es posible hacer del deporte tu profesión?

Publicidad

Atleta de profesión

El deporte es una profesión más. "El primer problema es que muchos de los propios deportistas no consideran que el deporte es su trabajo hasta que se plantean su retirada del mismo", nos cuentan desde el proyecto "Patrocina un deportista", que busca empresas que aportaran dinero permitiendo que algunos deportistas pudieran participar en los Juegos Olímpicos de Río. Es precisamente en el fin de su carrera cuando aparece una importante pregunta: ¿y ahora qué hago? Aunque cada vez son más los deportistas que compatibilizan su profesión con una formación académica, carecen de uno de los principales requisitos de las empresas a la hora de seleccionar un candidato: la experiencia. Eso sí, cuentan con valores muy positivos que toda empresa quiere en su equipo: autodisciplina, trabajo en equipo o motivación son algunos de ellos.1609-not-deprofesiondeportistaMaialen Chourraut y su hija

"Los deportistas tienen que entender que son una empresa desde el momento en que deciden dedicarse al deporte profesionalmente. Tienen un producto que son ellos mismos y por el que hay quien está dispuesto a pagar, ya sea en forma de compra de entradas, de patrocinios, de acuerdos de representación de marca, de conferencias motivadoras o de intercambio de servicios. Lo que han de hacer es rodearse de un equipo y sacar el máximo partido a cada uno de ellos", aconsejan desde Patrocina a un deportista. Además, recuerdan que han de venderse como marca y encontrar su pasión dentro de su ámbito.

"Los deportistas son los únicos que trabajan más que los autónomos. Los empresarios pueden relajarse en algún momento. Ellos trabajan 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año cuidando su instrumento de trabajo que es su cuerpo", añaden. Además, aquellos que necesitan compatibilizar su trabajo con el deporte se encuentran con un importante problema. Madrugones, flexibilidad laboral y grandes esfuerzos para llegar a todo están entre su día a día. Maialen Chourraut, oro en los Juegos Olímpicos y madre de una niña de tres años, reclamó tras ganar la medalla las dificultades para conciliar vida familiar y personal si eres madre y deportista. Pero a pesar de las dificultades, manda un mensaje positivo que puede servir para cualquier madre trabajadora: "Yo me propuse ser madre y deportista y lo he conseguido. Eso sí, hace falta una buena organización, muchas ganas y atreverse a hacerlo".

Cualquier profesión está acompañada de grandes dosis de esfuerzo y de obstáculos que hay que atravesar. Conciliar vida profesional y familiar no es fácil para muchos de nosotros, pero poco a poco se van dando pequeños pasos. Ejemplos como el de Maialen sirven para demostrar que no hay nada imposible y que podremos alcanzar todos nuestros sueños.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí