Woman tax o tasa rosa: Cuando las mujeres pagamos más por lo mismo

Jueves, 04 Mayo 2017

Women tax

Woman tax, Pink tax o tasa rosa

¿Qué es la tasa rosa? ¿Cual es la de definición de este concepto, también conocido como pink tax o woman tax? Se trata de una tasa "invisible" que grava más caros los productos femeninos, cuyo homólogo masculino es más barato. Un impuesto que no se reduce a un determinado tipo de productos, pues los hay desde bienes cosméticos e higiene, moda, hasta servicios como peluquería, tintorería, o incluso hipotecas. ¿Qué está ocurriendo? Que la mujer paga más por una cuchilla de afeitar rosa, que por la misma cuchilla en color azul. ¿La diferencia? A quién va "supuestamente" dirigido cada producto.. En resumen, una tasa o impuesto a los productos por los que si eres mujer pagas más.

Año 1995, California. Un estudio revela que las mujeres pagan hasta 1.351 dólares más al año por la versión femenina de productos similares masculinos. Ante esta injusticia, al siguiente año se hace efectiva la ley gender pricing, una ley que vela por eliminar la guerra de precios por género. Sin embargo, en 2015, veinte años después de este suceso la desigualdad de género de precios sigue siendo una realidad en una gran mayoría de países.

Publicidad

Se conoce como la pink tax, woman tax o tasa rosa, entre otros nombres que se la ha atribuido a este movimiento de desigualdad. Se trata de un impuesto "invisible" que grava más caros los productos femeninos, cuyo homólogo masculino es más barato. Un impuesto que no se reduce a un determinado tipo de productos, pues los hay desde bienes cosméticos e higiene, moda, hasta servicios como peluquería, tintorería, o incluso hipotecas. ¿Qué está ocurriendo? Que la mujer paga más por una cuchilla de afeitar rosa, que por la misma cuchilla en color azul. ¿La diferencia? A quién va "supuestamente" dirigido cada producto.

Pero aún hay más. En 1998 comienza a aplicarse la gender pricing en la ciudad de Nueva York, cuyas multas ascendían hasta 4.000 dólares. Años después, en 2005 se realiza una propuesta de ley para multar la discriminación de precios en Canadá. El caso salta a Europa y en 2010 se comienza a analizar una propuesta de ley para la equidad de género en precios de productos y servicios, promovida por la abogada francesa Helene Masse- Dessen. El asunto llega hasta la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, que en 2012 establece que no pueda haber diferencias entre seguros médicos. Prohíbe el gender pricing para establecer el unisex pricing entre las principales compañías aseguradoras. Y vamos llegando hasta nuestros días, desde 2014 se aplica en EEUU el Affordable Care Act para eliminar la discriminación por género en los seguros médicos.

¿Por qué si eres mujer pagas más? La explicación del woman tax

1511-cuchillasAnte el evidente poder de consumo que poseemos las mujeres, pues tomamos el 80% de las decisiones de compra, desde empresas y áreas de marketing han afilado sus estrategias por adaptarse al mercado femenino. El problema surge cuando esas campañas y estrategias, (dirigidas por hombres en su mayoría), consisten en teñir de rosa un producto propiamente masculino. Además, las mujeres ejercen una increíble influencia social a la hora de recomendar productos en las redes sociales y otras vías de comunicación, pudiendo cambiar incluso la percepción de una marca a otra e incluso hacer que se deje de comprar cierto producto si no responde a una serie de condiciones de calidad. Aquí es donde reside uno de los motivos: al parecer la mujer estaría dispuesta a pagar más caro por un producto si atiende a ciertos cánones de calidad/precio.

Sin embargo, esta guerra de precios se desenvuelve en un entorno inhóspito para la equidad de género en cuanto a condiciones laborales. Pues hoy en día todavía vivimos situaciones de desigualdad respecto a brecha salarial y acceso a la alta dirección. Atendiendo a los datos del informe Brecha salarial de género y brecha salarial por maternidad presentado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo), con motivo del Día Internacional de la Mujer, encontramos que:

  • Las mujeres españolas cobran un 17 % menos que los hombres por hacer el mismo trabajo.
  • Las mujeres que tienen hijos cobran un 5 % menos que las que no los tienen.
  • En Europa, la brecha salarial entre hombres y mujeres es de un 19% y en EEUU llega hasta el 36%.
  • El escenario más pesimista es que todavía pasarán siete décadas, concretamente 71 años hasta que desaparezca la brecha salarial.
  • Según la ONU, a pesar de que la mitad de la población sean mujeres, estas solo acumulamos el 1% de la riqueza mundial.

1511-pink-taxY ante estos datos... todavía las mujeres pagan más por los mismos productos masculinos en su versión femenina. ¿Por qué el rosa es más caro? Hace apenas un año, la revista FORBES denunciaba que las mujeres llegan a pagar cerca de 1.400 dólares más que los hombres por idénticos productos.

En consecuencia, ya son varios los movimientos los que tratan de denunciar y eliminar la guerra de precios. Uno de los más grandes es el movimiento francés Georgette Sand. A modo de curiosidad, este nombre hace honor a la escritora Amandine Aurore Lucile Dupin, que utilizaba ese nombre o pseudónimo para poder publicar libros de calidad. Esta asociación fundada por Geraldine Frank, tiene como misión denunciar el incremento de precios en productos de color rosa para ellas, pues el fabricante puede llegar a ganar hasta un 50% y 75% más. Esta iniciativa recogió 45000 firmas en Change.Org y se presentaron al Ministro de economía francés, iniciando una línea de investigación en los supermercados Monoprix.

El movimiento saltó a Twitter bajo hashtags como #taxerose o #womantax y también en el perfil de Tumblr The Woman Tax. En ellos podemos encontrar ejemplos de productos y las diferencias entre si son para hombres o para mujeres.

Seguramente nos venga a la cabeza la existencia de productos en los que ocurre lo contrario, por ejemplo en la moda femenina, que podría darse el caso de ser más barata. Pero el objetivo de la tasa rosa no es otro que el de denunciar la diferencia económica entre productos similares cuya única diferencia es la del color, que suele marcar además el género.

¿Cómo evitar la tasa rosa?

  • En primer lugar, identificando aquellos productos en los que puede existir el incremento de precio.
  • Tomar la decisión de no comprar los productos pink tax en caso de que sean más caros.
  • Podemos buscar su homólogo masculino e incluso comprarlo.
  • Practicar el Smar Buying/Compra inteligente.
  • Aportar nuestro granito de arena difundiendo una foto de la diferencia y guerra de precios en las redes sociales con los hashtags #pinktax.
  • Celebrar el Unisex Pricing/Precio único.

¿En qué productos podemos encontrar la tasa rosa?

Veamos algunos ejemplos de productos y servicios en los que existe la tasa rosa:

  • Productos cosméticos y de higiene: la diferencia puede llegar hasta un 40% en colonias y hasta el 50% en hidratantes. Ejemplos, un perfume de 100ml cuesta para hombres 58,6€, para mujeres 101,9€
  • Productos de higiene: un 25% más caros nos pueden costar los desodorantes, cera de depilar, espuma de afeitar, en el caso de las cuchillas un 60% más caras. Ejemplo, las cuchillas para hombres cuestan 0,49€ y para mujeres, 0,70€.
  • Lavar en tintorería: hasta el doble puede llegar a pagar una mujer por la limpieza de una camisa.
  • Peluquerías: el corte de pelo también es diferente entre unos y otros, da igual que el pelo sea largo en un hombre, pues será más barato que el pelo corto de una mujer, llegando a una diferencia del 80% de incremento.
  • Talleres mecánicos: en EEUU las reparaciones en coches de mujeres pueden llegar a ser 200 dólares más caros que las de los hombres.
  • Seguros médicos y de coches: como hablábamos al principio, el 92% de las empresas gravan más caros los seguros para mujeres.
  • Hipotecas: se discrimina porque las mujeres "negociamos peor" las condiciones de una hipoteca, porque no pedimos descuentos ni regateamos.

Más ejemplos en el siguiente vídeo:

Y vosotras, ¿qué pensáis de la tasa rosa? ¿Dejaríais de comprar un producto ante la guerra de precios?


Artículo escrito por Desireé García, Coordinadora de Contenidos y Comunicación en Womenalia

Publicidad
4 Comentarios
  • Beatriz Martín González
    Es importante difundir esta información para evitar que se siga produciendo. ¡Buen trabajo de investigación!
    Sábado, Nov 21 2015 9:42:12pm
  • Desireé García -> Beatriz Martín González
    Gracias Beatriz! Prestaremos atención a este tema, si encontráis cosas hacérsnoslas llegar y las compartimos entre todas :)
    Lunes, Nov 23 2015 11:09:42am
  • S T
    Guau, fantástico artículo, con pruebas evidentes del impuesto escondido que nos hacen pagar ¡por ser mujer!.
    Jueves, Nov 19 2015 6:37:40am
  • Desireé García -> S T
    Gracias MDolores! Desde luego que es impactante que sucedan estas cosas, seguiremos informando ;)
    Jueves, Nov 19 2015 10:40:22am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí