Los procesos de selección: antes, durante y después de una entrevista

Viernes, 31 Mayo 2019

Página 1 de 2
1504-not-dinamica-grupo

 

Primera barrera superada, has trabajado en tu marca personal, has actualizado tus redes, has cuidado tus contactos virtuales y te estás haciendo una experta en eso del networking. Por fin todo el trabajo ha dado sus frutos y se han fijado en ti. Un reclutador ha considerado tu perfil y decide llamarte para hacerse una primera impresión de cómo eres.

Publicidad

#Primer contacto: antes de la entrevista

El primer contacto siempre suele ser a través de una llamada telefónica, por supuesto ten en cuenta que habrá visto tus redes sociales, currículum, etc. ¿Cómo abarcarla? Escucha atentamente lo que tiene que decirte y mantén su interés para seguir a la siguiente fase, que será la entrevista presencial.

#Siguiente paso: la entrevista

Ha llegado el momento de poder demostrar tus valores y capacidades para el puesto de trabajo en el que te han solicitado, de crear una experiencia óptima con el seleccionador, en el que las expectativas producidas gracias a tu currículum se vean equilibradas incluso mejoradas con tu puesta en escena.

Pero no debes olvidar que hoy más que nunca los directores de recursos humanos ya no buscan solamente expedientes brillantes en cuanto a conocimientos, buscan también personas con habilidades sociales, actitudes, en definitiva, competencias más allá de la formación académica.


Accede a

boton-tip


Por tanto, tal y como nos descubre Víctor Candel en la guía “Rumbo al empleo 2.0” publicada por la escuela de negocios IMF –Formación, es probable que la tendencia nos lleve a tener dos tipos de entrevista, por un lado las entrevistas tradicionales o curriculares, que tratan de exponer los conocimientos del candidato, su experiencia y desempeño; y las entrevistas por competencias, cuyo objetivo será el de identificar “competencias profesionales, personales e interpersonales, conductas y actitudes que puedan llevar al candidato al desempeño con éxito”.

Recuerda que los conocimientos sobre un puesto se pueden adquirir, pero las competencias son más difíciles de desarrollar.
Publicidad
1 Comentarios
  • Yolanda Pérez
    Muy buen artículo. práctico y concreto. Gracias.
    Jueves, Abr 28 2016 6:16:01pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí