Cómo comunicarte eficazmente en el trabajo

Lunes, 18 Mayo 2020

comunicacion-eficaz

¿Sabías que entre un 65 y un 80% del total de nuestra comunicación con los demás es no verbal? Como seres sociales que somos todos tenemos habilidades para la comunicación, no obstante, trasladado al ámbito laboral, en el deseo de expresarnos, en ocasiones, influirá nuestro estatus y el rol que desempeñemos dentro de la compañía. De ahí la relevancia de alcanzar un trabajo colaborativo y en equipo que permita el correcto proceso comunicativo entre todos.

De hecho, mientras que en un minuto somos capaces de pensar entre 400 y 500 palabras, finalmente solo somos capaces de articular entre 125 y 150, por lo que a veces podemos dejar mensajes incompletos o transmitirlos de manera equívoca.

Publicidad

Según un estudio reciente, en los departamentos de recursos humanos de empresas suecas, a la hora de seleccionar un candidato para un determinado puesto de trabajo, se otorga hasta un 70% de importancia a las habilidades sociales y competencias individuales, por encima de los conocimientos y formación requerida para el empleo.

Los retos de las compañías de hoy pasan por obtener una comunicación interna fluida entre sus empleados, de manera que se construyan equipos competentes capaces de transmitir sus opiniones y propuestas, desde el respeto, la profesionalidad y el objetivo común de la organización. Adquirir una comunicación eficaz entre los miembros será clave para liderar con éxito cualquier gestión del cambio y de la diversidad.

Tipos de comunicación
El proceso de comunicación implica tanto lo que decimos como lo que no decimos. Incluso en muchas situaciones, nuestra comunicación corporal dice mucho más de lo que nuestras propias palabras quieren transmitir, algo que puede darnos muchas pistas sobre el mensaje de nuestro emisor.

Para que una comunicación sea eficaz, los mensajes que transmitimos tanto verbales como no verbales deben coincidir entre sí. ¿Qué implica cada tipo de comunicación?

  • Comunicación verbal: tiene que ver con las palabras que articulamos, así como el tono de voz al expresarlas.
  • Comunicación no verbal: intervienen el contacto visual, los gestos faciales y expresión de la cara, los movimientos de manos y brazos, la postura y distancia corporal.

Cómo influye en el trabajo una correcta comunicación y cómo evitar conflictos

Existen diversos factores que influyen a la hora de expresarnos correctamente y con claridad entre los miembros de un equipo, pudiendo llevar a situaciones de malentendidos y de conflictos interpersonales. Trabajar en la comunicación nos ayudará a salvaguardar estos momentos.

Los más comunes son miedo a hablar en público, no saber cómo enfrentarnos a los demás sin crear un entorno hostil al expresar nuestras ideas, desconocer cómo dirigirnos a nuestros superiores y compañeros, dificultad para gestionar las críticas y las expresiones negativas, complejidad para expresar nuestras disconformidades con el resto, etc.

Para ello debemos trabajar en diversas técnicas para lograr la comunicación:

1411-not-las-mujeres-jovenes-lideresTécnicas de comunicación eficaz

La escucha activa: consiste en saber escuchar e interpretar tanto lo que dice nuestro interlocutor, como los sentimientos, ideas y pensamientos que está expresando en la dirección que lo está comunicando. Es decir, lo que subyace a lo que está diciendo. En resumen, significa dar sentido a lo que estamos escuchando. De sobra sabemos que no es lo mismo oír (percibir vibraciones de sonido), que escuchar (entender y comprender lo que se oye). Incluso durante el proceso de escucha activa actúa el factor empatía, esto es, ponernos en el lugar de la otra persona.

La capacidad de observar a nuestro emisor mientras se comunica, requiere de una disposición psicológica, es decir, prepararnos interiormente para interpretar los mensajes. Asimismo, mientras el otro comunica, nuestro papel como receptor es mostrar a través de la comunicación no verbal que estamos entendiendo lo que nos dice a través de gestos, etc. y a través de palabras de asentimiento.

Qué no debemos hacer durante la escucha activa: interrumpir a nuestro interlocutor, juzgar, rechazar lo que nos comunica, distraernos procurando mantener la atención durante todo el mensaje, contraargumentar o dar repuestas para todo.

Beneficios de una comunicación eficaz

  • Favorece el trabajo en equipo.
  • Se consiguen los logros de manera colaborativa.
  • Evita los malentendidos y aclara detalles.
  • Evita los daños en las relaciones interpersonales.
  • Permite una mayor coordinación entre las funciones de los miembros de un equipo.
  • Nos facilita la obtención de feedback.
  • Salva situaciones de conflicto.

10 Consejos para lograr una comunicación efectiva

1.- Transmitir nuestro mensaje de manera clara, concisa y específica. Configurar un mensaje breve sobre lo que vamos a decir, será siempre más eficaz. Para ello, piensa antes lo que quieres comunicar en pocas palabras y sin dejar lugar a dudas. Recuerda no repetir lo mismo varias veces o con distintas palabras porque podemos provocar cierta animadversión en quien te escucha.

2.- Para poner en situación a nuestro interlocutor al comenzar nuestro discurso, decir lo más importante al principio, ya que los niveles de atención de nuestro receptor son más altos al principio de la narración, a mitad de mensaje suelen caer los niveles de atención y al final del mismo también. Exponiendo al principio nuestro mensaje dejamos claro nuestro objetivo comunicativo.

3.- Cuida tu actitud mientras la otra persona te habla, prestando atención a tu lenguaje corporal, manteniendo contacto visual con nuestro emisor y no te distraigas con el móvil o consultando emails. Del mismo modo, cuando estés hablando tú cuida tu tono de voz, tus gestos y tus palabras, así como el volumen y el grado de emoción, cualquier sensación de hostilidad será mal recibida por el entorno y esto desviará la atención de tu mensaje. Trabaja en reconducirla. Piensa en cómo te gustaría que te hablasen a ti y haz lo propio con los demás.

4.- Procura que tu discurso sea en positivo, es decir, el objetivo de la comunicación es llegar al entendimiento y a la consecución de objetivos de éxito comunes, por tanto una crítica que no sea constructiva nos dirigirá lejos de nuestra finalidad.

5.- Evita los cotilleos en grupos, esto nunca favorece al clima laboral entre empleados. Los posibles conflictos se han de solventar in situ, hablar frente a frente, con tranquilidad, exponiendo los hechos y con una actitud conciliadora. De nada sirve criticar por las esquinas a un compañero, al fin y al cabo, las interpretaciones pueden dar lugar a malos entendidos, y al mismo tiempo, pueden estar actuando factores externos que no guardan relación con el trabajo y que no siempre tenemos la misma capacidad para relativizar los mensajes no verbales.

6.- Elige un entorno y lugar adecuados según las comunicaciones, el ambiente, el ruido y el nivel de intimidad para expresar influyen en nuestro discurso. Así como, cuando sea una crítica, comunicarla en privado; si es un elogio, podemos hacerlo delante del grupo y/o con personas significativas de la compañía. Si llega a discusión, pedir que se siga con el tema más tarde.

7.- Cuando tengas que dar una mala noticia, interiorízala y exprésala como tal cual sea y habla primero con la persona afectada, sin rodeos, ni excusas. Evita emails con críticas negativas con copia a toda la oficina, especialmente cuando ni siquiera están involucradas. Es preferible hablarlo en directo y a solas. De igual manera, si tienes algún desacuerdo con tu superior no lo expongas delante de tus compañeros para desaprobarlo, abórdalo de primera mano con él antes.

8.- Evita criticar a las personas por lo que son, ve a lo que hacen que es realmente lo que hay que cambiar y/o mejorar. Asimismo, no generalices ya que esto puede conducir a construir famas injustas sobre personas que no son ciertas y que conforman etiquetas. Sé justo y honesto como te gustaría que fueran contigo.

1402-not-cinco-consejos-enamorarte-trabajo9.- Al exponer tu mensaje, haz partícipe a tu audiencia (cuando se pueda o se deba) invitándoles a aclarar puntos que se hayan quedado sin solventar con preguntas abiertas.

10.- Debatir los problemas de uno en uno para poder solucionarlos, asimismo, no sacar temas del pasado que ya se solventaron para hacer más leña del árbol caído. Airear trapos sucios no es productivo ni provechoso para las compañías. Sí pueden servir de ejemplo para no cometer errores o para destacar actitudes positivas.

Comunicar no es fácil y es todo un reto, un proceso en el que debemos trabajar diariamente, ya que una vez expuesto el mensaje es muy complicado volver a atrás y cambiar el discurso o nuestra imagen. No acumules emociones negativas sin comunicarlas, ya que en el momento que no puedas controlarlas, se producirá un estallido sin vuelta atrás. Tómate tu tiempo para expresarte y ponle sentido del humor a las situaciones de conflicto. Y recuerda, haz de tu entorno laboral un lugar al que quieras volver siempre y puedas disfrutar trabajando.

Publicidad
2 Comentarios
  • Rut
    Muy de acuerdo, todo lo que hagamos sea con alegría y para mejorar la situación no para empeorarla y....siempre con una sonrisa.
    Lunes, Mar 30 2015 1:00:39pm
  • Desireé García -> Rut
    Gracias Rut, desde luego que con una buena predisposición, todo es posible!
    Lunes, Mar 30 2015 2:21:50pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí