El camino a la felicidad depende de ti

Lunes, 18 Mayo 2020

1411-hew-pensamiento-positivoSegún un reciente estudio de investigadores de la Universidad de Yale (EEUU) el 80% del éxito personal y profesional depende de emociones positivas, porque guían hacia una determinada forma de actuar y responder a situaciones favorables o desfavorables.

Todos conocemos en nuestro entorno, personas no especialmente brillantes, que han alcanzado el éxito, superando a otras, teóricamente más capacitadas. ¿Por qué? Porque están más dotados para adaptarse. Para muchos expertos la psicología y el desarrollo profesional están profundamente asociados, hasta tal punto que quienes tienen emociones predominantemente positivas suelen alcanzar el éxito en el trabajo más fácilmente, independientemente de su cualificación o, incluso, de sus capacidades individuales. Por tanto el éxito es, en realidad y fundamentalmente, una actitud.

Publicidad

Las personas más vulnerables o emocionalmente sensibles tienen más propensión a desarrollar problemas de depresión y ansiedad cuando se encuentran con situaciones estresantes. De hecho, estas personas suelen estar más dotadas para la creatividad y la innovación, pero se bloquean con mayor facilidad, convirtiendo su "ventaja competitiva" de nacimiento, en un factor invisible, debido a su dificultad para manejar las situaciones complejas: el estrés, la presión o la negatividad del entorno, lo que les genera miedos personales y laborales. Mientras que aquellos cuyas emociones son más estables, con una buena capacidad para manejar sus emociones y planear su vida, resistir sus impulsos y funcionar de una manera flexible y a la vez controlada, suelen alcanzar con mayor facilidad sus metas, ya que eliminan los obstáculos mentales, quedándose tan solo con los objetivos. De este modo todos los expertos apuntan que quienes tienen emociones positivas suelen alcanzar el éxito en el trabajo más fácilmente.

Aquellas personas con buena capacidad para manejar sus emociones suelen alcanzar con mayor facilidad sus metas, porque eliminan los obstáculos mentales

Pero, ¿qué ocurre si no somos positivos por naturaleza? Independientemente de las características innatas, existen formas de entrenar la mente para encontrar este anhelado equilibrio emocional. Algunas de ellas, según publica el libro "Emotional First Aid" son:

1. Trabaja tu seguridad para aprender a tomar buenas decisiones. Si te sientes segura, aprendes a ver el lado bueno de las cosas y desarrollas una mayor confianza estarás en un estado emocional más equilibrado y por tanto tomarás decisiones mucho más asertivas.

1501-not-exito2. No actúes precipitadamente ni te dejes abrumar por el entorno. Actuar por impulsos es muy arriesgado, especialmente si eres una persona emotiva. Intenta tomarte tu tiempo para canalizar tus emociones y ampliar la perspectiva. Esto no quiere decir que las personas emocionalmente estables no sientan ira o temor, sino simplemente que cuando lo hacen intentan controlarlo y se resisten a actuar en consecuencia.

3. Vive el momento y trata de no preocuparte en exceso por el futuro. El futuro debe ser visto como una oportunidad y no como motivo de preocupación. Es fundamental aprender a no paralizarse frente a los problemas pensando en sus consecuencias negativas a futuro, sino concentrarse en el presente para encontrar soluciones que las eviten.

4. Trabaja tu autoestima. Todos tenemos defectos e imperfecciones, lo importante es que sepamos valorar las cosas positivas de nuestra personalidad. No seas tan severa contigo misma y evita a toda costa que las opiniones de los demás afecten tu autoestima.

1411-not-aspiraciones-profesionales-mujeresEl reconocido psicólogo Daniel Goleman, autor del libro "Inteligencia Emocional" (1995),  afirma que "el optimismo y la esperanza impiden caer en la apatía, la desesperación o la depresión frente a las adversidades.

Los pesimistas consideran que los contratiempos constituyen algo irremediable y reaccionan ante la adversidad asumiendo que no hay nada que ellos puedan hacer para que las cosas salgan mejor y, por tanto, no hacen nada para cambiar el problema.

Los pesimistas y pusilánimes deberían tener en cuenta que esa actitud no es algo con lo que se nace y por lo que no se puede hacer nada, sino que es una actitud que podemos cambiar a cualquier edad. Una misma es responsable de sus propias actitudes y, aunque puede no ser fácil, pueden cambiarse y una debe estar siempre dispuesto a mejorarse a sí misma.

Uno mismo es responsable de sus propias actitudes y, aunque puede no ser fácil, pueden cambiarse

"El positivismo es la combinación entre talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que conduce al éxito". Esta última actitud es básica en lo que llama "inteligencia emocional" que, resumiendo, la define como la "capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y, por último -pero no por ello menos importante-, la capacidad de empatizar y confiar en los demás".

La importancia del optimismo ha sido demostrada, por ejemplo, a partir de pruebas efectuadas por el psicólogo C.R. Snyder de la Universidad de Kansas, en ese estudio se concluyó que el rendimiento académico universitario de un alumno depende más de la actitud de este que de su Coeficiente Intelectual (C.I.).

Así, vieron que unos buenos resultados académicos eran obtenidos más por alumnos con una actitud positiva y optimista . Según Snyder, "los estudiantes con un alto nivel de expectativas se proponen objetivos elevados y saben lo que deben hacer para alcanzarlos. El único factor responsable del distinto rendimiento académico de estudiantes con similar aptitud intelectual parece ser su nivel de expectativas".

Los principios de la "Inteligencia Emocional" pueden sintetizarse en los siguientes cinco puntos, dados por los psicólogos estadounidenses Elias, Tobias y Friedlander:

  • Ser consciente de los propios sentimientos y de los sentimientos de los demás.
  • Mostrar empatía y comprender los puntos de vista de los demás.
  • Hacer frente de forma positiva a los impulsos emocionales y de conducta
  • Plantearse objetivos positivos y planes para conseguirlos.
  • Utilizar dotes sociales positivas a la hora de relacionarse.

Al final, el optimismo no es más que una elección, una convicción interna que podemos, sencillamente, decidir, incorporar a nuestra vida para alcanzar nuestros objetivos y superar mejor los reveses: Porque, como dijo Winston Churchill "El éxito es la capacidad de ir de un fracaso a otro sin perder entusiasmo" Y tal vez, ahí, radique la clave de todo.


Artículo escrito por Irene Rodríguez Aseijas - Womenalia

Publicidad
10 Comentarios
  • Patricia Gomez Alvarez
    Un artículo muy enriquecedor
    Martes, Dic 8 2015 9:22:42pm
  • Mari Carmen Coronado
    Me ha gustado mucho el artículo y estoy de acuerdo con el contenido.
    Lunes, Dic 7 2015 10:46:48pm
  • Angi
    Un artículo muy interesante, que estimula a mejorar. Intento aplicar esta actitud todos los días, creo firmemente que ayuda a mejorar el entorno y en mi caso sobre todo a cambiar la actitud de mis compañeras, que les cuesta más mostrar su actitud positiva. Muchas gracias
    Sábado, Feb 14 2015 7:24:35am
  • Albura Gervilla Giner
    Muy interesante, salvo que como siempre se trata todo de forma general. Olvidamos que hay personas como es mi caso que no estamos capacitadas para afrontar la vida con una actitud positiva (por enfermedad mental). Qué ocurre en esos casos?, yo afronto la vida tal como puedo y acepto mis limitaciones. Y valgo tanto como cualquiera otra mujer aunque no pueda trabajar.
    Miércoles, Ene 21 2015 10:46:20pm
  • Irene Rodríguez Aseijas -> Albura Gervilla Giner
    Por supuesto Albura, Nunca hay recetas globales, y cada persona tiene unas circunstancias únicas: el pensamiento positivo no es la solución a todos nuestros problemas, pero, seguro, puede ayudarnos a afrontarlos. Mucho ánimo y un abrazo
    Jueves, Ene 22 2015 5:28:38pm
  • Irene Rodríguez Aseijas
    ¡Muchas gracias, Chus y Cristina, efectivamente es una actitud y aprender a aplicar la inteligencia emocional puede cambiarnos la vida! Un abrazo
    Miércoles, Dic 3 2014 7:00:34pm
  • Chus Del Barrio
    100% verdad.Felicidad es,sobre todo, actitud! A proposito de esto... http://chusdbs.blogspot.com.es/2013/03/la-felicidad-ah-ah-ah-aaaah.html
    Miércoles, Dic 3 2014 2:48:28pm
  • Cristina
    Muy interesante Irene! Totalmente de Acuerdo con todas y cada una de tus palabras. Que importante es la inteligencia emocional y a veces no somos conscientes. Recomiendo a todo el mundo q le interese la inteligencia emocional q lea Goleman. Un abrazo womenLi@s
    Martes, Dic 2 2014 11:24:37pm
  • Irene Rodríguez Aseijas
    Muchas gracias, Estefanía, me alegro que el artículo te haya parecido útil. Una mente positiva es siempre la mejor elección. Un abrazo
    Martes, Dic 2 2014 10:27:42am
  • ESTEFANIA
    GRACIAS POR EL ARTÍCULO! Me ha resultado muy interesante y voy a compartirlo porque estoy totalmente de acuerdo en que la vida en positivo es mucho mejor para todos.
    Lunes, Dic 1 2014 2:58:42pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí