Consejos para desconectar este verano

Viernes, 08 Agosto 2014

Desconecta en veranoEl verano es el momento ideal para desconectar, recargar energía, retomar aficiones y disfrutar, pero no siempre es sencillo olvidarse de las responsabilidades del trabajo.

La mayoría de los estudios indican que entre un 80 y un 85% de los españoles es capaz de desconectar del trabajo durante las vacaciones de verano. La diferencia estriba en cuánto tiempo es necesario para lograrlo. Según Ranstad, la consultora de RRHH, un 62% necesita al menos una semana para olvidarse completamente de su rutina diaria, mientras el 38% restante necesita de media 15 días para conseguir olvidarse por completo de sus obligaciones.

El 38% necesita 15 días de vacaciones para desconectar completamente del trabajo
Publicidad

De modo que, desconectar es posible, sobre todo, si tenemos en cuenta que los trabajadores de Francia y España tenemos, según los datos oficiales una media de 30 días anuales de vacaciones, de los que aprovechamos todos, mientras que los alemanes tienden a disfrutar 28 de los 30 a los que optan, y los británicos, noruegos y suecos rondan los 25 días vacacionales.

Las mujeres desconectamos peor
Según los mismos estudios, las mujeres tenemos más dificultades a la hora de olvidarnos por completo del trabajo. Un 16% frente a 14% de hombres, reconoce que le cuesta desconectar o no consigue hacerlo del todo y un 41% necesita dos semanas, o más, para conseguirlo, sobre todo entre los 25 y los 34 años. Además, a mayor nivel de formación, más difícil resulta arrinconar por completo las obligaciones laborales diarias.

Sin embargo, es esencial para nuestra salud y equilibrio descansar el cuerpo y la mente y existen algunos consejos prácticos que te pueden ayudar a lograrlo:

1. Intenta no dejar temas pendientes. No dejar cabos sueltos antes de marcharse de la oficina es la mejor manera para no tener que estar pendiente del trabajo, la sensación de haber dejado un caos atrás, al que hay que regresar, puede provocar ansiedad y anular nuestras posibilidades de disfrutar.

2. Delega en tu equipo las tareas que sean posibles. De esta manera las tareas y procedimientos estarán al día y será más sencillo reintegrarse a la rutina. No se trata de dejarle el marrón al compañero, si no de cubrir con solvencia las ausencias, para que todo lo urgente esté cubierto y no nos espere un maremágnum de temas pendientes al regresar.

3. Practica deporte y actividades al aire libre: Practicar ejercicio a diario ayuda a olvidarse de la rutina laboral y a ordenar las ideas. Las endorfinas que se generan, además, te ayudarán a sentirte mejor y tener una actitud más relajada y positiva. Los expertos recomiendan cuarenta minutos diarios para lograr estimular cuerpo y mente y, en verano, si es posible, nadar.

4. Apaga el móvil y desconéctate de las Redes Sociales, al menos de las profesionales. Intenta controlar la dependencia a mantenerte "hiperconectado" todas las horas del día y trata de preservar tiempo cada día para vivir el momento y lo que te rodea, sin necesidad de conocer qué ocurre a cada instante. Utiliza las redes sociales para divertirte o compartir experiencias estivales y trata de arinconar la sensaciónd e "estar perdiéndote algo".

5. Viaja. En la medida de tus posibilidades, intenta visitar lugares nuevos que te estimulen, entrar en contacto con el mar o la montaña, si te quedas en la ciudad visita exposiciones o rincones con encanto y, en general, intenta vivir experiencias nuevas.

6. Recupera horas de sueño: Intenta descansar lo máximo y mejor posible. Date lujos, como echarte una siesta. El cuerpo tiene un límite y se le has exigido demasiado a lo largo del año, este es el momento perfecto para compensarle. El sueño tiene propiedades terapéuticas y notarás que tu mente se libera al tiempo que lo hace tu cuerpo.

7. Disfruta de la gastronomía, la lectura, el cine, la música al aire libre, la familia y los amigos: Las vacaciones te dan la oportunidad de disfrutar de un lujo poco común durante el resto del año: el tiempo libre. Aprovéchalo para reencontrarte con amigos o familia, o hacer aquello que más te gusta. El efecto regenerador que tendrá en tu cuerpo será fundamental para recargarte de energía y poder dosificarte el resto del año.

Y, sobre todo, olvídate de citas, reuniones, estrategias, presentaciones y cursos. Intenta relajarte y disfrutar de la libertad de no estar sujeta a horarios, oficinas ni rutinas. En palabras de Paolo Coelho "Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina. Es mortal."

¡Feliz Verano!


 

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Busco, ofrezco: el nuevo tablón de anuncios de Womenalia.
Cómo prevenir el dolor de espalda en la oficina.
MOOC Express - 10 motores para tu felicidad y tus proyectos.
Nuestra sección de ofertas de empleo.
Nuestra sección de Blogs Womenalia.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí