Silvia Leal, del IE y Cristina Álvarez, CIO de Telefónica nos hablan de las Mujeres en ciencias

Lunes, 29 Septiembre 2014

Página 2 de 3

Para conocer de primera mano la situación de la mujer en el ámbito científico, hemos querido preguntar a una serie de profesionales que trabajan en el sector como Silvia Leal, directora académica (Innovación y TIC) en el IE Business School, además de Doctora, Experta en Innovación y Nuevas Tecnologías y autora de Ingenio y Pasión, Lid Editorial y Cristina Álvarez, directora general de Desarrollo de Servicios y CIO en Telefónica España, para que nos aporten su visión y experiencia en primera persona:

WOMENALIA .- ¿Cómo percibís la brecha de género existente en la Ciencia?

Publicidad

Silvia Leal .- En mi opinión, es difícil generalizar, y la respuesta depende de cada campo científico. En concreto, en el ámbito tecnológico, la brecha de género se percibe como un fenómeno que es socialmente negativo, porque las nuevas tecnologías traen consigo el crecimiento socio-económico y muchísimas oportunidades de empleo, y quedarnos fuera es muy peligroso, pero además algo "que nos sale muy caro", porque está empíricamente demostrado que el talento femenino es rentable, y si lo dejamos fuera, no estaremos sacando el 100% de nuestro potencial innovador. Respecto a su evolución, lamentablemente en el mundo de las TIC, aunque vamos dando pequeños pasos aún no son muy significativos y nos queda un largo camino por recorrer.

Cristina Álvarez.- En el mundo de la tecnología que es en el que yo trabajo, el número de profesionales que terminan las carreras técnicas sigue aumentando pero la brecha en los puestos de responsabilidad todavía es relevante. Hay que seguir creando redes de influencia y explicando en qué consiste nuestra actividad porque en general la gente joven todavía no conoce las posibilidades profesionales que se le abren en la nueva economía digital. Yo misma este verano he aprovechado para explicar a varios jóvenes a punto de decidir sus estudios universitarios el amplio abanico que les permitiría estudiar una carrera técnica.

La gente joven todavía no conoce las posibilidades profesionales que se le abren en la nueva economía digital

W.- ¿Por qué creen que en la universidad ya se parte, en carreras científicas, con menos mujeres (aunque se va equiparando)?

S.L.- En el mundo de la tecnología la razón es triple. En primer lugar se encuentra en los estereotipos sociales, como todos sabemos, profundamente arraigados, y que nos marcan desde la infancia más temprana. En segundo lugar, el problema se encuentra en la percepción que tenemos de estas carreras, como algo aburrido, muy complicado, dirigido solo a personas con un perfil muy particular, y por si fuera poco con un contenido muy técnico que tiene un gran esfuerzo por detrás. Pensamos: no merece la pena. Para terminar, la tercera razón es nuestra percepción de esos trabajos: aislados, sin referentes femeninos.

C.A.- Hay una parte de tradición que irá cambiando con el tiempo y otra de desconocimiento. Toda la revolución digital está democratizando mucho el uso de la tecnología y las mujeres somos unas grandes beneficiadas ya que estamos consiguiendo sacarle partido a la parte práctica y están aumentando de forma notable el número de emprendedoras. Yo misma gestiono mi tiempo mucho mejor gracias a la tecnología tanto en la parte profesional como personal. No hay razones objetivas que hagan que no se pueda equiparar el número de estudiantes mujeres en carreras técnicas.

W.- ¿Qué deberíamos tomar como propio de países europeos que nos aventajan?

S.L.- Las iniciativas que se están poniendo en marcha. En concreto en el ámbito de la Comisión Europea, donde estoy colaborando como Asesora, la concienciación en este terreno es muy profunda y las acciones inteligentes. No podemos dejar de poner la mirada ahí y de tomar buena nota de las acciones que están lanzando, porque debemos, y podemos, ponernos manos a la obra ya mismo.

Si los demás países lo han conseguido y son más productivos que nosotros, ¿por qué España no va a ser capaz?

C.A.- En mi experiencia personal no creo que otros países europeos estén más avanzados en incorporar más mujeres a carreras técnicas, de hecho me atrevo a aventurar que estamos más avanzados en España. Un ingeniero/a español no tiene nada que envidiar a un alemán, de hecho nos complementamos muy bien. El problema no creo que sea la formación, es el poder desarrollar una carrera profesional. Lo que sí hacen mejor en Europa y esa sí que es nuestra asignatura pendiente que aplica a todos los sectores, es la gestión de los horarios de trabajo y la distribución de la actividad. Estos elementos sí que penalizan el crecimiento profesional en las mujeres que deciden que no compensa. Ese sí que debería ser una gran objetivo a desarrollar en los próximos años. Si los demás países lo han conseguido y son más productivos que nosotros, ¿por qué España no va a ser capaz?

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí