10 consejos para optimizar la relación franquiciador-franquiciado

Viernes, 25 Julio 2014

10 consejos para optimizar la relación franquiciador-franquiciado La consultora de franquicias Barbadillo y Asociados y el despacho de abogados Cuatrecasas Gonçalves Pereira han celebrado recientemente un encuentro en el que pusieron en común el conocimiento en sus respectivas materias para profundizar en los aspectos que afectan a la relación franquiciador- franquiciado.

Fruto de la iniciativa, recogemos a continuación diez criterios de buena praxis que favorecen el acercamiento y entrendimiento entre los dos agentes: el empresario que ofrece una opción de negocio bajo una firma consolidada y el inversor o emprendedor que se incorpora a la misma.

Publicidad

Estos consejos ofrecen, por un lado, una radiografía general sobre el funcionamiento del sistema de franquicias a aquellas personas ajenas a él y por otro, constituyen una serie de pautas concretas para franquiciadores, franquiciados o aquellos que se plantean firmemente ejercer como tales.

  • No todo negocio es franquiciable, ni la franquicia es siempre la mejor alternativa de expansión.
  • Un proyecto exitoso de franquicia exige un buen diseño de sus condiciones y un desarrollo documental coherente con dicho diseño.
  • El éxito de la expansión en franquicia requiere rigor, tanto en la aprobación de la ubicación como del perfil de cada franquiciado. Una expansión demasiado rápida puede carecer de alguna de estas condiciones.
  • El éxito del franquiciado necesita de un análisis de las propias capacidades, la valoración del sector de actividad y una buena elección de la central de franquicia. Es preciso contrastar la información recibida de manos del franquiciador con los franquiciados que ya operan en esa red.
  • La mayoría de las actividades de franquicia dejan de estar sometidas a licencia para pasar al nuevo régimen de Declaración Responsable (DR) por el que no hay que esperar la respuesta administrativa para hacer obras y comenzar la actividad.
  • El contrato de arrendamiento del local tiene que estar en línea con el contrato de franquicia y debe garantizar la continuidad de este.
  • La escasa regulación legal del contrato de franquicia da a las partes una amplia libertad de pactos que debe aprovecharse para adaptar el contrato a cada sector y tipo de franquicia.
  • Franquiciador y franquiciado deben defender la imagen, los signos distintivos y el know how de la franquicia, ya que benefician el desempeño y reputación de ambos. Su incumplimiento ataca al núcleo de la relación contractual y puede suponer una infracción de la propiedad industrial.
  • Es recomendable afrontar la relación, así como las posibles discrepancias que surjan entre franquiciador- franquiciado, de forma abierta y sin pensar en el corto plazo, sino en que el contrato se cumplirá íntegramente durante toda su vigencia.
  • Es aconsejable pactar un sistema de resolución de conflictos que evite la judicialización y enconamiento de los mismos y que además permita seguir con la relación mientras se solucionan.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

 

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí