Europa quiere su Silicon Valley

Lunes, 23 Junio 2014

1406-not-silicon-valley-europeoLa Unión Europea ha reservado, 80.000 millones de euros, para financiar la investigación avanzada y la innovación, durante los próximos seis años, e incentivar una nueva generación de empresas de tecnología y así, crear, su propia versión de la estadounidense Silicon Valley. Para ello, la Unión debe empezar por solucionar la fragmentación de su mercado de telecomunicaciones y sus desequilibrios regulatorios.

En este sentido, la Unión Europea ha lanzado la Asociación Europea de Startup (SEP), una plataforma diseñada para unir pequeñas empresas en crecimiento con la financiación de los gigantes de las telecomunicaciones como Orange y Telefónica.

Publicidad

La Asociación quiere construir puentes, entre empresas emergentes y comunidades empresariales e inversoras de Europa, para ayudar, a las empresas emergentes europeas, a encontrar financiación y superar barreras lingüísticas y poder consolidarse como empresas líderes globales.

Para Neelie Kroes, la comisaria europea de telecomunicaciones y asuntos digitales, "es un paso esencial para aumentar la competencia y asegurarse que Europa no se quede atrás en la carrera global de la tecnología. Si Europa quiere desafiar a Silicon Valley como lugar en el que generar negocios digitales, nuestras startups necesitan aprender cómo escalar", dijo Kroes en el lanzamiento del sitio de Internet del SEP.

Pero Europa se enfrenta a retos enormes para emular el éxito de Silicon Valley, una región de California, creada en la década de los sesenta, que ha producido algunas de las empresas más punteras de las últimas cuatro décadas en el ámbito tecnológico como Apple, Cisco o Google.

Entre estos retos está la fragmentación del sector de las telecomunicaciones en la UE, con proveedores compitiendo en casi cada país, y una infraestructura de tecnológica que está lejos de ser integrada.

Pero hay más, el escenario regulatorio varía de país en país y la implementación de nueva tecnología como el 4G ha sido lenta, tal y como han indicado varios emprendedores tecnológicos que acudieron al lanzamiento de SEP.

La Comisión Europea estima que la economía de aplicaciones en Europa podría sumar un millón de empleos y contribuir con 63.000 millones de euros a la economía de la región para 2018, frente los 17.500 millones de euros actuales.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí