Las mujeres y la búsqueda de la felicidad ¿Reto o utopía?

Viernes, 07 Agosto 2015

Página 1 de 2

1405-not-felicidad-mujerSi retrocedemos 35 años en el tiempo y echamos un vistazo a la vida de nuestras madres y abuelas ¿Nos gustaría vivir como ellas? ¿Nos consideramos ahora más felices? Lo cierto es que ellas no tenían los mismos derechos que nosotras. No tenían la misma libertad para trabajar fuera de casa, su independencia estaba peor aceptada socialmente, y en el caso de España, nuestra legislación ni siquiera permitía que una mujer firmara cualquier documento público sin el permiso de su marido. Y sin embargo, las mujeres de entonces eran más felices que las de ahora. O por lo menos, estos son los datos que podemos extraer de un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania titulado La paradoja de la felicidad femenina decreciente.

Este estudio nace como consecuencia de las encuestas anuales realizadas entre 1972 y 2006 por las profesoras Betsey Stevenson y Justin Wolfers. El informe ha comparado los niveles revelados al comienzo y al final del período, y ha encontrado que, pese a los avances registrados en materia salarial, laboral, educacional y de control de la natalidad, las mujeres expresan hoy los mismos niveles de felicidad respecto de su situación laboral, y menores grados de satisfacción acerca de las finanzas familiares y su vida marital. En cambio, manifiestan mayor satisfacción en relación a su estado de salud. Lo que nos lleva a reflexionar sobre la siguiente paradoja: algunos progresos sociales alcanzados por el género femenino habrían jugado en forma contraproducente en términos de bienestar.

Un estudio de la Universidad de Pennsylvania afirma que las mujeres de hace 30 años eran más felices que nosotras
Publicidad

Y esto, nos hace plantearnos la siguiente pregunta: ¿cuáles son los mecanismos sociales que han hecho posible que nuestra felicidad aumente de forma inversamente proporcional a los logros en materia de igualdad social y laboral que vamos obteniendo? Lo cierto es que el estudio de la Universidad de Pennsylvania no arroja teorías que den respuesta a tal incógnita. Sin embargo, existen diversas teorías que podrían explicarlo:

1. La difícil tarea de la conciliación: Actualmente la mujer ha alcanzado muchos de los derechos por los que ha luchado durante décadas. Hoy en día es posible tener una vida plena fuera de casa y a la vez formar una familia, tener hijos y cuidar del hogar. Sin embargo, los días siguen teniendo 24 horas y la mujer siente una inmensa presión para conseguir llegar a todo, sin dejar ninguna tarea a medias. Además, las mujeres trabajadoras de hoy en día creen que, de alguna forma, deben demostrar a los demás su valía profesional a la vez que lidian con el sentimiento de culpa de dejar a sus hijos durante largas horas bajo el cuidado de otros. Esta situación genera en muchos casos episodios de estrés, ansiedad, angustia e insatisfacción.

2. La presión de la sociedad de consumo. Vivimos sacudidos por el ritmo de una sociedad que impone unas metas basadas en términos materiales. Desde jóvenes, nos dicen que para ser felices debemos tener muchas cosas, y una vez obtenidas, dichos objetos pierden automáticamente su valor. Asimismo, nos imponen un canon de vida que señala que a determinada edad debemos vivir en pareja, tener hijos y triunfar profesionalmente. Las personas que no alcanzan dichos objetivos o que no encajan con este patrón se sienten insatisfechas y anhelan una felicidad que nunca llega.

¿Cómo llegar a todo sin morirnos en el intento?

Publicidad
9 Comentarios
  • Cristina Lanz-Azcarate
    Por otro lado, la idea de felicidad, asignada aqui a los bienes materiales es algo complejo. Que es la felicidad? y por que depende tan directamente de nuestro trabajo? Personalmente, mi conclusion es que la cultura contemporanea nos juzga asignandonos el valor de nuestro titulo, y nosotros nos dejamos. Si bien es cierto que soy arquitecto, tambien soy mentora, voluntaria, tia, hija, amiga, esposa, mujer, cocinera, bloguera, fotografa... y mi felicidad viene en muchas direcciones
    Lunes, Dic 1 2014 9:50:09am
  • Cristina Lanz-Azcarate
    A mi modo de ver hay otros elementos a considerar. Por ejemplo, las presiones de trabajo han crecido para las mujeres, pero tambien para los hombres. Las horas extra y las expectativas de disponibilidad de 24/7 parecen estar aqui para quedarse, en un mundo en el que la tecnologia nos podria haber ayudado a implementar el "job share" , que menciona Dominique, facilmente. Asi, nos agotamos y nuestra salud se deteriora.
    Lunes, Dic 1 2014 9:45:42am
  • Ana Maria Dominguez Piquer
    En el fondo es un problema de expectativas.
    Lunes, Ago 4 2014 10:07:51pm
  • Begoña Paz
    And Dominique...there is no job share here, I am afraid so. We come from a very sexist catholic culture in wich only women take care of children. I have spent three years to change my working hours, and I only wanted to enter and leave half an hour before... in some way they are afraid of us taking advace of situation or believing in hour rights (I am going to say no, just in case she is fooling me, or to avoid othe people asking the same...).
    Lunes, Ago 4 2014 4:03:47pm
  • Begoña Paz
    Esto tiene que ver con una teoría interesante de Barry Schwartz, la paradoja de le aelcción; creo también que tiene mucho que ver con qué idea se tiene de la felicidad...en una sociedad de consumo ser feliz (el concepto que manejamos actualmente ) no es útil al sistema.
    Lunes, Ago 4 2014 4:03:00pm
  • Alicia Alonso Soldevilla
    Aunque sea mínimo. Cuando tu fin en la vida es la supervivencia, no buscas otros objetivos trascendentes. Pero cuando tus necesidades vitales esenciales están cubiertas, aparecen los anhelos existenciales, más complicados de suplir... ¡Gracias!
    Martes, Jul 29 2014 1:43:33pm
  • Alicia Alonso Soldevilla
    Olga, la verdad es que es una paradoja, y creer en los estudios es a veces arriesgado. Pero es cierto que cada vez más gente acude a psicólogos, sufre ansiedad... La clave está en la frustración y el deseo insatisfecho. Cuando no sabes a qué más puedes aspirar no lo esperas y eres feliz con lo que tienes.
    Martes, Jul 29 2014 1:43:14pm
  • Olga Gascón Díaz
    Yo no me creo nada de ese informe, dudo mucho que una mujer del pueblo de mis padres trabajando de sol a sol hace 60 años y con 5 hijos a los que alimentar estuviera contenta con su vida.
    Jueves, May 15 2014 1:04:40pm
  • Dominique White
    Why can't it be easier to job share in Spain? I wouldn't mind working late hours once or twice a week, but can't commit to working until 8 or 9pm every weekday. Whenever I mention job share as an option, I get met with incredulity or suspicion. It seems no company could employ me in a job share as Spanish labour law doesn't contemplate this sort of employment agreement. Am I right?
    Jueves, May 15 2014 12:07:19pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí