Madres trabajadoras: ¡Adiós a la culpabilidad!

Miércoles, 03 Mayo 2017

Madres trabajadoras: ¡Adiós a la culpabilidad! Todos tenemos ejemplos en nuestro entorno que demuestran lo complicado que es hoy en día para la madre trabajadora conciliar vida laboral y personal. En muchos casos resulta casi imposible compaginar ambas actividades y al final las mujeres terminamos sintiéndonos culpables por no pasar todo el tiempo que quisiéramos con hijos. Agotada, la madre trabajadora puede llegar a tener un sentimiento de culpabilidad.

¿Cuánto tiempo debería dedicar a mis hijos? ¿Estoy siendo mala madre por trabajar tantas horas? Esta sensación de culpabilidad que experimentan muchas mujeres suele derivar en estrés y por lo tanto en nerviosismo, insomnio, irritabilidad...

Publicidad

Las mujeres vivimos con el peso de la doble función: madres y trabajadoras fuera del hogar y además, queremos llegar a todo y hacerlo perfecto. Cuando no lo conseguimos es cuando surge el sentimiento de frustración. Pero, ¿nos consideran nuestros hijos peores madres por pasar tiempo fuera de casa trabajando? Diferentes estudios demuestran que una madre que combina vida personal y laboral es un excelente modelo para su hijo. Lo que importa no es el tiempo que compartamos con nuestros hijos sino la calidad de ese tiempo. Así que, deja de sentirte culpable y aprende a disfrutar de todas las facetas de tu vida.

Las madres trabajadoras piensan más en los asuntos familiares que los hombres

Aunque las madres y padres que trabajan tienen casi las mismas probabilidades de pensar en los asuntos familiares a lo largo del día, este tipo de trabajo mental está asociado con un aumento del estrés y las emociones negativas solo en el caso de las madres, según un estudio de la Asociación Americana de Sociología del 2013.

madre-trabajadora-art«Sabemos que las madres son las que normalmente ajustan sus horarios de trabajo para compatibilizarlo con la familia, para poder estar en casa cuando, por ejemplo, un hijo se pone malo. Por lo tanto, las madres quizás sientan que no dedican suficiente tiempo a su trabajo y se preocupen más por ello. Esto muestra la doble carga que sienten, y la presión por querer ser buenas madres y buenas trabajadoras», explicó Shira Offer, autora del estudio y profesora en el Departamento de Sociología y Antropología de la Universidad Bar Ilan de Israel.

Una de las soluciones que ofrece el estudio es que los padres asuman un papel mayor en el cuidado de la familia para que las madres que trabajan reduzcan su estrés y hagan más llevadera esa carga que sienten. «Es cierto que hoy en día los padres están más involucrados en el cuidado de sus hijos y hacen más tareas de la casa que en generaciones anteriores, pero la mayor responsabilidad en la esfera doméstica sigue siendo para las madres. Esto tiene que cambiar» concluyó Offer.

Para reducir este estrés es necesario que aprendas a delegar tareas. Muchas veces pensamos que las demás personas no pueden hacer las cosas correctamente o que, si delegamos el trabajo, ya no seremos la super woman que debemos ser. Pero el no saber delegar solo te producirá un desbordamiento que derivará en estrés y ansiedad.

Fuera culpabilidad

"Cuidando de tu bebé y tu hijo pequeño", libro editado por la Academia Norteamericana de Pediatría, señala que «un niño que está bien emocionalmente, que es amado y está bien cuidado, crecerá de forma saludable sin importar si su madre trabaja fuera de la casa. Una madre que combina el trabajo en la casa y la maternidad es un excelente modelo para su hijo». Además, el libro explica que los hijos de las madres trabajadoras con frecuencia suelen ser adultos independientes, responsables y orientados a la consecución de logros.

En la misma línea, un estudio elaborado por un equipo del Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad College de Londres apoya la idea de que lo importante no es el tiempo que los padres comparten con los hijos, sino la calidad del mismo.

Se cree que el impacto de estar lejos de la madre puede ser mayor en el primer año de vida, pero los autores no encontraron ninguna evidencia de efectos emocionales negativos en los niños cuyas madres trabajan fuera de casa, ni en el primer año, ni hasta que cumplieron los cinco.

Consejos para no sentirte culpable

  • Exígete menos: No puedes estar en todos los sitios a la vez ni hacer todo perfecto. El que no salgan las cosas siempre como esperabas no es sinónimo de fracaso.
  • Expresa tus sentimientos: Cuéntale a alguien (pareja, amigo, familiar) cómo te sientes y desahógate.
  • Delega tareas: Cuando no se puede llegar a todo es importante saber delegar. Esto nos ahorrará tiempo y estrés.
  • Saca tiempo para ti: Debemos cuidarnos y darnos un tiempo para nosotras mismas para evitar problemas mayores. Haz deporte, ve al cine, a cenar o simplemente comparte más tiempo con tus amigos y familiares.
  • Procura desconectar por completo de tu trabajo cuando llegues a casa. Recuerda que la calidad del tiempo que pasas con tus hijos es más importante que la cantidad.

Y por supuesto, no permitas que nadie consiga que te sientas culpable por ser una mamá trabajadora porque se pueden combinar ambas cosas con éxito.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Publicidad
4 Comentarios
  • MARÍA FLORA HERREROS HIDALGO
    La empresa española continúa en un anticuado concepto de empresa paternalista en el que se piensa que cuanto más tiempo se pasa en ella, más reconocimiento se recibe: el hombre era el único que trabajaba fuera de casa, por lo general, y pasaba horas y horas (improductivas) en la oficina para llegar a casa cuando la mujer tenía todo listo: compra, cena, niños...
    Martes, Nov 11 2014 11:55:11am
  • Invitado
    Totalmente de acuerdo, no se trata de sentirnos menos culpables, se trata de que con un poco de flexibilidad podríamos organizarnos para ser igual de buenas profesionales que de madres. Pero si se favorece el presentismo en las empresas frente a la flexibilidad se consigue menos productividad y más insatisfacción, además del famoso "sentimiento de culpabilidad" .
    Lunes, Nov 10 2014 8:21:32pm
  • Invitado
    Totalmente de acuerdo, no se trata de sentirnos menos culpables, se trata que con un poco de flexibilidad podríamos organizarnos para ser igual de buenas profesionales que de madres. Pero si se favorece el presentismo en las empresas frente a la flexibilidad se consigue menos productividad y más insatisfacción, además del famoso "sentimiento de culpabilidad" .
    Lunes, Nov 10 2014 8:20:32pm
  • Inés Muñoz Vidal
    Enn el caso de España el problema no va sólo de todo esto, va de que además de ser poco productivos tenemos unos horarios de trabajo absurdos (igual tiene que ver) debemos mirar a Europa donde el trabajo y el cole acaban a la misma hora para papás y mamás. Los niños necesitan tiempo de todo tipo castigos y enfados incluidos. Eso es cuestión de horas insisto y el problema depende de medidas del gobierno. Son palabras mayores.
    Lunes, Abr 7 2014 9:20:11am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí