¡Reinvéntate! Atrévete a convertir tu pasión en tu profesión

Jueves, 09 Octubre 2014

1403-act-reinventarse cumplirsueñosTener miedo está pasado de moda. A veces, diversas circunstancias en la vida nos obligan a dar un golpe de timón en nuestro desarrollo profesional. La inconformidad con el trabajo que se realiza, la falta de oportunidades de crecimiento, la imposibilidad de desenvolverse en la especialidad que se estudió o bien la idea de cumplir un sueño son algunas de las razones para probar algo diferente, para reinvertarse

La principal traba a dar el paso es la incertidumbre que provoca no saber con certeza si lo que se va a emprender tendrá un buen resultado. ¿Eres una de esas personas? Busca la profesión que sea acorde a tu propia manera de ser y haz tu sueño realidad. Nunca es fácil tomar la decisión a la hora de apostar por algo nuevo, especialmente si se trata del plano laboral. Pero, como dice el refrán, "quién no arriesga no gana" y quien no persigue su sueño hasta el final, es imposible que se haga realidad.

Publicidad

En la actualidad, los más proclives a buscar el cambio y asumir los riesgos que esto implica son las personas entre 25 y 40 años,  sobre todo este último tramo, ya que como decía John Lennon "Life starts at 40". Se trata de personas que buscan reinventarse en el plano laboral por nostalgia de proyectos inconclusos o sueños incumplidos. No es una tarea fácil, pues requiere de ciertas condiciones indispensables para dar con la fórmula de lo que algunos llaman la ciencia del éxito. Esos componentes son autoestima, comunicación, habilidad para establecer metas, actitud positiva, dedicación al trabajo y ambición sana.

La preocupación por reinventarse aparece ligada al boom de lo emocional. La aspiración a reinventarse a través de las emociones vividas y expresadas refleja algunos planteamientos básicos modernos. El filósofo canadiense, Charles Taylor, sitúa a finales del siglo XVIII el descubrimiento del ideal de autenticidad. Primero Rousseau, y luego Herder, reconocieron y popularizaron la idea de que «he sido llamado a vivir mi vida de una manera particular, y no para imitar la vida de ningún otro. Ser fiel a mí mismo significa ser fiel a mi propia originalidad, que es algo que sólo yo puedo articular y descubrir». Para Taylor, la autenticidad (ser fiel a uno mismo) conecta con la idea de libertad; supone «que yo mismo encuentre el propósito de mi vida, frente a las exigencias de conformidad exterior». En este sentido, «refleja en parte una aspiración ética». Así entendido, el ideal de autenticidad entraña creación, la realización de algo original y nuevo. De ahí la importancia de la expresión: me descubro a mí mismo por medio de lo que creo.

Existen momentos cruciales, momentos que marcan un antes y un después. Llega el día en el que te das cuenta de que no estás haciendo lo que quieres, y llega ese día en que lo ves todo claro. La pauta te la da tu propio espíritu que envejece en tiempo y necesita renacer. El nacimiento de ese sueño corta con todo lo anterior, abre el alma y la mente para dejar volar ese espíritu creador. Así es como María Gómez del Pozuelo, tras asistir a una conferencia de Nando Parrado, uno de los 16 supervivientes del accidente aéreo de los Andes de 1972 se dió cuenta de que no le gustaba nada lo que estaba haciendo con su vida y decidió emprender Womenalia

Esther Blanco, fundadora de Muffin Clothes y Gisella Hildebrandt, gerente de R&G TRENDY, son dos womenalias que decidieron perseguir su sueño y reinventarse. Esther comenzó a trabajar con 18 años en una empresa familiar dedicada al mundo de la moda pero a los 25 años de trabajo decidió dejarlo para crear una nueva empresa, Muffin Clothes, dedicada a dos sueños: el mundo de la moda y el comercio online. El primer Inspiration Day de Womenalia y la intervención de María Gomez del Pozuelo, lanzaron a esta emprendedora nata a llevar a cabo su sueño y luchar por él. A día de hoy tiene su tienda online y la distribución de dos cadenas de gimnasios en Madrid junto a otra gran mujer emprendedora que se cruzó en su camino, Giselle Hildebrandt. Durante muchos años, Giselle coordinó un departamento de Recursos Humanos en una multinacional hasta que cesó su trabajo y decidió reinventarse en una empresa de ropa y complementos. 

"He dejado mi trabajo por vivir un sueño". Así de contundente Gwen Dean, una neoyorquina de 36 años, saltó súbitamente a la fama para hacer realidad su sueño. Pasó 18 años de su vida a los mandos de una máquina con la que manipulaba litros y litros de líquido. Un trabajo digno como otro cualquiera que le ayudaba a pagar las facturas, pero que no parecía llenar las inquietudes vitales de Gwen. "La vida es corta y no se pueden dejar escapar los sueños". La neoyorquina gastó sus ahorros para dar el paso y vivir de lo ganado con su propio proyecto artístico, aquel que le llenaba realmente: un servicio de entretenimiento basado en marionetas, cuyo proyecto fue casualmente seleccionado por la Super Bowl para emitir durantes los anuncios, lo que la llevó a la fama extrema (todos sabemos el impacto y repercusión que este evento tiene mundialmente). Sí, como diría Rosetta Forner, Experta del Consejo Internacional de Expertos de Womenalia, fue tocada por un hada madrina, un hada que estuvo buscando durante tiempo y a la que por fin escuchó para dar un paso firme y tomar la decisión más importante de su vida. Y así lo hizo. 

Pero el mayor de los factores para reinventarse es la importancia de cumplir un sueño. Debemos  pensar en aquello que nos haga vibrar, aquello en lo que nos imaginamos, y que hace que nos levantemos por las mañanas. En esa tarea, un pequeño empujoncito externo siempre viene bien, mentores que te guíen en el proceso.

Luis Rojas Marcos, profesor y psiquiatra, afirma que un factor esencial  a la hora de reinventarse es la confianza. Quienes cambian suelen ser personas optimistas, que esperan lograr lo que se proponen o que utilizan 'éxitos' del pasado para aumentar su seguridad. Son gente que piensa que si lograron enfrentarse con éxito a alguna experiencia complicada en el pasado, también lograrán sobreponerse ahora a unas malas circunstancias. Quienes se reinventan suelen ser también aquellos que localizan el control de su vida dentro de ellos mismos, los que piensan 'yo puedo hacer algo y tengo cierto control'. Lo opuesto es la gente que dice 'que sea lo que Dios quiera'. El que pone el control de su vida fuera de sí mismo tiene más dificultad para reinventarse o para superar las situaciones. 

No te dejes vencer, sino véncete a ti mismo y reinvéntate. Nunca es tarde para poner ese proyecto en marcha. ¡Ánimo Womenalias!


Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:


curena perfilArtículo escrito por Cristina Ureña. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Comunicación Política y Empresarial en la Universidad Camilo José Cela. Social Media & Executive Editor en Womenalia.

Puedes seguirle en Womenalia, Twitter y Linkedin.

 

Publicidad
1 Comentarios
  • alicia acosta casado
    Gracias Cristina.Me ha parecido interesantísimo el artículo.Un saludo.Alicia.
    Sábado, Mar 29 2014 11:52:03pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí