Presencia digital de las mujeres políticas

Jueves, 21 Noviembre 2013

1311-tribuna-michelle.obama-okDesde que Obama cambiara la forma de hacer campañas políticas, la presencia digital de los líderes políticos mundiales masculinos, así como de los principales representantes de organismos internacionales, se da por sentada. Otra cuestión es si ellos mismos gestionan sus redes sociales, si se preocupan por su marca personal o no, o sólo en campaña o durante algún evento especial. Sin embargo, ¿qué sucede con la presencia digital de las mujeres políticas y jefas de organismos internacionales? ¿Se da por sentada su presencia en las principales redes sociales?

En las altas esferas políticas y públicas desde el 2008 con la revolución digital que supuso la campaña de Barack Obama, el tener una presencia digital es una condición sine qua non. La práctica totalidad de líderes mundiales masculinos la tiene, pero ¿y las líderes políticas y públicas?

Publicidad

A poco que investiguemos, encontramos casos de todo tipo. Desde la práctica inexistencia de Angela Merkel, considerada la mujer más poderosa según el listado FORBES, hasta la increíble presencia digital de Michelle Obama con más de 5 millones de seguidores en Twitter y más de 10 millones de fans en Facebook. Busca aquí por favor la URL de Facebook de Michelle, tendrás que coger una captura de la portada, como ves aquí abajo, o guardar esta con las medidas de artículo).

Resulta gracioso el rechazo que Angela Merkel muestra por las redes sociales. Más de una vez ha declarado que ella "no quiere Twitter, que prefiere los SMS". Sus apariciones en redes están siempre vinculadas con las de su partido, el CDU.

Michelle Obama es sin lugar a dudas una de las mujeres más conscientes del poder de los medios digitales en el refuerzo de la marca personal y proyección del mensaje a través de estos canales. Es, verdaderamente, la reina de las redes sociales. Ya quisieran muchos políticos y jefes de Organismos Internacionales tener la presencia digital que tiene esta mujer. Algo parecido ocurre con Hillary Clinton que si bien no llega a rozar siquiera la cifra de seguidores de la Primera Dama de los EE.UU., sí que procura ser ella personalmente la que interactúa en redes siempre que puede. Le gusta personalizar sus mensajes y esto se deriva de su "reconversión" al mundo digital tras su experiencia como Secretaria de Estado de la mano de Alec Ross, el responsable de introducir y convertir a la diplomacia estadounidense en el referente mundial de la diplomacia digital.

Otra política estadounidense influyente es Nancy Pelosi, congresista demócrata y Líder de la Minoría de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Desde el año pasado, se ha notado un incremento de su presencia digital y actividad en redes.

De acuerdo con la lista de los 10 líderes políticos con más seguidores en Twitter, según el informe Twiplomacy 2013, destacan Rania de Jordania y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ambas con más de 2 millones de seguidores respectivamente.

En cuanto a Dilma Rousseff, es el típico caso, en el que se percibe claramente que ella no gestiona sus redes sociales y que las ha utilizado principalmente en campaña electoral. Con todo, desde las últimas tensiones sociales en el país, su canal de Twitter se ha reactivado. Esta pauta es muy frecuente también entre los gobernantes masculinos. Son muy pocos los que interactúan de verdad personalmente en redes.

Sigamos analizando a nuestras políticas y jefas de OOII. Si recurrimos nuevamente al listado de Forbes de las mujeres más poderosas del mundo, encontramos en la octava posición a Janet Napolitano, la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU., que no tiene presencia en ninguna red social. Lo mismo ocurre con Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de EE.UU. o Karnit Flug, presidenta del Banco Central de Israel. Parece increíble, pero cuando exploramos los altos cargos del funcionariado, independientemente de qué país se trate, la presencia digital y en realidad la marca personal en redes, brillan prácticamente por su ausencia. La burocracia no está hecha para egos, al parecer. Este hecho se da igualmente en altos cargos funcionariales masculinos, aunque en menor grado, que no están estrechamente vinculados con la política.

Cuando hablamos de organismos internacionales el primer nombre de mujer importante que nos viene a la cabeza es el de Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, que ha creado hasta su propio hashtag #Lagardechat para responder e interactuar con sus seguidores en ciertas ocasiones.

1311-trib-fot-dos-anaChristine Lagarde ha logrado convertirse en la segunda representante de un organismo internacional con más seguidores en Twitter (más de 150.000 superando a Anders Fogh Rasmussen, Secretario General de la OTAN, de acuerdo con el último informe de Twiplomacy 2013).

Vayámonos ahora de viaje por el mundo. Si nos adentramos en el continente asiático, encontramos a una gran mujer influyente que no tiene redes sociales propias, se trata de Sonia Gandhi, la presidenta del Partido del Congreso en la India. Lo mismo ocurre con Gloria Macapagal, presidenta de Filipinas.

Tampoco podemos dejar de lado a Geun-hye Park, la presidenta de Corea del Sur, que sí tiene presencia digital, aunque interactúa poco y sus perfiles están muy vinculados a las acciones de su gobierno, algo que por otro lado es la tónica general en muchos de los presidentes hombres actuales, especialmente de Europa, véase el caso de Mariano Rajoy, David Cameron o François Hollande. Con todo, Geun-hye Park tiene cierta predilección por Facebook en el que sube a menudo fotos suyas con el objetivo de parecer más cercana.

Nos centramos ahora en América Latina. Cristina Fernández de Kirchner, la presidenta de Argentina sobrepasa los 2 millones de seguidores en Twitter, pero tuitea de vez en cuando y siempre vinculado a causas "sociales", mensajes personales o para promover ciertas leyes.

El caso de Dilma Roussef ya lo hemos visto y actualmente en Chile dos mujeres se están disputando la presidencia: Michelle Bachelet y Evelyn Matthei. Sus perfiles son muy interesantes en estos momentos, porque reflejan claramente que se encuentran en campaña política. La web de Michelle y la de Evelyn Personalmente, me gusta más la estética, interactividad y uso de las redes del equipo de Michelle Bachelet, aunque esto requeriría otro análisis aparte.

Aterricemos ahora en el continente africano. Los líderes y políticos africanos en general son considerados los más "conversacionales" en las redes sociales, especialmente en Twitter. Es el caso de Louise Mushikiwabo, ministra de exteriores de Ruanda.

Sin embargo, si hablamos de mujeres africanas gobernantes, no son tan conversacionales, ni tienen tanta presencia digital. Es el caso de Ellen Johnson-Sirleaf, actual presidenta de Liberia, que no tiene perfiles oficiales en Twitter, ni en Facebook.

Finalmente, estudiemos a las líderes europeas. En primer lugar, tenemos a Mary Mcaleese, presidenta de Irlanda, cuya presencia digital es paupérrima, sólo hay que ver su Twitter y no tiene Facebook.

En lo que respecta a Vaira Vike-Freiberga, presidenta de Letonia, sí tiene presencia digital aunque sin muchos seguidores e interactúa raras veces.

Por último, encontramos a Tarja K. Halonen, presidenta de Finlandia, que al igual que su homóloga irlandesa, su presencia digital es nula.

Y no podemos dejar de mencionar a Catherine Ashton, la Alta Representante del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), que a diferencia de otros altos mandatarios de la Unión Europea como Van Rompuy o Barroso, no tiene perfiles propios en redes, sino que utiliza los canales del SEAE.

En definitiva, a grandes rasgos la presencia digital de las mujeres más influyentes del mundo guarda ciertas similitudes con las de sus homólogos masculinos, sobre todo en lo que a su uso se refiere: pocos son los que interactúan personalmente y los suelen utilizar en periodos electorales o para acciones concretas. La práctica totalidad de los dirigentes hombres tienen perfiles propios en redes sociales, mientras que no todas las dirigentes mujeres pueden decir lo mismo, con lo que podemos afirmar que hay una menor presencia digital de mujeres líderes, aunque la fuerza comunicacional en redes que tienen algunas, como Michelle Obama, Cristina Fernández de Kirchner o Hillary Clinton, ya la quisieran muchos hombres. Estas mujeres son grandes ejemplos a seguir y las demás deberían darle mayor importancia a los medios digitales e incrementar y reforzar su presencia digital.

1311-trib-foto-firma-ana-c-okAna Cabrera es Licenciada en Traducción por la Universidad de Salamanca, opositó a la Carrera Diplomática y Máster en Comunicación Política e Institucional por el IUIOG de la Fundación Ortega – Marañón (TFM sobre diplomacia digital). Ha trabajado en el área de la Traducción, la Diplomacia y la Comunicación en diversas instituciones, tanto públicas como privadas, con especial hincapié en la Comunicación Institucional y Digital. Actualmente forma parte del Departamento de Social Media de Womenalia.com. acabrera@womenalia.com

Puedes seguirle en Womenalia, Twitter y Linkedin yTraducompol

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí