¿Cómo me preparo para formar parte de un Consejo?

Martes, 24 Marzo 2015

1406-not-formar-parte-consejoSegún el Informe de la consultora PWC "Consejos de Administración de empresas cotizadas", solo un 8,5% de los miembros de un Consejo de Administración considera que el Consejo al que pertenece cuenta con una composición adecuada. De hecho, según este mismo informe, un 63% refleja la necesidad de mejorar sus conocimientos (de mercados, técnicos, de sectores de actividad, normativos, etc.) para ejercer este puesto.
 
Publicidad
De acuerdo a estas cifras, desenvolverse con soltura en un Consejo de Administración continúa siendo una asignatura pendiente, o al menos, ciertamente mejorable, desde el punto de vista de los propios integrantes de los Consejos.
 
Lo cierto es que existen pocas o muy pocas opciones de formación específica que prepare a un directivo en las competencias y habilidades necesarias para formar parte de un Consejo de Administración, razón por la cual dichas competencias deben adquirirse y potenciarse durante el desarrollo profesional de cada integrante o mediante programas de mentoring o coaching.
 
La pregunta más recurrente en estos casos es, ¿Qué podemos poner de nuestra parte para desenvolvernos con éxito en un Consejo? Ser previsor y comenzar a trabajar en el desarrollo de algunas habilidades específicas es en cualquier caso una buena costumbre, que también es recomendable poner en práctica en esta situación concreta.
 
Seis habilidades fundamentales
Tal y como decía Edison toda persona de éxito tiene un 10% de don y un 90% de trabajo. Una idea que confirma Pilar Pérez, coach especializada en alta dirección y miembro del Consejo Internacional de Expertos: "Parto de la premisa de que todos podemos perfeccionar cualquier habilidad si realmente nos comprometemos y actuamos con perseverancia".
 
En este sentido, Pilar Perez hace hincapié en seis habilidades fundamentales para desenvolverse con soltura en un Consejo:
 
- El pensamiento analítico. Fundamental para extraer conclusiones y evitar dejarse llevar por las primeras impresiones.30-hew-act-mesa-redonda-comité-de-dirección
 
- La capacidad estratégica. Tomar decisiones a largo plazo y desde un punto de vista global requiere de una buena dosis de estrategia.
 
- El liderazgo. Habilidad sine qua non en cualquier puesto de dirección.
 
- La capacidad para el impacto y la influencia. Hacerse escuchar no consiste en hablar más alto si no en tener la capacidad para impactar con una idea.
 
- La comunicación. Necesaria especialmente en el intercambio de ideas con otros interlocutores.
 
- El desarrollo de inter-relaciones. Muy ligada a la anterior competencia, resulta fundamental tener empatía y capacidad para socializar en cualquier situación, incluso cuando existe una crisis que hay que abordar.
 
Merece la pena detenerse especialmente en estos dos últimos puntos. Un Consejo de Administración por sus características reúne a perfiles de directivos muy diferentes con quien es necesario colaborar mano a mano. Encajar con los demás y ser simultáneamente diferente del resto, es posiblemente lo más complicado de lograr. "Un consejero del siglo XXI debe ser un 'visionario´ que sepa comunicar su visión, sus objetivos a todos los miembros de su compañía (y no hablo de oratoria), que se rodee de 'los mejores´ y que juntos, construyan entornos favorables para el desarrollo de la creatividad y la innovación", explica Pilar Pérez.
 
Asegura que no existe una forma absoluta de comportarse en una situación concreta, ni siquiera en el entorno de un Consejo de Administración. Al respecto, cita una frase que se utiliza asiduamente en el entorno del coaching "el mapa no es el territorio". Las diferencias entre integrantes de un Consejo son inevitables, y el carácter diferencial de cada uno de ellos enriquece a su vez la composición del mismo. En este sentido afirma: "Cada individuo tenemos una forma de ser diferente, solo si somos conscientes de tal diversidad seremos capaces de "aceptar" las opiniones de los demás".
Toda persona de éxito tiene un 10% de don y un 90% de trabajo  
 
Tendencias que marcan la pauta
"Trabajo, gestión, espíritu integrador y toma de decisiones basadas en valores", son los elementos diferenciales que aportan los perfiles femeninos a los Consejos tal y como explica Pilar Pérez. A pesar de que la presencia de mujeres en los Consejos de Administración de las empresas españolas está aún lejos de alcanzar el equilibrio de mujeres y hombres que indica la Ley de Igualdad, existe una amplia mayoría de opiniones que prevé un incremento de la presencia femenina (actualmente en 12%) en los próximos años.
 
30-hew-act-consejoEsta y otras tendencias están recogidas en el informe 'Consejos de Administración de empresas cotizadas´ de PWC y conocerlas es un modo de anticiparse a los cambios que se producirán y de estar preparados para ello.
 
Algunas de ellas están sonando con especial fuerza; es el caso de la separación de los cargos del presidente y CEO cuando estos recaen en una misma persona, como mecanismo de contrapeso del poder. O las perspectivas sobre una mayor relevancia de la figura del Lead Director, como defensor de los intereses de los accionistas en contrapeso a su vez al "poder" del presidente – CEO.
 
El Libro Verde de la UE establece también algunos ámbitos de actuación para un mayor marco regulatorio. Según el informe de PWC, los aspectos que deben evolucionar en este sentido son: la implicación de los accionistas o la gestión del Consejo, puntos en los que aún queda mucho por trabajar según los encuestados.
 
Trabajar individualmente en el desarrollo profesional
Sin duda, estas son solo algunas ideas, datos y tendencias que pueden servir especialmente como primera toma de contacto. El trabajo pendiente, en cualquier caso, es un ejercicio más personal de lo que podamos creer ya que la formación en este ámbito es muy reducida. A modo de conclusión, existen cuatro áreas en las que se puede trabajar para desenvolverse con soltura en un Consejo:
 
• Reforzando competencias para el cargo
• Conociendo qué se espera de uno mismo en el desempeño de sus funciones
• Incorporando conocimientos y perspectivas nuevas
• Identificando áreas de mejora y desarrollar competencias clave
 
No existe un perfil del perfecto Consejero, pero sí podemos definir tres grandes rasgos que los caracterizan: "gran capacidad para la resolución de conflictos, para la elaboración de estrategias a largo plazo y para las habilidades comunicativas".
 
 
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí