Empresas para la igualdad

Martes, 02 Abril 2019

hew-empresas-para-la-igualdad

Marzo es el mes de la Mujer: cuatro semanas dedicadas a la visibilización del rol de la mujer en la sociedad y en la historia, a la concienciación sobre el camino que aún queda por andar para que la igualdad de género se convierta en realidad, y a la reivindicación de medidas encaminadas a este fin.

Dentro de este contexto, algunas empresas se están posicionando cada vez más como pioneras en igualdad de género, mostrando una preocupación real por este asunto y una auténtica determinación por corregir los desequilibrios y convertirse en empresas realmente igualitarias, en las que la discriminación de género sea por fin un problema del pasado. En 2019, doscientas treinta empresas han sido incluidas en el Índice Bloomberg de Igualdad de Género (GEI), uno de los índices más relevantes a nivel mundial, que selecciona a las empresas más comprometidas con la transparencia en la información de género y la promoción de la igualdad de las mujeres. Entre ellas, seis son españolas (Santander, BBVA, Iberdrola, Telefónica, Caixabank y Enagás). ¿Qué están haciendo bien estas empresas? A continuación, repasamos algunas de las medidas que están adoptando:

Regla de Rooney

Publicidad

Esta medida, de aplicación en los procesos de selección, asegura la presencia de al menos un 50% de mujeres candidatas a cada puesto. En BBVA, la Regla de Rooney ha conseguido que en torno a cuatro de cada diez nombramientos en puestos relevantes en los últimos dos años hayan sido mujeres.

Visibilización de los procesos de selección

Se trata de abordar la gestión de los programas de reclutamiento y los puestos vacantes con transparencia y apertura, garantizando que todas las personas con cualidades adecuadas para desempeñarlos tengan iguales oportunidades de optar a ellos, y por el mismo salario, con independencia de su género.

Fomento de la conciliación

Desde programas que facilitan la reincorporación de la mujer al trabajo tras la baja maternal con medidas específicas, hasta ayudas para el cuidado del entorno familiar, modelos de teletrabajo, o la flexibilidad de horario. Algunas de las empresas incluidas en el Índice Bloomberg tienen recogidas específicamente más de cien medidas de conciliación.

Concienciación

Estas empresas comprometidas con la igualdad de género saben que la pedagogía es esencial a la hora de cambiar las cosas. Por tanto, llevan a cabo acciones y campañas cuya finalidad es aumentar la concienciación sobre las dificultades específicas de la mujer en el entorno laboral, así como incrementar la participación e implicación del género masculino en el proceso.

Formación

Por un lado, se trata implementar acciones formativas, de networking, coaching, etcétera, con el fin de impulsar el talento femenino. Por otro, de formar al género masculino en la realidad y las implicaciones de la desigualdad de género: por ejemplo, algunas de estas compañías realizan programas de formación sobre los sesgos de género inconscientes.

Fomento del empleo femenino

Algunas de estas empresas han puesto en funcionamiento programas para priorizar la contratación de mujeres que se reincorporan a su vida laboral (desde situaciones de desempleo u otras).

Porcentaje mínimo de mujeres en puestos de gestión

Estas empresas cuentan con requisitos específicos y objetivos concretos (incluso comisiones de control) para garantizar una presencia femenina en puestos de liderazgo similar a la masculina, abarcando también los consejos de administración.

Cultura corporativa

La igualdad de género debe impregnar todas y cada una de las acciones de la empresa: más allá de los procesos de selección y el acceso de la mujer a puestos de liderazgo, estas empresas cuidan otros aspectos, como por ejemplo los contenidos de sus comunicaciones internas y de sus campañas publicitarias, para asegurarse de que no tienen sesgos de género.

Compromiso social

Un compromiso con la igualdad que va más allá de la empresa para involucrarse en cambiar la sociedad: desde patrocinio al deporte femenino, apoyo a eventos relacionados con el talento femenino, celebración de charlas, mesas redondas...

Como se ve, no hay una única forma de comprometerse con la igualdad y la diversidad de género, y en la mayoría de los casos se trata de un asunto que debe abordarse desde múltiples perspectivas. Cada empresa se encuentra en una situación diferente y deberá, por tanto, optar por unas medidas u otras en función de sus mayores debilidades y de sus posibilidades.

El fomento de la igualdad de género se puede llevar a cabo de muchas maneras. Sabiendo que, al ritmo actual, tardaremos aún más de cien años en lograr la igualdad real, lo único que está claro es que no hay excusas para no empezar ahora.

 

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver
 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí