Costes de la desigualdad de género. Análisis por ClosinGap

Jueves, 29 Noviembre 2018

closingap

El clúster ClosinGap, impulsado por Merck y en el que participan también Mapfre, Vodafone, Respsol, Meliá, L'Oréal, Mahou San Miguel y BMW han presentado el primer informe sobre la repercusión en la economía y la sociedad españolas de la brecha de género en el ámbito de la salud.

A través del mismo se ha intentando dar respuesta a cuestiones como ¿cuál es el coste económico y social de la desigualdad de género en la salud? ¿Existe una pérdida real de oportunidades de crecimiento y productividad cuando se prescinde del talento femenino?

Publicidad

Con esta iniciativa se pretende analizar las distintas brechas de género que existen, además de en el ámbito de la salud, también en cuanto a diferencias en las pensiones, desarrollo digital, conciliación y corresponsabilidad, disfrute del ocio y tiempo libre, turismo, consumo, y movilidad.

La salud determina el estado de bienestar de las personas

En la presentación del informe se ha incidido en una realidad que debemos abordar de manera prioritaria: las mujeres  vivimos 4 años más, pero con peor salud, lo que se debe tanto a factores biológicos/genéticos no modificables (fertilidad/maternidad, patologías prevalentes, longevidad) como a convenciones sociales, sí modificables (cuidados no profesionales de terceros, acceso y uso de servicios de salud, estilos de vida y conductas de riesgo, sesgos inconscientes de género en salud, estereotipos sociales y ocupación).

El estudio se estructura en 6 bloques diferenciados

1. Desigualdades en la prevalencia de enfermedades y hábitos de vida

Se analizan diferencias entre hombres y mujeres en el acceso y uso de servicios de salud, atención primaria y especializada, diagnósticos, así como hábitos y estilos de vida.

2. La reducción de la tasa de fertilidad tiene efectos en la salud demográfica y económica. 

La tasa bruta de natalidad ha caído en España 2,5 veces con respecto a la registrada en 1975 conn un número de nacimientos que representa el 58% de los que había entonces  y un incremento de 6 años en la edad de media en que las mujeres tienen su primer hijo, a los 31.

3. El rol del cuidador no profesional desde la perspectiva de género

Del total del personas entre los 16 y 64 años que dejan de estudiar o trabajar  por estar al cuidado de menores y dependientes, el 95% son mujeres.

De los 4,3 millones de personas que declaran hacerse cargo de cuidado de personas de forma no profesional, el 59% son mujeres y dedican 1.800 millones de horas a esta labor. 

Además de las implicaciones económicas, esta situación tiene una repercusión directa en el estado de la salud incrementando las posibilidades de sufrir estados de ansiedad y depresión.

 4. El empleo y sus consecuencias en la salud

La duración media de las bajas por enfermedad profesional en mujeres es de 11 días superior a los hombres, lo que viene motivado por el tipo de ocupaciones desempañadas.

5. Sesgos inconscientes de género en la salud

Se diagnostican en mayor medida los problemas de salud relacionados con las enfermedades cardiovasculares en hombres que en mujeres, pese a que ellas fallecen más por estas patologías.

6. Las mujeres viven más pero con peor salud

El ahorro potencial que supondría para el conjunto de la sociedad que las mujeres llegaran a la edad avanzada con mejor salud alcanzaría los 8.945 millones de euros (durante los 4 años adicionales en situación de mala salud) equivalente al 0,8% del PIB.

Cada dos meses se presentarán los resultados de cada informe por área. En el próximo se analizará el estado de la conciliación/corresponsabilidad a cargo de Repsol.

Puedes descargar el informe en la web www.closingap.com

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí