Un equipo motivado aumenta la productividad

Viernes, 14 Octubre 2016

1610-motivacionempleados

Un empleado motivado será clave para mejorar el rendimiento de tu empresa. Si eres una mujer emprendedora y diriges un equipo, debes tener en cuenta que el factor humano es una de las principales patas que llevará al éxito o fracaso de tu empresa. La palabra motivación deriva del latín "Motivus" y significa "causa del movimiento". Es decir, tus empleados tienen que buscar un motivo que les lleve a la acción. Entre las motivaciones de la mujer profesional se encuentra el buen ambiente laboral o la conciliación laboral. Según un estudio del portal FlexJobs, a la hora de elegir un trabajo, el 80% de los encuestados tiene más en cuenta la flexibilidad laboral que el salario. Como puedes ver, ya no es suficiente con ofrecer una buena remuneración. La mujer profesional también busca otras muchas cosas, como poder crecer en su carrera profesional o formación.

Un empleado motivado no se limita a realizar únicamente las carreras correspondientes a su puesto de trabajo. También busca y promueve ideas que puedan mejorar el rendimiento de la empresa. Se siente parte de la estrategia de la empresa e intenta ayudar para lograr los objetivos. El empleado motivado se siente autorrealizado, lo que ayuda a mejorar el ambiente laboral, una de las cuestiones más demandadas por la mujer profesional.

Publicidad

¿Cómo podemos aumentar la motivación de un equipo de trabajo?

El Coach Javier González, especializado en instruir a hombres y mujeres emprendedoras, nos trae una serie de herramientas para estimular a tu equipo de trabajo:

1- Haz partícipes a tus empleados de las problemáticas y retos que surjan. Si sienten que cuentas con ellos, les otorgas confianza y aumenta su compromiso hacia un objetivo común. Si todo el equipo está alineado, alcanzaréis las metas.

2- Aumenta el feedback positivo. Nunca olvides que tus profesionales son personas. No los trates con desigualdad, no hagas distinciones entre unos y otros y, sobre todo, fomenta la comunicación. Cuando un trabajador hace algo mal, rápidamente se recrimina ese error. Dale la vuelta e intenta felicitarles y reconocer el esfuerzo y los logros conseguidos. Se sentirán mucho más cómodos y ejercerán su trabajo con muchas más ganas.

3- Flexibilidad. Como hemos dicho, la conciliación laboral y la flexibilidad atraen a los empleados más que su salario a la hora de relanzar su carrera profesional. No utilices métodos tradicionales y explora las nuevas formas de producción, como el teletrabajo o el trabajo por objetivos. Cada trabajador es diferente y cada uno rinde más en un determinado momento. Lo importante es que los trabajadores hagan bien su trabajo, no que pasen más horas en la oficina.

4- Escucha a tu equipo. La comunicación interna es fundamental. Tienes que conocer a tus trabajadores y saber qué es lo que quieren. Escúchales y mantén un ambiente de confianza. Por ejemplo, si surge un conflicto laboral nunca hay que evitarlo e ignorarlo. Escucha a ambas partes, busca el origen e intentar resolver el problema.

Gestionar un equipo no es sencillo, pero si eres una mujer emprendedora tendrás que saber hacerlo. Lo fundamental es la comunicación, saber escuchar y nunca olvidar que tus empleados son iguales que tú. ¿Cómo te gustaría que te trataran a ti? Responde a esta pregunta y actúa en consecuencia.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí