Empleado y autónomo a la vez, ¿cómo funciona la pluriactividad?

Lunes, 08 Mayo 2017

1609-not-asalariadopluriactivo

Si eres autónomo o autónoma desde hace unos años te resultará muy familiar la Ley de Emprendedores aprobada en el año 2013. Esta nueva legislación laboral supuso la regulación de un conjunto de medidas para facilitar la creación de empresas, como nuevos incentivos sociales o variaciones en las bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social. Entre otras cosas, la modificación de la legislación del empleo autónomo permitió que los trabajadores por cuenta ajena pudieran compatibilizar su ocupación habitual con trabajos por cuenta ajena. Esto es conocido como pluriactividad.

Diferencias entre pluriempleo y pluriactividad

  • Pluriempleo: una persona tiene dos trabajos por cuenta ajena y un contrato de trabajo con cada empleador. La cotización se realiza a través del Régimen General de la Seguridad Social teniendo en cuenta reglas especiales sobre los topes mínimo y máximo de cotización.
  • Pluriactividad: una persona cotiza en dos regímenes de la Seguridad Social diferentes. Lo más normal es que esto se produzca porque tiene un trabajo como asalariado y otro como autónomo. Por tanto, el trabajador está dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social a la vez que forma parte del Régimen de Autónomos.
Publicidad

Tanto si eres autónomo como si trabajas por cuenta ajena, quizá te interese compatibilizar trabajos de ambos tipos. Por ejemplo, con la nueva legislación un profesor puede estar contratado por un colegio y tambíen dar clases particulares, siempre y cuando presente las facturas de estas. Como empleado por cuenta ajena, el alta y baja en la Seguridad Social lo gestiona la empresa. Con respecto a las actividades como autónomo, es el propio trabajador el que gestiona el alta, la baja y las cotizaciones a la Seguridad Social.

Características especiales para trabajadores pluriactivos

Como empleado que compatibiliza un trabajo por cuenta propia con otro por cuenta ajena, dispones de unas reglas especiales que dependen de si el trabajo por cuenta ajena es a tiempo parcial o completo:

- Si el contrato de trabajo es a jornada completa, tienes que pagar el 50% de la cuota mínima los primeros 18 meses y luego el 75% durante los 18 siguientes.

- Si el contrato de trabajo es parcial, con jornada a partir del 50% de la que corresponde a un trabajador a tiempo completo, el trabajador puede elegir en el momento de alta la base de la cotización entre la mínima y la máxima establecida en el año en curso. Esta puede estar entre el 75% de la base mínima durante los primeros 18 meses y el 85% durante los siguientes 18 meses.

Estas reducciones solo son aplicables si es la primera vez que el trabajador se da de alta como autónomo y además son incompatibles con otras bonificaciones, como la tarifa plana, utilizada por muchos autónomos para disminuir costes. En cualquier caso, lo más importante a tener en cuenta que estos trabajadores tienen que estar dados de alta en el Impuesto de Actividades Económicas y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. De otra forma no tendrán permitido emitir facturas.

Publicidad
3 Comentarios
  • Julia Vidal Tudela
    Muy interesante el articulo. Pero ¿no os parece injusto que los que ya han sido autónomos en un momento anterior de su carrera profesional, no puedan beneficiarse de esta pluriactividad?
    Lunes, May 8 2017 2:55:59pm
  • Maria Gimenez Arriazu
    Interesante información. Gracias ¡
    Lunes, Sep 26 2016 12:51:18pm
  • Desireé García -> Maria Gimenez Arriazu
    Gracias a ti!
    Jueves, Sep 29 2016 11:54:21am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí