• ¿Estás pensando en lanzar tu proyecto?  ¡Estamos a tu lado en cada paso para ayudarte e inspirarte!  Te ofrecemos las mejores herramientas y consejos profesionales para orientarte en tu futuro como emprendedora

    Slider-Emp-1
  • Te acompañamos en cada paso, informándote de los requisitos legales y todo lo que necesitas: Presupuesto, Financiación, Plan de Negocio,  Internacionalización  ¡Y mucho más!

    Slider-Emp-2
  • Crecer es tan importante como arrancar, pero puede llegar un momento en el que no tengas claros los siguientes pasos. Te damos pistas para reinventarte. No tires la toalla, hay muchas fórmulas para alcanzar el éxito.

    Slider-Emp-3

Tipos de estructura empresarial para organizar tu negocio

Jueves, 16 Julio 2020

Estructura empresarial 1La estructura empresarial es un elemento clave que define el papel de cada miembro del equipo directivo de un negocio, así como de los empleados de los escalafones inferiores. También establece los procedimientos internos de la organización e incluso la forma en que esta adopta las nuevas tecnologías y otras innovaciones del mercado que le puedan afectar directamente. Queremos ayudarte a decidir qué tipo de estructura necesita tu empresa, que siempre debe ser acorde a su cultura empresarial.

Hay diferentes estructuras empresariales, que son reflejo de quienes las han creado y de su forma de entender el negocio, pero también del sector en el que operan, de su integración en el mercado y de su posicionamiento entre sus competidores. Fundamentalmente, se diferencian entre las de diseño vertical o centralizado, muy rígidas y jerarquizadas, y las horizontales o descentralizadas, en las que las responsabilidades están mucho más repartidas porque los jefes tienen una gran capacidad de delegar en sus equipos.

Responsabilidad del equipo

Publicidad

Estructura empresarial 2En definitiva, la estructura empresarial es como el libro de instrucciones de una organización, en el que se detalla la responsabilidad de cada miembro de la plantilla, su autoridad y su capacidad de decisión, así como la forma de relacionarse con sus iguales, superiores y subordinados. Una empresa con una estructura muy jerarquizada, por ejemplo, tendrá menos margen de maniobra para adaptarse a las novedades que impone el mercado. Sin embargo, una estructura plana, que dé alas a la creatividad de todos los empleados, le aportará la flexibilidad necesaria para adaptarse a los nuevos tiempos.

Por eso, la pregunta que debes hacerte es: ¿necesita mi empresa una jerarquía muy establecida que maneje los hilos, o puedo confiar en la capacidad de todos mis empleados? Y es que la jerarquía no tiene por qué ser negativa, y puede ser necesaria para mejorar la eficiencia en mercados muy estables, en los que es muy difícil innovar. Es verdad que hoy en día, las empresas jóvenes tienden a estructuras menos jerarquizadas, con mejores niveles de comunicación interna. La importancia de esta decisión recae en dilucidar si se elige una estructura empresarial rígida por interés del negocio o por la incapacidad de su gerente para delegar responsabilidades.

Los diferentes tipos de estructura empresarial

Estructura empresarial 3Existen pocos modelos básicos de estructura empresarial, que se pueden adaptar a cada organización al personalizarlos en cada caso. Aquí te explicamos los más comunes para ayudarte a entender cómo debes diseñar tu propia estructura empresarial en función del tamaño de tu negocio y el tipo de producto o servicio que comercializas.

  • Estructura funcional. Es una estructura jerárquica que divide la empresa en las funciones y responsabilidades que recaen en cada departamento. Cada uno de ellos tiene su jefe, pero hay poca relación entre los empleados de las diferentes áreas, que están muy especializados y no piensan en los objetivos comunes de la empresa sino en los de su propio departamento. Sólo funcionan en entornos muy estables.
  • Estructura divisional. Se utiliza en grandes empresas que tienen diferentes líneas de producto o que están implantadas en diferentes áreas geográficas. De ahí que se divida la estructura por ese tipo de divisiones, que ayudan a centrarse en los objetivos empresariales pero producen duplicidad de costes por la falta de sinergias.
  • Estructura matricial. Reúne lo mejor de los dos modelos anteriores, optimizando la gestión de los recursos al aprovechar las sinergias pero difuminando la jerarquía. En muchos casos se utiliza de forma temporal, para afrontar proyectos específicos, aunque muchas empresas la están adoptando de forma estable, porque motiva al personal y fortalece su creatividad.
  • Estructura en línea o staff. Este modelo incorpora a personas externas que asesoran a la empresa en aspectos que no tiene cubiertos. Su posición no es jerárquica, porque los responsables siguen siendo quienes toman las decisiones y no se sienten desautorizados en sus funciones. Además, la gestión de recursos es más eficiente.

Ahora que tienes la información necesaria, ya puedes decidir cuál es la estructura empresarial que necesita tu organización, y adaptarla a su cultura empresarial.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí

Biblioteca de Womenalia

Inteligencia Comercial Inteligencia Comercial A lo largo de sus páginas, descubrirermos que la inteligencia comerci ...
Cómo encontrar un nuevo empleo Cómo encontrar un nuevo empleo A lo largo de esta guía se exponen y analizan numerosos casos reales ...
Reinventarse Reinventarse El Dr. Mario Alonso Puig nos ofrece un mapa con el que conocernos mejo ...