• ¿Estás pensando en lanzar tu proyecto?  ¡Estamos a tu lado en cada paso para ayudarte e inspirarte!  Te ofrecemos las mejores herramientas y consejos profesionales para orientarte en tu futuro como emprendedora

    Slider-Emp-1
  • Te acompañamos en cada paso, informándote de los requisitos legales y todo lo que necesitas: Presupuesto, Financiación, Plan de Negocio,  Internacionalización  ¡Y mucho más!

    Slider-Emp-2
  • Crecer es tan importante como arrancar, pero puede llegar un momento en el que no tengas claros los siguientes pasos. Te damos pistas para reinventarte. No tires la toalla, hay muchas fórmulas para alcanzar el éxito.

    Slider-Emp-3

Impulsa tu marca personal

Jueves, 17 Enero 2019

emp-claves-marca-personal

Hoy en día nadie cuestiona la importancia de la marca personal. En el mercado laboral no somos simplemente personas: hemos de vendernos como un producto, y debemos gestionar tanto nuestra imagen personal como las expectativas de aquellos que deseamos que nos contraten. En este sentido, valemos en función de lo que ofrecemos: somos (en sentido positivo, no peyorativo) un producto, una marca. Creo que esto funciona de forma similar en todas las profesiones: incluso como artista, profesional independiente, autónomo o emprendedor, si deseas vivir de lo que haces y no sólo dedicarte a ello por afición, no puedes ignorar un aspecto de negocio y de imagen que necesariamente complementa y acompaña la parte central de tu actividad.

Todas y cada una de las veces que cualquiera de nosotros intenta que lo contraten para un puesto o proyecto, estamos intentando vendernos a nosotros mismos. A medida que nuestra carrera profesional se desarrolla y nos volvemos más conocidos en nuestra empresa, industria o sector, se nos adjudica una "imagen de marca" que se compone de las percepciones que los demás tienen sobre nosotros basadas en lo que hemos hecho y dicho hasta la fecha, además de la información que hayan podido obtener sobre nosotros de otras fuentes. Somos vistos como un producto con características distintivas, más o menos aptos para un proyecto o propósito específico. Esto va a suceder nos guste o no; aunque sólo sea por eso, más nos vale ser conscientes de ello y empezar a gestionar nuestra marca personal de forma activa.

Publicidad

Aquí comparto algunas claves a la hora de gestionar tu marca personal:

Autenticidad:

En entrevistas de trabajo, conversaciones con nuestros jefes y muchas otras situaciones, intentamos agradar a la persona que tiene el poder de concedernos lo que deseamos. Queremos ser vistos como especiales, interesantes, y procuramos decir lo que nuestro interlocutor espera oír. Intentamos darles lo que quieren. Sin embargo, esto nunca debería ir en detrimento de nuestra auténtica personalidad. La autenticidad es más seductora y vende mejor que cualquier personificación falsa. Por otro lado, no quieres ser contratado como alguien que no eres: este experimento rara vez termina bien. Gestionar tu marca personal es muy distinto de vender una imagen falsa. Se trata de resaltar lo que eres, no de inventarte lo que no eres.

Naturalidad:

Todo este tema de la marca personal no es más (ni menos) que marketing. Si te incomoda la idea de venderte, piensa que no hay nada de malo en querer proyectar una imagen positiva y decidir qué rasgos o fortalezas propios deseas destacar. ¿Acaso no nos arreglamos cuidadosamente cuando queremos seducir a alguien o causar una buena impresión? Esto no significa que vayamos a mentir: todo lo que queremos es resultar atractivos e interesantes sin renunciar, al mismo tiempo, a ser nosotros mismos.

Presencia:

Para que los demás puedan tener una imagen de ti (la que sea) necesitan verte, oírte, percibirte. Dentro de tu empresa, atrévete a tomar la palabra, a dar una opinión, a que te miren y te vean. Fuera de ella, déjate ver en los foros donde se mueven aquellos temas, personas y empresas que te interesan. Haz networking. Que, de nuevo, suena un poco rimbombante y forzado, pero no es más que concederte oportunidades de hablar con las personas que te interesan y que pudieran, a su vez, tener interés en ti. Déjales que te conozcan. Siendo educada, natural y sólo una pizca atrevida, no tienes absolutamente nada que perder.

Consciencia y consistencia:

Hoy en día, debemos ser conscientes de que nuestra imagen está por todas partes y, muy especialmente, en las redes sociales. Los reclutadores consultan los perfiles de los candidatos. No se trata de volvernos paranoicos y pensar que nos espían a todas horas; no propongo que dejemos de lado esta expresión natural y social de nuestra personalidad en las redes. Personalmente creo que es positivo mostrar una faceta más personal; lo que somos, pensamos y vivimos, lo que nos apasiona... Todo esto nos hace, también, auténticos, diferentes y atractivos. Además, nos conferirá una imagen clara y consistente que trabajará a nuestro favor. Simplemente, no hace falta mostrarlo todo. Se trata (como casi siempre) de usar el sentido común, evitando publicar aquello que arroje una mala imagen de nosotros: fotos de juergas donde llevábamos varias copas de más, faltas de respeto, discusiones acaloradas, insultos... seamos conscientes de que las redes sociales también son un espacio de convivencia y de que cualquier cosa que hagamos en ellas es como si la hiciéramos en la calle y quedase grabada.

Internet y las redes sociales presentan un reto: la información que los demás tienen de ti es más difícil de controlar. Pero donde hay riesgo reside la oportunidad: las redes sociales proporcionan una plataforma mucho más amplia y sólida para gestionar y vender nuestra marca personal, para ser vistos como queremos que nos vean, para compartir la información que queremos compartir de forma directa con el mundo; a la vez que se abre un universo de posibilidades y de relaciones enriquecedoras en todas direcciones.

En mi opinión, tu marca personal no es ni debe ser un personaje inventado, una especie de fachada o pantalla detrás de la cual se oculta tu verdadera personalidad y tu vida privada. Tu marca personal está hecha de aquello que eres (quizá, simplemente, no todo lo que eres) y brillará si te permites brillar, porque no puedes ser nadie mejor que tú mismo.

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver
 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí

Biblioteca de Womenalia

Inteligencia Comercial Inteligencia Comercial A lo largo de sus páginas, descubrirermos que la inteligencia comerci ...
Cómo encontrar un nuevo empleo Cómo encontrar un nuevo empleo A lo largo de esta guía se exponen y analizan numerosos casos reales ...
Reinventarse Reinventarse El Dr. Mario Alonso Puig nos ofrece un mapa con el que conocernos mejo ...