9 tips para mamás emprendedoras

Miércoles, 06 Junio 2018

9 tips para mamás emprendedorasPuedes ser madre y emprendedora

Cada vez es más difícil ser madre y a la vez emprendedora pero no desistimos, pues ambos roles son innatos en muchas de nosotras.

Todos los días tenemos que hacer malabarismos entre maternidad y trabajo, ello supone un doble reto. No es fácil, nada fácil y más cuando tus hijos te demandan tiempo, y ahora ¿qué?... Todas salimos adelante pero no de la misma forma, pues aunque requiera un 100% de nuestro tiempo, se puede decir que de alguna forma son roles y actividades que se complementan, pero dependiendo de cómo nos organicemos y gestionemos nuestras emociones y pensamientos, salimos más o menos airosas, más o menos satisfechas, más o menos convencidas de que todo está bien.

Publicidad

Muchas veces no nos atrevemos a delegar, pues pensamos que nadie lo hará como nosotras.

Sí, es cierto ¡somos únicas y especiales! Pero eso no quita que hay que ir delegando responsabilidades a los hijos, para que vayan adquiriendo una autosuficiencia y en el trabajo seguro que hay cosas que podemos mejorar como identificar los ladrones del tiempo o mejorar nuestro foco, para ser más efectivas y ganar tiempo para otras cosas igual o más importantes….nosotras.

Pero, ¿cómo lograrlo? Con una visión clara, principios establecidos, metas fijas y estrategias planeadas. No te olvides de tener reuniones mensuales para fomentar el espíritu de equipo y reuniones familiares para planificar tareas.

Dicen que, una empresa dirigida por una mujer (que además es madre) tiene mayores probabilidades de ser exitosa.

Aprender a combinar la maternidad y la actividad empresarial es un reto diario y siguiendo estos 9 tips prácticos podremos escribir grandes historias de éxito.

1. Desarrolla un plan acorde a ti. Así como planeaste la llegada de tu bebé, necesitas prever el nacimiento de tu negocio.

2. Maximiza el uso de tu dinero. No olvides que para arrancar una empresa es básico contar con recursos económicos suficientes. Empieza por analizar qué gastos son relevantes y cuáles no…Por ejemplo, si tus hijos son pequeños, comer fuera quizá no sea una buena idea. De este modo, podrás ahorrar dinero y disponer de él para solventar tu proyecto e invertir en él.

3. Organiza un equipo de soporte. Muchas mamás emprendedoras trabajan mejor mientras sus hijos duermen, pero tú también necesitas dormir para rendir y no enfermar, ya sabes que es fundamental, así que puedes:

A) contratar a una chica para que te ayude en ese caso o, mejor aún,

B) coordínate con otra mamá para hacer un club de juego en plan recíproco. Esto con el objetivo de que ambas puedan tener un respiro.

C) Buscar aulas lúdicas o actividades para ellos que te permitan tener varias horas libres a la semana.

D) Colaboración familiar…padre, abuelos…como ves, hay bastantes alternativas.

4. Dedícate a lo que te apasiona y haces de maravilla. Si tus habilidades o pasiones te llevan a un área con la que no estás familiarizada, no te va a llevar muy lejos. Por lo tanto, elige alguna actividad que ames; de tal forma que si las cosas se ponen difíciles, tu pasión por ese algo te ayude a seguir adelante

5. Pide ayuda. Éste es un secreto muy bien guardado: la mayoría de la gente estará dispuesta a apoyarte... si se lo pides. Contacta a alguien, ya sea en tu localidad o en otra ciudad (vía Internet), que haya hecho algo similar a lo que planeas emprender. Pídele que te aconseje. Recuerda que aprender de los errores y aciertos de otro resulta invaluable.

6. Incluye a tus hijos siempre que puedas. Cuando veas y sientas que son responsables y que puedes contar con ellos, enséñales a vivir en tu negocio ayudándote en determinadas tareas, como desde simplemente etiquetar y empaquetar los productos que vendes, hasta archivar, registrar y capturar información.

7. Acondiciona tu área de trabajo. Lo ideal sería trabajar desde casa, así te aseguras de pasar el mayor tiempo posible con tus hijos y de estar pendiente de los asuntos de tu hogar. Por lo tanto, es básico que determines el tipo, tamaño y ubicación del espacio de trabajo que necesitas. Para definir estos puntos, toma en cuenta las actividades que realizarás, ya sea sólo trabajar frente a una computadora o recibir clientes.

La meta final es lograr el mejor equilibrio familia – negocio.

Lo ideal es contar con una habitación separada para convertirla en tu centro de operaciones. Así podrás cerrar la puerta para mantener la empresa dentro y la familia, los amigos y las mascotas fuera. Si no dispones de una recámara libre, entonces elige otro espacio, donde no haya distracciones.

Ya dependiendo de su marcha, vas acondicionando otros espacios si fuese necesario como la cochera para almacenar cosas en caso de ser necesario.

Si debido al giro de tu empresa tienes que llevar a cabo reuniones con clientes, lo mejor es que tu espacio de trabajo tenga una entrada independiente o que se ubique cerca de una puerta que de al exterior.

8. Equipa tu oficina. Esto incluye desde un escritorio y una silla, hasta un sistema ergonómico de iluminación. Para ello, considera estos tres factores principales: las necesidades del negocio, la comodidad personal y tu presupuesto.

Para ser más productiva a largo plazo, tienes que sentirte a gusto, no olvides que la ergonomía y el estudio de la posición correcta de tu cuerpo mientras descansas o trabajas juegan un papel clave para asegurar tu comodidad y mantener un estado saludable.

El tercer gran factor es equipar tu área de trabajo con base en el presupuesto disponible. Elabora una lista con los elementos básicos para equipar tu espacio de trabajo.

9. Administra tu tiempo. La gestión del tiempo es fundamental para nosotras, las mamas emprendedoras Tenemos que ser fieles a un horario y al mismo tiempo flexibles, pero sin perder foco. Tenemos que seguir un método de trabajo que nos permita aprovechar el tiempo de forma eficaz y tener tiempo libre para nosotras y nuestros hijos.

Está vetado: jornadas a media noche, fines de semana ocupados, vacaciones retrasadas y entregas fuera de tiempo. De ahí la necesidad de fijar horarios de trabajo, igual que en un trabajo por cuenta ajena.

Recuerda seguir estas recomendaciones:

- Adquiere una agenda. Ya sea en papel electrónica.

- Establece prioridades. Busca alternativas para que ninguna de las partes involucradas sea vea perjudicada.

- Sé más eficiente. No dejes de formarte y aprender para crecer y hacerlo mejor y más rápido.

- Disfruta de tus ratos libres. Porque no todo en la vida es trabajo, también destina tiempo a pasar momentos que te enriquezcan como persona en compañía de tu familia y amigos.

- Pareja. Si tienes una pareja, aprécialo y reconoce que puede ofrecerte un gran apoyo mientras te ocupas de dirigir tu negocio. No sólo puede ayudar con los hijos, también puede ser tu consejero. Si él siente que es parte de tu empresa, estará más dispuesto a echarte una mano.

- Un teléfono inteligente. Ya sea iPhone, BlackBerry, Palm Treo o algo por el estilo, te permite hacer malabarismos con varias prioridades en cualquier momento y lugar.

- Las redes sociales: Twitter, Facebook y LinkedIn.  Son importantes para darte a conocer, para establecer un canal de comunicación ideal para estar en contacto con tus clientes y consumidores potenciales, pero no dejes que te absorban demasiado tiempo; destina un lapso específico del día para atenderlas.

susi-nieto-womenaliaPor Susi Nieto, Coach profesional
Página web: Susinieto.com

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí