Fallos al montar una startup y cómo superarlos

Martes, 18 Julio 2017

1608-fracasos

Bien es sabido que de los errores se aprende. Por ello, hoy os traemos algunos fallos reales de personas que decidieron montar una startup. Hombres y mujeres que un día se embarcaron en su propio proyecto, emprendiendo en el sector tecnológico y fracasaron. ¿Por qué no tuvieron éxito? ¿A qué se debió su caída? Aquí os dejamos algunos de estos fallos y las enseñanzas que aportaron a sus creadores.

Según las estadísticas, sólo un 15% de las startups sobreviven después de dos años, por lo que el sueño de todos es superar esta temida barrera. Sin embargo, a veces eso no es posible y las cosas no salen como uno quiere. "Fracasar es aprendizaje, crecimiento personal y superación. Es un estímulo para llegar a conseguir aquello que te propones y aquello que deseas; es el inicio de un nuevo reto, de seguir reinventándome y creyendo en mí misma y en mi entorno. El fracaso es una de las fichas que pueden aparecer durante el juego de nuestra vida y eso siempre es divertido e inquietante", cuenta la emprendedora Begoña Fernández. Por ello hay que aprender de cada fracaso. Eso sí, ten en cuenta que cada empresa es un mundo y cada fracaso tiene su propia historia (y enseñanza).

Las claves para no fracasar al montar una startup

Publicidad

- No solo vendas. Cuenta una historia (Antonio Calabrese, fundador de Boonle.com). Recuerda la importancia del "storytelling" para llegar a influir en las emociones del potencial comprador.

- No es tu idea, ni la de tus inversores o socios, sino la adaptación que esa idea tiene en el mercado, él es que manda (Ana Santos, creadora de Eventoesfera): importante crear una idea pensando en las necesidades de los clientes. Tienes que tener los ojos bien abiertos y escuchar cómo se percibe la idea, sin cerrarse en banda en tu modelo de negocio. Esta emprendedora que cuenta que con 35 años se arruinó, también recuerda que si algo se hipoteca siendo emprendedor es tu vida y si algo no debes hacer es hipotecar la de los que tienes cerca. Por dos motivos, primero porque es tu proyecto y segundo porque es posible que en caso de fracaso esto se vuelva contra ti. Entonces no tendrás un problema, tendrás dos.

- Preocúpate por el equipo (Ashwin Nandapurkar, creador de tres startups). No podemos olvidar la importancia de un equipo comprometido. Eso sí, el primero que tiene que trabajar y sacrificar es el propio emprendedor.

- Izanami Martínez, CEO de Doctor24, fracasó con Nonabox, un portal online donde los padres podían adquirir todo lo que necesitaban para sus bebés que llegó a facturar 800.000€. Esta emprendedora también recalca la importancia del equipo. Cuando habla de su fracaso, recuerda que uno de los momentos más complicados fue cuando se tuvo que reunir con los trabajadores para decirles que lo habían intentado, pero que no había podido ser. El inicio del fin lo sitúa en el momento en el que comenzaron la internacionalización, donde perdieron un año de métricas al no documentarse correctamente. Por ello, recuerda que es fundamental registrar todo, porque así se puede aprender de esos datos. Acabó vendiendo Nonabox a e-Shop ventures y emprendiendo una nueva aventura con Doctor24, lo que demuestra que del fracaso se aprende.

- Nunca rendirse. El Huffington Post es uno de los medios de comunicación más reconocidos. Sin embargo, su creadora, Arianna Huffington no lo tuvo fácil. Antes de crear el imperio intentó publicar su segundo libro, rechazado por 36 editores. Además, el Huffington Post tampoco tuvo un éxito inmediato, criticado por su calidad y potencial.

Como podéis ver, no siempre las cosas salen como uno espera. Sin embargo, no olvides que fracasar es no intentarlo o no levantarse al caer. Lo importante es aprender de cada uno de los errores y levantarse una y otra vez. Recuerda esta mítica frase del inventor Thomas Edison: "No fracasé. Sólo encontré 10 mil formas que no funcionan".

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí