• ¿Estás pensando en lanzar tu proyecto?  ¡Estamos a tu lado en cada paso para ayudarte e inspirarte!  Te ofrecemos las mejores herramientas y consejos profesionales para orientarte en tu futuro como emprendedora

    Slider-Emp-1
  • Te acompañamos en cada paso, informándote de los requisitos legales y todo lo que necesitas: Presupuesto, Financiación, Plan de Negocio,  Internacionalización  ¡Y mucho más!

    Slider-Emp-2
  • Crecer es tan importante como arrancar, pero puede llegar un momento en el que no tengas claros los siguientes pasos. Te damos pistas para reinventarte. No tires la toalla, hay muchas fórmulas para alcanzar el éxito.

    Slider-Emp-3

El objetivo profesional: tu propósito y tu camino

Jueves, 14 Mayo 2020

objetivo-profesional

El objetivo profesional no es ni más ni menos que la meta que te marcas para tu carrera profesional, estableciendo a qué quieres dedicarte y hasta dónde quieres llegar. Definirlo bien es el primer paso para alcanzarlo, puesto que de él dependerán las etapas del proceso que tendrás que recorrer, las aptitudes y capacidades que necesitarás, los conocimientos que deberás adquirir... En definitiva, el objetivo profesional fija la dirección de tu desarrollo laboral, así que es esencial para asegurarte de que vas hacia donde quieres ir.

¿Cómo fijarte tu propio objetivo profesional?

Es fundamental que analices la situación: qué tipo de empleos se ofrecen, cuáles son las tendencias de la sociedad, qué clase de trabajos te atraen más, en qué consisten (funciones, tareas, responsabilidades...) y qué formación, cualificaciones y aptitudes se demandan para ellos. Además, es buena idea investigar sobre qué condiciones laborales suelen llevar aparejados los puestos o trabajos que más te atraigan (salario, teletrabajo, viajes...), qué salidas profesionales ofrecen (de qué clase y en qué cantidad) y a qué vías y mecanismos recurren las empresas para encontrar candidatos para ellos.

Publicidad

La segunda vía de análisis que debes acometer trata sobre ti mismo: cuál ha sido tu trayectoria hasta el momento, y cuáles son tu formación, conocimientos y experiencia. Incluso aunque te parezca que lo que has hecho hasta ahora no tiene demasiado que ver con lo que te gustaría hacer, si te detienes a pensarlo, siempre encontrarás alguna forma de poner en valor tu bagaje en el ámbito que elijas. Como decía Steve Jobs, los puntos aparentemente inconexos ahora se conectan en el futuro y no hay ninguna experiencia ni conocimiento que esté de más.

Si esto es cierto para tu formación y experiencia, aún lo es más para tus fortalezas y aptitudes, sean estas cuales sean: habilidades como la gestión de equipos, la negociación, la resolución de conflictos, la gestión del tiempo, hablar en público... te servirán allá donde vayas.

Por otro lado, también es clave que analices tu estilo preferido de trabajo: flexible, rutinario, creativo, autónomo, sedentario... Otro aspecto a tener en cuenta es la clase de valores que deseas para tu lugar de trabajo: ambiente, trabajo en equipo, innovación, dinamismo, tamaño de empresa, estabilidad, proyección... Y por último, tus intereses: este es un campo mucho más amplio que abarca todo tipo de gustos y aficiones. Aunque pueda parecer que no guarda una relación inmediata con tu actividad profesional, reflexionar sobre ello te dará también algunas pistas muy útiles sobre hacia dónde ir: a fin de cuentas, habla de quién eres y de tus gustos, preferencias y habilidades naturales.

Si te hallas al principio de tu carrera profesional, puede que tengas las ideas muy claras sobre hacia dónde quieres ir, pero tampoco sería extraño que te cueste cierto trabajo aterrizarlas, familiarizarte con el funcionamiento del mercado laboral o decidir qué dirección seguir. Si, por el contrario, te encuentras en una etapa intermedia de tu desarrollo profesional, es posible que sepas con mucha más certeza lo que quieres y cómo moverte: probablemente, en este caso estarán más presentes las dificultades de cambiar un rumbo ya adquirido si, a raíz de tu análisis, encuentras que el lugar hacia el que te quieres dirigir tiene poco que ver con aquello a lo que ahora mismo te dedicas, o si adquirir las capacidades necesarias para el puesto o trabajo al que aspiras te requiere una inversión importante de dinero y tiempo.

En cualquiera de los dos casos, el camino podrá ser más o menos arduo dependiendo de cuáles sean tus puntos de partida y de destino, pero de lo que se trata a fin de cuentas es de apostar por conseguir aquello que quieres.

Así que... ¿a qué esperas? Analiza, asesórate, toma una decisión, trázate un plan, desmenúzalo en objetivos o etapas más pequeños y... ¡ponte en marcha!

 

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí

Biblioteca de Womenalia

Inteligencia Comercial Inteligencia Comercial A lo largo de sus páginas, descubrirermos que la inteligencia comerci ...
Cómo encontrar un nuevo empleo Cómo encontrar un nuevo empleo A lo largo de esta guía se exponen y analizan numerosos casos reales ...
Reinventarse Reinventarse El Dr. Mario Alonso Puig nos ofrece un mapa con el que conocernos mejo ...