Burocracia española VS emprendedores

Viernes, 18 Noviembre 2016

frenos-administrativos

Aunque en los últimos años se ha trabajado para reducir los trámites administrativos a los que tienen que hacer frente las mujeres emprendedoras cuando emprenden un nuevo negocio, aún siguen siendo muchas las trabas que se encuentran en el camino.

Recientemente, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) solicitó que se eliminen hasta 40 trabas y cargas administrativas adicionales, calculando además que con las medidas puestas en marcha en los dos últimos años en materia de reducción de trámites y barreras, la Administración y los autónomos han ahorrado 1.000 millones de euros

Publicidad

Vamos a revisar qué obstáculos aún te puedes encontrar como mujer profesional a la hora de iniciar tu carrera profesional como emprendedora o autónoma.

Trámites y requisitos para comenzar la actividad

Uno de los principales frenos administrativos que te vas a encontrar si vas a emprender es la gran cantidad de organismos con los que tienes que tratar y la burocracia correspondiente. Esto significa que vas a tener que realizar trámites y cumplir con requisitos que establece Hacienda y la Seguridad Social, pero también el Ayuntamiento de la localidad en la que desarrolles la actividad, el Registro Mercantil y puede que también con el Registro de la Propiedad. 

Se está intentando simplificar el número de trámites y aumentar las ventanillas únicas para acelerar la puesta en marcha de nuevos proyectos. No obstante, normalmente, como mujer profesional te vas a encontrar con otro importante freno que es el desconocimiento de los trámites y de las consecuencias jurídicas que puede tener no realizarlos o no hacerlo a tiempo. La formación de las emprendedoras es vital para poder paliar este freno.

De modo que, te recomendamos que acudas a asesores, expertos o mentores en emprendimiento que puedan guiarte al principio para no llevarte ningún susto respecto a trámites que se deben realizar y no tenías constancia. 

Independientemente de tu actividad, hay algunos trámites que debes realizar antes de comenzar con tu actividad: 

• Con Hacienda: declaraciones previas, alta en el IVA e Impuesto de Actividades Económicas (IAE), declaración censal de inicio de actividad y obtención del CIF (si constituyes una sociedad). 
• Con el Registro Mercantil: inscripción de la sociedad, en el caso de constituirla.
• Con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS): inscripción del empresario en el Régimen de Trabajadores Autónomos (RETA), inscripción de la empresa, alta de empleados. 
Notaría: aún es imprescindible que si constituyes una sociedad, vayas en persona a la notaría para firmar las escrituras así como para algunos trámites si eres autónomo. 

Impuestos, tasas y otras cotizaciones

Desde el momento cero en que comiences tu actividad una vez que hayas formalizado los anteriores trámites, tendrás que hacer frente a otro tipo de freno administrativo como son los tributos o impuestos. Reducen los resultados de la actividad profesional de las mujeres emprendedoras y provocan una gran presión en ellas y en ningún caso son proporcionales a los resultados o ingresos que se obtienen en la fase inicial del proyecto.


Ahora puedes apoyar una petición de Change.org dirigida al gobierno de España para solicitar una cuota de autónomo justa: Petición pagar una cuota de autónoma justa.


Si lidiar con proveedores, posibles clientes, inversores, etc. no fuera suficiente, como emprendedora deberás prestar mucha atención al tema impuestos aunque no te resulte agradable. 

Fórmate y ten siempre presente los plazos en los que debes presentar los distintos modelos y la liquidez que vas a necesitar para hacer los pagos de los impuestos. No tener liquidez o no presentar a tiempo tus impuestos, puede ocasionarte más de un problema importante y suponer un verdadero freno a tu negocio y tu carrera profesional como mujer emprendedora.  

Complejidad de las normas fiscales y otras barreras de entrada

Además, durante todo el transcurso de tu actividad como emprendedora, deberás prestar atención a la continua dinámica de cambio de las normas fiscales que se modifican constantemente

Deberás estar al día de todas las novedades, por lo que el asesoramiento de profesionales e Internet serán tus grandes aliados para informarte de nuevas normativas o leyes y cómo cumplir con los nuevos requisitos que vas a ir encontrando en tu camino. Participa en foros, suscríbete a boletines y sigue páginas en redes sociales de agregadores de información fiscal, laboral y contable para tener fácil acceso a la información. 

Y si te parecía que ya tenías bastante para comenzar tu carrera profesional como emprendedora, sigue leyendo porque dependiendo de la actividad que realices, deberás tener en cuenta otros aspectos como son normativas especiales en cuanto a protección de la salud, riesgos laborales, conservación medioambiental, existencia de patentes o marcas (o la obligación de obtener una para poder trabajar), protección de la propiedad intelectual y de los datos de tus clientes u otras normativas específicas a nivel local o regional. 

Acudir a las Cámaras de Comercio de tu zona o asociaciones de tu sector te puede ser de gran utilidad para informarte acerca de todos estos aspectos y prepararte para afrontarlos. 

Aunque existen estos frenos burocráticos u obstáculos a la hora de emprender, son solo otros aspectos a tener en cuenta en la puesta en marcha de tu proyecto como mujer emprendedora, de modo que analiza los requisitos que debes cumplir como una parte más de tu proyecto y ¡sigue adelante! Te espera una gran aventura profesional y vital que no puedes perderte. 

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí