Cómo liderar a tus primeros empleados

Jueves, 01 Septiembre 2016

1609-not-dirigirequipo

¡Enhorabuena! Ya has puesto en marcha tu negocio, al que le estás dedicando largas jornadas y mucho empeño. Te has encargado de darle forma a tu idea prácticamente sola. Pero lo sembrado va dando sus frutos y ha llegado uno de los momentos más importantes y decisivos: comenzar a crear tu equipo de trabajo, algo con lo que llevas soñando desde hace mucho. Lograr el éxito de tu proyecto sola es imposible, por lo que tienes que rodearte de un gran equipo para que sea posible. Para lograrlo no solo es importante su selección, sino la gestión del mismo.

Por ello, te traemos algunas estrategias básicas para dirigir adecuadamente a tu nuevo equipo.

Publicidad

- Objetivos y estrategia claros. Tus trabajadores tienen que saber cuál es el objetivo y las metas que persigue la empresa. Para poder transmitírselo adecuadamente, primero tienes que tenerlo tú claro. Una vez que tengas perfectamente definida la estrategia y los objetivos que persigue la empresa, haz partícipes a tus empleados.

- Piensa en qué empleado buscas exactamente. A la hora de seleccionar personal muchas veces nos dejamos llevar por sus conocimientos o experiencia. Sin embargo, tienes que tener en cuenta otras muchas cosas. Por ejemplo, si en tu empresa es importante el trabajo en equipo o la proactividad, tienes que buscar empleados que compartan estos valores.

- Investiga los salarios antes de establecerlos. El salario de tus futuros empleados es una parte muy importante a establecer. Por ello, tienes que investigar los salarios del mercado para cada uno de los puestos y sectores. Además, recuerda que los empleados buscan algo más en las empresas. Por ejemplo, intenta ofrecerles un buen salario emocional que les permita conciliar mejor su vida personal y profesional. Así conseguirás que los trabajadores se sientan orgullosos de trabajar en tu empresa.

- Construye un buen ambiente laboral. No olvides que los empleados, además de trabajar para tu empresa son personas. Relaciónate con ellos, conócelos y crea un buen ambiente laboral. El trabajo en equipo se basa en la confianza. Constrúyela y haz que tus empleados se sientan cómodos.

- Afronta el conflicto. En los equipos de trabajo surgen conflictos que hay que resolver. Evitándolos e ignorándolos lo único que conseguirás es que se abran heridas que pueden volver a surgir. Tienes que enfrentarte a ellos y descubrir su origen. De esa forma se podrán solucionar para que no vuelvan a ocurrir.

- Conviértete en un ejemplo. Los trabajadores se fijarán en ti a la hora de realizar su trabajo, por lo que tienes que ser el mejor ejemplo. Si quieres que ellos cumplan con su horario laboral o que estén comprometidos, demuestra que tú eres el primero que lo haces.

- Transmite ilusión. No olvides que es tu proyecto y que tienes que conseguir que tus empleados se sientan parte de él. Transmite qué es lo que te mueve y contágiales tu ilusión. Juntos llegaréis más lejos.

- Líderes, no jefes: jerarquías flexibles. Los empleados rechazan a los jefes inaccesibles. Intenta establecer jerarquías flexibles que hagan que todos los empleados Si hacéis historia, será cosa de todos. Delega en otras personas para así compartir el liderazgo.

1609-not-remo- Transparencia. Es importante que los trabajadores sean conscientes de la situación en la que se encuentra la empresa, para así poder hacer frente y actuar en consecuencia. Los empleados agradecerán la transparencia y al ser conscientes de los objetivos, metas y problemas, podrán realizar un trabajo mucho más alineado con la estrategia empresarial.

- Evita favoritismos. Las preferencias sobre unos empleados u otros generan tensiones que estropearán el ambiente laboral y traerán consecuencias nefastas para la empresa. Trata a todos los empleados por igual e intenta que estos desarrollen su carrera profesional dentro de la empresa.

- Gestión de despidos. Esta es una de las tareas más complicadas a las que tendrás que enfrentarte. Para empezar, no puedes olvidar que si un empleado no está logrando los objetivos o consideras que no comparte los valores de la empresa, mejor dejar de contar con él cuanto antes. El equipo es fundamental y, sobre todo cuando estás empezando, no puedes permitirte trabajadores que no están cumpliendo. Por otro lado debes tener en cuenta la gestión de los despidos. Informa primero al empleado y luego al equipo y hazle partícipe de las razones, siempre apoyándote en datos objetivos. No olvides ofrecerle tu apoyo en su futura búsqueda de empleo.

Hazte con el mejor equipo para tu startup y dirígeles adecuadamente. Verás como es mucho más sencillo alcanzar el éxito de esta forma.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí