Las 4 claves para superar el miedo a emprender

Lunes, 13 Marzo 2017

1406-hew-senior-emprendimiento-40años

¿Eres de las que trabajar para otros ya te aburre, te cansa y sientes las necesidad de emprender y abrir tu propio negocio, lo que vas a leer a continuación te interesa. Las personas que en algún momento de su vida sienten el impulso se enfrentan tarde o temprano al miedo a emprender un negocio y su multitud de etiquetas: miedo al  fracaso o al éxito (aunque esto último sorprenda), el miedo a la competencia,  el miedo a no ser suficiente, el miedo a fallar, el miedo a equivocarse, el miedo a no ser capaz...

Publicidad

La emoción 'miedo' es una de las emociones básicas, la emoción que nos permite identificar las amenazas reales y protegernos de los peligros.  El problema viene cuando las amenazas no son reales y damos veracidad a las amenazas irreales que creamos en nuestra mente distorsionada en base a la información del pasado, experiencias, creencias u opiniones de otros. Y esto ocurre nos ocurre con el miedo a emprender un negocio.

Al sentir ese miedo, nuestro miedo responde de la misma manera que si la amenaza fuera real, pero no nos engañemos: no lo son. Sólo están en nuestra mente.

Trucos para superar el miedo a emprender un negocio

1. Usar el vocabulario adecuado. La mayoría de nosotros estamos programados para temer eso que llamamos 'fracaso'. Los grandes triunfadores nos son infalibles a este miedo, pero la diferencia está en que ellos gestionan ese miedo como lo que es, un miedo irreal que hay que desmontar y lo primero que hacen es usar el vocabulario adecuado. No le llaman 'fracaso' y por tanto no lo viven como tal, lo llaman 'Desenlace' o 'Resultado'. Si las cosas no salen como esperaban al menos saben que han tenido una experiencia para crecer.  

Cuentan que cuando  Tomas Edison había intentado 9.999 veces inventar la bombilla eléctrica, alguien le pregunto: "¿Piensa llegar a los 10.000 fracasos?". Y él contestó: “Yo no he fracasado, sino que acabo de descubrir una manera más de no inventar la bombilla eléctrica”.   
Así que para perder el miedo a emprender un negocio, empieza a borrar la palabra 'fracaso' de tu vocabulario y sustitúyela por 'resultado'.
 
2. Desdramatizar el asunto. En otras palabras le quitan hierro al asunto (y esto es algo que deberíamos hacer más a menudo con muchas de las cosas que nos pasan a diario). Y si nos equivocamos, ¿qué? ¿Qué pasa? No es el fin del mundo. Cualquier resultado es un aprendizaje y todo aprendizaje es necesario para nuestra experiencia. Todo sirve y de todo aprendemos. Comprobarlo es fácil, sólo tenemos que pensar un momento en los tres fracasos más importantes de nuestra vida y preguntarnos: ¿Qué he aprendido? Es muy probable que sean las lecciones más valiosas de tu vida.    

3. Darle la importancia justa a la competencia. Cada uno de nosotros es único y, por eso, tenemos una manera diferente de hacer las cosas. Cuando pensamos en la competencia a la hora de emprender un negocio lo hacemos desde la generalidad: “Es que hay muchos que ya lo hacen”, “hay competencia con más experiencia y más preparada que yo”... ¿En serio? Piénsalo.. ¿hay alguien como tú? ¿Hay alguien que hace las cosas exactamente igual que tú? La respuesta no puede ser otra que no. Así que deja de temer a la competencia y focaliza tu energía y toda tu creatividad en hacerlo a tu manera. La competencia está ahí para inspirarte, no para copiarla. Y si es ella la que te copia a tí, reinvéntate. Deja de compararte y céntrate en tu valor para perder el miedo a emprender.

4. Evitar ser videntes. La mente juega muy malas pasadas y las personas que temen el fracaso visualizan por adelantado qué podría fallar. Eso provoca un estado emocional que les impide iniciar justamente las acciones que podrían garantizarle otros resultados. A esto le llamamos ser prudente, realista o gestionar los riesgos, pero lo único que conseguimos es poner el foco y la energía en todo lo negativo en lugar de crearnos un estado emocional que nos permita ser creativos y definir las acciones que nos acercan al objetivo. Preferimos evitar lo que no queremos que provocar lo que queremos. Hazte esta pregunta: ¿Qué harías si estuvieras seguro de que no vas a fallar?  


10 consejos para no rendirse a la hora de emprender un negocio


El miedo a fallar, al fracaso, a equivocarnos y en este caso a emprender un negocio lo vivimos como algo negativo, así que es lógico que nos provoque miedo. Equivocarnos en esta sociedad es algo negativo, está mal visto y de hecho se castiga y conlleva una penalización, un toque de atención de que algo no está bien en ti. No permitimos el error y lo sufrimos desde que empezamos a aprender: desde niños. Todos contribuimos a esto por lo que no es de extrañar que suframos ese miedo a no hacerlo bien, a no ser perfectos o a fallar.
 
Ya es hora de romper con eso. Empecemos a valorar nuestros errores, fallos y equivocaciones, ya que si no existieran, no aprenderíamos. El miedo a emprender es un miedo irracional a equivocarte. Sólo eso.

natalia-colmenero-womenalia
Por Natalia Colmenero, Fundadora de Matilda Atelier
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí