Cómo dejar de procrastinar en el trabajo

Miércoles, 04 Septiembre 2019

0919-crp-dejar-de-procrastinar

Procrastinar en el trabajo es uno de los obstáculos más importantes que tiene la productividad. Para poder ser productiva debes saber organizarte bien y destinar a las pequeñas tareas que tanto te distraen tan solo 15 minutos.

Lo que puedes hacer para ser más productiva es elaborar una lista de tareas a realizar en esos 15 minutos. De esta forma, aprovecharás los «tiempos muertos». Otra de las maneras es maximizar tus interrupciones, es decir, cuando hagas un descanso, úsalo para solventar cosas en las que no necesites estar concentrada -a no ser que sea urgente, entonces resuélvelo de inmediato-.

Publicidad

Por último, para aumentar la productividad, debes establecer tu objetivo profesional para los siguientes 90 días. Esta es la mejor forma de estar enfocada y motivada.

Deja de procrastinar y aprende a ser más productiva

Haz de estos consejos un hábito y verás cómo mejoran tus resultados y tu calidad de vida laboral.

Observa y elabora una estrategia

Descubre qué hace que procrastines y así podrás solucionarlo. Identifica en qué horarios eres más productiva y anota qué tareas te resultan más sencillas y cuáles más tediosas. Posteriormente, crea una estrategia que te aleje de los malos hábitos y te acerque a lo que quieres conseguir.

Controla tus pensamientos

Si eres capaz de controlar tus pensamientos, tienes la mitad del camino recorrido. Medita para aproximarte a la consciencia plena, comprende los sentimientos y enfoca tu atención en el ahora.

Esta es la forma de apagar el piloto automático y tener percepción y calidad en todo lo que ejecutes.

Olvida la multitarea

La multitarea puede ser un signo de productividad y, también, de procrastinación. Si haces muchas cosas al tiempo, postergas la entrega de algunas y ninguna se finaliza con la calidad adecuada. Este es el motivo por el que dividir una gran tarea en otras más pequeñas es más motivador.

No te castigues

Puedes cometer un fallo, pero si te fustigas por él, solo estarás aumentando tu nivel de ansiedad. Solo necesitas tomar nota y la decisión de cambiar esos malos hábitos que, en realidad, detestas.

Gestión del tiempo

Puedes utilizar los «pomodoros» o descansos de cinco minutos cada 25 de trabajo en un ciclo de cuatro descansos. Cuando finalizas esta rutina, deberás hacer una pausa mayor

De este modo, estarás concentrada 100 % en tu tarea sin ninguna distracción.

Planifica, pero ten en cuenta los imprevistos

Los imprevistos forman parte del día a día de cualquier persona. Suceden sin más, de ahí su nombre. ¿Causan problemas para todos? La verdad es que solo le causan problemas a quienes no se organizan con anticipación.

Dejar una tarea para el último minuto es muy arriesgado, porque pueden afectarte problemas externos que no puedas controlar.

Importancia de las tareas

Llegar a comprender la importancia de cada una de las tareas asignadas te hará procrastinar menos.

Enviar un correo electrónico en el plazo adecuado puede parecer de poca importancia, pero si piensas que es parte de tu trabajo y que eso puede influir en las actividades de otras personas, te darás cuenta de que realmente sí que tiene importancia enviar ese email a tiempo.

Cada acción forma parte del engranaje completo diario. Si realizas con calidad cada pequeña tarea, el proceso funcionará a la perfección.

La procrastinación como ladrón del tiempo

Procrastinar te roba tiempo. Al postergar una tarea se reduce tu productividad y se producen retrasos. Si trabajas con otras personas, también puede crear tensiones. A nivel más personal, creará estrés y ansiedad por la acumulación de tareas con una fecha de entrega límite, además de frustración.

Si quieres optimizar tus resultados, necesitas tener una buena organización y gestionar adecuadamente tu tiempo. Así evitarás procrastinar en el trabajo. Prueba estas técnicas y comparte tu experiencia en womenalia.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí