4 Claves para tener éxito en tu carrera Profesional

Miércoles, 20 Febrero 2019

crp-4-claves-exito-carrera-profeisonal

Sea cual sea tu edad, cualificación o trayectoria existen una serie de resortes que pueden ayudarte a darle un impulso definitivo a tus objetivos profesionales. Y no, no se trata de que inviertas en un Máster o especialización, ni de que te apuntes a todos los networking que te rodean. Esas decisiones contribuirán, sin duda, a encaminarte hacia tu objetivo, pero hoy no vamos a hablarte de ellas, hoy vamos a centrarnos en los aspectos de tu persona y tu entorno que es imprescindible cuidar para conseguir tus objetivos.

El filósofo Franco-alemán Albert Schweitzer lo expresaba así: "El éxito no es la clave de la felicidad, la felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que haces, tendrás éxito."

Publicidad

Así que vamos a ellas:

1. Empieza por poner orden en tu vida:

En los últimos tiempos la japonesa Marie Kondo nos ha recordado la importancia de mantener un entorno ordenado y "mirar las cosas de forma más cuidadosa" para lograr un mejor equilibrio. Pero lo cierto es que esta técnica ya venía siendo utilizada mucho antes de que apareciera "La magia del orden". Lo que los chinos llaman Las estrategias ambientales del Feng Shui, que implica un uso acertado de espacios, colores y materiales a nuestro alrededor, pueden ayudarnos a estabilizar nuestro Qi, nuestro flujo vital de energía, responsable de nuestro equilibrio interior. Y cuanto más cómodos, seguros y tranquilos nos sintamos en nuestro entorno, menos estrés adicional generaremos y más preparados estaremos para afrontar cualquier reto.

2. Dedícale tiempo a tu cuerpo y a tu ocio.

Es imposible mantener una carrera exitosa y satisfactoria a medio y largo plazo sin alcanzar un equilibrio entre la esfera personal y profesional. Nuestro trabajo es fundamental, pero es solo una parte de nuestra vida. Es imprescindible que le dediquemos tiempo a cuidar nuestra salud. Ya sabemos que las empresas cada vez apuestan más por programas de eHealth porque está demostrado que los equipos de trabajo que dedican parte de su tiempo a su salud (con programas deportivos, de nutrición, o hábitos que fomentan el bienestar en general) rinden más y están mejor preparados para soportar el estrés y adaptarse al cambio. Entonces ¿A qué esperamos para apostar por esas mismas prácticas en nuestra vida? No se trata de apuntarse a un actividad deportiva que nos exija más de lo que podemos, sino de encontrar qué actividad saludable va mejor con nuestras necesidades y nuestra personalidad y empezar a practicarla. Y lo mismo en el ámbito lúdico.

Dedicarle un tiempo diario a lo que más nos gusta activa nuestras hormonas de la felicidad y cambia nuestra perspectiva de lo que nos rodea.

3. Mantén el foco.

Nuestra sociedad hiperconectada e hipersaturada a menudo nos distrae. El bombardeo de opciones, consejos y tendencias puede hacernos dudar con frecuencia. Además, la necesidad de alcanzar el "éxito inmediato" a menudo provoca que malinterpretemos los inevitables fracasos que debemos superar por el camino. Mantener un objetivo claro, y trazar un plan con acciones concretas que nos acerquen a él cada día, sin dejarnos llevar en ningún momento por la desilusión o el desaliento, son la clave para alcanzar nuestra meta. El mayor fracaso es el abandono a mitad de camino.

En palabras de Toni Nadal, entrenador y preparador durante años de Rafa Nadal "Para destacar en lo que sea, lo más importante es la perseverancia".

4. Desconéctate. Y hazlo cada día.

Este mismo mes la psicóloga Sheri Madigan, de la Universidad de Calgary hacía público el resultado de un Estudio que han estado desarrollando con niños y niñas canadienses durante una década. Su conclusión es que, "el uso excesivo de tecnología puede tener efectos tan nocivos como la comida basura en el cerebro de los más pequeños". Concretamente afecta al desarrollo, a la atención y la capacidad de concentración. Unos resultados que pueden extrapolarse a los adultos. Aparte de multiplicar los niveles de estrés, la conexión constante puede llevarnos a olvidar los objetivos de nuestro día a día.

No se trata de que te desconectes claro, pero sí de que empieces a filtrar qué información necesitas en tu vida, y cuál no, y sobre todo que preserves ciertas horas al día de desconexión para que las neuronas de tu cerebro puedan regenerarse y seguir funcionando a pleno rendimiento.

Ahí los tienes. Cuatro consejos sencillos que no requieren de inversión ni dependen de nadie más que de ti misma para empezar a ponerlos en práctica, y que, sin embargo, pueden ayudarte a darle un giro positivo a tu vida. ¿No te lo crees? ¡Ponlos en práctica!

 

Publicidad
2 Comentarios
  • Elena Martinez - Valverde González de Lara
    Me ha encantado el post, gracias por compartirlo.
    Martes, Mar 12 2019 10:10:16am
  • Christina Chaff
    Very useful information.
    Lunes, Mar 11 2019 5:53:26am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí