¿Eres una workaholic?

Miércoles, 28 Noviembre 2018

281118-crp-eres-una-workaholic

"Cada vez me cuesta más desconectar del trabajo". Esta es una frase con la que la muchas de nosotras podemos sentirnos identificadas. La tecnología llegó para ahorrarnos tiempo, pero, en muchas ocasiones, ha terminado por llevarnos a jornadas interminables en las que estamos permanentemente conectadas. Como consecuencia, varios estudios recientes muestran que cada vez dedicamos más tiempo al trabajo. Los smartphones, pensados para permitirnos mayor libertad y movimiento, han terminado por trasladar la conexión del trabajo a casa convirtiendo los horarios continuos en jornadas flexibles en las que, paradójicamente, resulta más difícil que nunca desconectar, y convertirse en workaholic, (adicto/a al trabajo) es un riesgo real, y cada vez mayor.

De hecho, los datos muestran que 8 de cada 10 profesionales del ámbito privado revisan emails o contestan llamadas durante su tiempo de descanso, y muchos lo hacen también durante los fines de semana. Una presión laboral que es aún más intensa en el caso de emprendedoras o trabajadoras freelance que se sienten obligadas a rendir de forma constante y, con frecuencia para distintos proyectos a la vez. Una presión que, en la mayoría de los casos termina por convertirse en estrés y que, si se acumula de forma sostenida en el tiempo, puede terminar poniendo en serio riesgo nuestra salud.

Publicidad

Recientemente la University College de Londres reveló que alargar en exceso los horarios y las cargas de trabajo tiene un impacto directo en nuestra salud. Concretamente multiplica las posibilidades de padecer un derrame cerebral (incrementa este riesgo en un 33%) o un fallo cardiaco (15%).

Si embargo, la adicción al trabajo, paradójicamente, no está relacionada con una mayor productividad o un mejor rendimiento. En realidad, para ser realmente productivos, la desconexión y el descanso son imprescindibles. Ocho horas de sueño reparador pueden ser mucho más productivas que una mañana entera frente al ordenador o una jornada completa de eventos encadenados o reuniones de trabajo. Nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro necesitan regenerarse para poder generar nuevas ideas y resolver situaciones de manera eficiente y la adicción al trabajo pone en riesgo evidente este frágil equilibrio.

Así que, para ayudarte a identificar si eres, o estás en camino de convertirte en "workaholic" hemos creado un test con una lista de conductas que pueden servir para encender las señales de alarma.

Descubre si eres una workaholic

Responde a este test y sal de dudas.

 

1. ¿Sientes la necesidad de revisar tu móvil a cualquier hora y en cualquier lugar?

2. ¿Sientes una presión constante de demostrar tu valía y un temor infundado, pero constante, a perder tu trabajo o ser superado por otro compañero/a?

3. ¿Crees que trabajar los fines de semana es algo normal y que todo el mundo debería hacerlo para mostrar su compromiso?

4. ¿Sueles cancelar a última hora tu asistencia a eventos o reuniones que no tengan que ver estrictamente con tu trabajo?

5. ¿A menudo te sientes cansada o te cuesta concentrarte, aunque no por eso dejas lo que estás haciendo?

6. ¿Sientes que tu cuerpo no responde como antes y aunque tienes pensado hacer ejercicio no encuentras el momento de hacerlo con asiduidad?

7. ¿Pasas gran parte de tu tiempo libre revisando tus RR.SS. personales o viendo contenidos relacionados con tu desarrollo profesional?

8. ¿Piensas a menudo en tus objetivos profesionales y en cómo lograrlos, incluso en las épocas en las que se acercan las vacaciones o los periodos de descanso?

9. ¿Sueles comer mal y a destiempo, pero no te parece que tenga mayor importancia?

10. ¿Casi siempre terminas hablando de trabajo cuando estás entre amigos o llegas a casa?

11. ¿Te cuesta dormir o te sientes ansiosa?

12. ¿Te da la sensación de que la gente no comprende bien el esfuerzo que estás haciendo para alcanzar tus objetivos?

Has obtenido puntos

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí