4 pasos para creértelo y dar el salto profesional que merece tu carrera

Lunes, 02 Abril 2018

da-el-salto-profesional

A la hora de buscar un nuevo empleo, ¿te atormenta la conciliación, el salario, la proyección profesional, las tareas de la casa...? Aunque no lo creas, lo más importante no es eso, eres tú. Por eso, te acerco 4 pasos que deberás tener en cuenta para conseguir tu meta y, olvidar las preguntas trampa que no te permiten creer en ti.

En la actualidad, escuchamos en los medios de comunicación las palabras mujer y trabajo asociadas al techo de cristal, a la conciliación, a los salarios bajos, al trabajo fuera y dentro de casa...Aunque es una realidad, eso no ayuda en nada si estás buscando una nueva oportunidad laboral.

Publicidad

¿Crees que un hombre a la hora de dar un salto profesional piensa en quién llevará sus hijos al colegio, quién los recogerá, a qué hora se cargará la lavadora, cuándo se hará la limpieza de la casa, cuándo se hará la compra...? Algunos hombres se lo plantearán, pero lo cierto es que este tipo de cuestionamientos, a veces, solo pasan por la mente de una mujer que se plantea dar un giro profesional, o simplemente buscar un trabajo.

Sin embargo, aunque esas son las preguntas "árbol" que no nos dejan ver el "bosque"... Lo más importante que te llevará a realizar un cambio profesional se resumen en estos 4 puntos:

1. Creer en ti misma:

Para creer en ti solo tienes que hacer una lista de tus logros conseguidos, tus habilidades, tus puntos fuertes...Eso es lo que te diferencia de los demás y te hará llegar a tu meta. Por ejemplo, puedes conseguirlo haciéndote preguntas del tipo: ¿eres la más rápida, eres analítica, eres constante, eres tenaz, eres alegre, proactiva?, ¿cómo eres y qué te diferencia? Y eso, utilizarlo para convertirlo en tu fortaleza. No olvides tus debilidades, siempre desde un punto positivo y con actitud de mejora, nadie es perfecto y tú tampoco.

2. Tener un CV bien estructurado:

Estructura tu curriculum, escríbelo en papel haz una estructura por fechas y pensando cómo ha ido evolucionando tu carrera en cada puesto o trabajo, y por qué ahora te planteas un salto profesional, o una nueva búsqueda; si hace mucho tiempo que no trabajas, seguro que has tenido una vida social activa con intereses que han fortalecido muchas de tus habilidades.

3. Buscar ofertas que realmente se ajusten a tu experiencia y capacidad:

Ser consciente y realista de hasta donde puedes llegar es una virtud. Afina el tiro en la búsqueda, no te apuntes a todas las ofertas porque no será productivo, perderás el tiempo porque no te dará buenos resultados. Apúntate a ofertas que consideres que han sido pensadas para tu perfil; ese tipo de oferta hará que centres también la redacción de tu CV y te será más fácil preparar las entrevistas.

4. Preparar muy bien la entrevista que incluye el pase a la final:

Y ahora sí, la gran oportunidad y la gran temida: la entrevista. Importante: lee la oferta otra vez, y todas las veces que lo necesites, piensa por qué razón debes ocupar ese puesto, prepara con tiempo cada entrevista de trabajo, tus logros, tus debilidades, tu trayectoria profesional, y, por supuesto, estudia con antelación la empresa u organización para la que vas a trabajar, confía en que cada entrevista puede ser la definitiva.

Si estos pasos están pautados, pensados y trabajados, encontrarás la oportunidad que estás buscando, podrás negociar tu salario, tu horario, porque eres tú y no otra persona la que debe ocupar ese puesto.

¡Créetelo y comparte tu experiencia con las demás, seguro que tienes más trucos para llegar tan lejos como te propongas!

 

paola-lamiPor Paola Lami, Comunicación en Fundación Bobath
Linkedin: Paola Lami

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí