Cómo decir que no a una oferta de trabajo

Lunes, 27 Noviembre 2017

rechazar oferta de trabajo

Puedes decir no sin sentirte culpable

En ocasiones, una empresa puede ofrecerte un puesto que, por cualquier motivo, no te interesa o piensas que no te conviene. Darte de baja de un proceso de selección o rechazar una oferta de trabajo en firme es una cuestión delicada. Sin embargo, si lo haces bien no tiene por qué volverse en tu contra; puede, incluso, ser el origen de otras oportunidades en el futuro. Para ello, ten presentes algunas reglas básicas:

  • Publicidad

    No lo pospongas: si tienes claro que la oferta no te interesa o que no quieres cambiar de trabajo ahora mismo, no aplaces el momento de comunicarlo a los reclutadores. Si sigues adelante, es muy posible que tu falta de interés se note y piensen que les has hecho perder el tiempo, o teman que tengas alguna intención oculta para continuar en un proceso en el que no estás interesado.

  • Expón tus motivos: no se trata de que les comentes, sin filtro, cualquier cosa que se te haya podido pasar por la mente, pero sí necesitas explicar el porqué de tu decisión. Quizá no te interesa el contenido del puesto, no te convence la empresa, o ahora mismo no quieres cambiar de trabajo (por ejemplo, por circunstancias personales…). Sé sincero con educación, con elegancia y sin ofender. Explica lo que no te encaja, ya sea el contenido, la empresa en sí, o las condiciones concretas de la oferta (salario, beneficios…). Si el motivo es que has recibido otra oferta que has decidido aceptar, también puedes decirlo (en principio es más aconsejable no mencionar el nombre de la otra empresa por pura discreción).

  • Sé agradecido: siempre, pero especialmente cuando rechazas una oferta de alguien, debes mostrar tu gratitud por su interés en ti. Muestra tu respeto por lo que se te plantea y por haber sido contactado o elegido; haz ver cuánto lo valoras con independencia de que las características concretas de la oferta no te hayan encajado.

  • Mantente abierto y disponible: haz ver que pueden contar contigo. Que esta oferta concreta no te interese no significa que no puedas ayudarles a encontrar un candidato si está en tu mano, o que no estés abierto a hablar con ellos de nuevo en el futuro. Si has sido sincero sobre tus motivos, es más probable que puedan contactarte más adelante para un puesto que te encaje mejor, caso de surgir la oportunidad.

¿Y si es a mi empresa a la que quiero decir no?

Es posible que la oferta que vas a declinar no proceda de otra empresa sino de la tuya actual: por ejemplo, una promoción o un cambio de departamento. Las reglas comentadas aplican igualmente, pero existen, además ventajas y riesgos específicos de esta situación:

  • La ventaja es que la conversación será, seguramente, más flexible y abierta al tratarse de personas que ya conoces y te conocen. Tus explicaciones se entenderán mejor porque tus interlocutores trabajan en tu misma empresa, cultura y contexto, y tú tienes más pistas sobre cómo enfocar tu discurso, qué mencionar y qué no.

  • El riesgo a evitar es doble:

    • Al tratarse de tu empresa lo natural es que ya estés sesgado por tu propia experiencia en ella, por tus opiniones sobre ciertas personas; puede que tengas quejas que se originan en tus propias vivencias... Por eso, es esencial que no caigas en la acusación o la ofensa personal (por ejemplo, di “fulano y yo tenemos estilos muy distintos” en vez de “no me gusta cómo trabaja”).

    • Presenta los motivos de tu rechazo como algo específico sobre esta oferta para evitar limitar tus posibilidades de cara a futuras promociones internas. Di “ahora mismo no me planteo…”, “me gustaría más algo como…” o “lo que no me encaja de esta oferta es…” para no crear la sensación de que no estás abierto a cambios.

Y en todo caso, recuerda: con educación, elegancia y una actitud abierta y positiva hacia la persona o empresa que se interesa por ti, siempre estás en tu derecho de decir que no.

 

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí