¿Cómo se hace el currículum perfecto? Esta chica tiene el ejemplo

Lunes, 04 Septiembre 2017

como-se-hace-un-curriculum-perfecto
 
Acabar la carrera universitaria y volver a casa. Algo que cada vez se considera más normal. Esta es la difícil situación de muchos jovenes sin experiencia laboral, que ven cómo se le cierran las puertas al mercado de trabajo. Sin embargo, Katie Simon ha demostrado que es posible abrirlas gracias a sus claves para saber cómo se hace un currículum perfecto. Con este documento, ha conseguido entrevistas con prestigiosas empresas, como por ejemplo Google. Un modelo de currículum digno de análisis.

No se trata de un currículum normal... Las claves para tener el currículum perfecto

"Durante mi último año de universidad, decidí que no iba a convertirme en otra niña boomerang que vuelve a casa, sin trabajo y sin plan después de la graduación". Así comienza el artículo en el que Simon aporta las claves para saber cómo se hace un currículum perfecto.

Está claro que sin experiencia es complicado destacar, pero ella lo consiguió. Realizó prácticas en actividades extracurriculares, expandió su red de contactos y acudió a varias ferias de trabajo. Incluso emprendió a la temprana edad de los 14 años.

Publicidad

Ahora, trata de explicar cómo consiguió entrevistas en Google o BuzzFeed, por ejemplo. Además, rechazó ofertas de una importante campaña política, un enorme contratista gubernamental y una fundación de mil millones de dólares. Casi nada.

Las 9 claves para saber cómo se hace un currículum perfecto

1. Tu currículum es un guión

Olvídate de las plantillas. Piensa en tu CV como una guía para el reclutador. Lo primero es plantearte algunas preguntas:

  • ¿Qué preguntas quieres que te hagan?
  • ¿Cómo quieres impresionarlos?
  • ¿Qué te gustaría resaltar y qué te gustaría evitar?
  • Supongamos que no tienen otra información sobre ti además de este documento. ¿Es convincente?

2. Busca la claridad

Demasiadas palabras = desorden = confuso = rechazo. No importa lo que hayas hecho si es imposible explicarlo todo en una página. Recorta y elimina sin miedo todos los términos innecesarios. Un buen ejemplo es la introducción de secciones: ¿de verdad piensas que es necesario especificar que 'Womenalia' es la empresa en la que has trabajado? ¿O que 'CDO' ha sido tu cargo?

Al terminar, repasa varias veces el currículum y pregúntate a ti misma sobre cada una de las líneas: ¿Es realmente necesaria para mejorar la percepción de la empresa?


El objetivo profesional puede ser el factor diferencial en tu currículum


3. Sé concisa

Una página. No más de tres o cuatro apartados y no más de tres o cuatro puntos de enumeración con una línea para cada uno. Misma norma en este punto: ¿Todo lo que has añadido aporta valor? Reflexiona al repasar.

4. Los resultados antes que las habilidades

Es fundamental tasar en datos el éxito de tus experiencias. Por ejemplo, Simon incluye este ejemplo:

  • "Aumenté un 40% los seguidores en Facebook", en lugar de "Actualizaba las cuentas de Facebook y Twitter de la compañía"

5. Destaca tus proyectos emprendedores

Si cuentas con actividad extralaboral, destácalo: proyectos individuales o universitarios e incluso tu blog personal. Simon aporta como ejemplo su proyecto de clase, en el que recomendó cambios en la estrategia de marca a una organización sin ánimo de lucro. La implementaron y a día de hoy siguen usándola.

6. Llévelos a otras fuentes de información

Es necesario ser concisa, sí, pero también puedes ofrecer la opción de que amplíen información: enlaces a portafolios, a tu web o a tu perfil en redes sociales como LinkedIn, Twitter o Womenalia.

7. Desházte de tus experiencias de trabajo más antiguas

Si has ocupado más de tres puestos de trabajo hasta ahora, considera no incluir uno o dos de los más antiguos. Simon asegura haber trabajado en casi el doble de lugares que aparecen en su currículum, pero optó por incluir sólo los más interesantes. Incluso si estás con poca o sin experiencia en lo tuyo, merece la pena seleccionar. Por ejemplo, dependiendo del trabajo, puede valer más la pena resaltar tus prácticas de verano que el contrato laboral que conseguiste repartiendo pizzas.

8. Incluye algo raro

Busca un añadido que haga convencer definitivamente al reclutador. Incluso si no está relacionado al 100% con ese trabajo, estos pequeños matices pueden llamar la atención y sugerir otras habilidades deseadas y difíciles de plasmar sólo en las experiencias laborales: creatividad, capacidad para trabajar bajo presión, espíritu emprendedor...

9. Adaptarlo a cada oferta de trabajo

Sí, se necesita tiempo, pero no mucho, sobre todo si se mantiene un documento con apartados opcionales y puntos para intercambiar. Mantén en la reserva una serie de habilidades intercambiables según el puesto: por ejemplo, no utilizarás lo mismo si tienes uno más técnico a si tienes uno más creativo.

Ya sabes cómo se hace un currículum que destaque sobre el resto. Ahora... ¡A por todas! Más allá de la información sobre el CV, puede servirte de ayuda este e-book sobre cómo conseguir trabajo rápido.

Publicidad
1 Comentarios
  • Ana Embid Segura
    Quiero felicitar a la autora. Comparto su artículo en todo lo que dice.
    Lunes, Nov 13 2017 7:46:14pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí