4 preguntas a responder antes de una entrevista de trabajo

Lunes, 06 Noviembre 2017

preguntas-preparar-entrevista-de-trabajo-mujeres

Si vas a realizar una entrevista de trabajo para un puesto no te preguntes por lo que quieren oír, por lo que buscan, por lo que es más adecuado ni por las preguntas que te harán. La pregunta más importante que debes hacerte es: ¿Qué quiero que vean? ¿Qué quiero mostrarles? La entrevista más importante es previa, contigo misma.

Además, la mejor entrevista de trabajo es la que se convierte en una conversación. Para el entrevistador es la mejor forma de conocer realmente a la persona. Para el entrevistado, la mejor forma de dejar su huella personal.

4 preguntas para preparar una entrevista de trabajo

Publicidad

Para transformar una entrevista de trabajo en una conversación genuina y efectiva, la primera conversación debes tenerla contigo. Aquí te dejo 4 preguntas básicas que debes hacerte. Reflexiona sobre las respuestas para prepararte.

1. ¿Quién soy, cómo soy, y cómo encajo?

Piensa en quién eres, cómo eres y si todo ello encaja con lo que requiere el puesto al que vas a optar o con la empresa que ofrece el puesto. Valora si quieres hacerlo encajar. Y si la respuesta es sí, cómo podrías hacerlo.

preparar-entrevista-de-trabajo-preguntas

Fuente: María Luisa de Miguel Corrales

De estas preguntas extraerás tus puntos fuertes como persona y como profesional, que son los que te distinguen. También serás más consciente de tus debilidades: las aceptarás e integrarás en tu vida. Las debilidades lo son si no se conocen o no se aceptan; en cuanto las aceptas se convierten en fortalezas.

Recuerda que detrás de cada fortaleza hay una debilidad y viceversa, por lo que siempre puedes darle la vuelta en la entrevista de trabajo. El orgullo puede ser una debilidad si te obceca o no te permite ver y reconocer errores, pero se convierte en una fortaleza cuando se traduce en afán de superación y tenacidad para no darse por vencida.


7 preguntas clave en una entrevista de trabajo


2. ¿Qué he demostrado en mi vida?

Echa la vista atrás y rememora tus experiencias. Encuentra los logros que alcanzadas y las situaciones difíciles superadas. Pregúntate por cómo lo hiciste y tendrás delante las competencias que podrás hacer ver en la entrevista de trabajo.

Hoy todas las empresas buscan lo mismo: capacidad de adaptación al cambio, saber colaborar y trabajar en equipo, interés por aprender, iniciativa y proactividad, responsabilidad, etc. Las llamadas competencias transversales. Busca en tu historia personal ejemplos de ellas, revívelas y conviértelas en una historia para ser contada en la entrevista.

Las historias calan, nos diferencian y dejan huella. Además, al aportar ejemplos reales y con detalles serás mucho más convincente.

3. ¿Qué necesito saber para valorar si es un buena oportunidad?

Las situaciones, necesidades y motivaciones de cada persona ante un posible puesto de trabajo son muy diferentes. Las que importan son las tuyas: el dinero, las posibilidades de promoción, los horarios, la visibilidad o el aprendizaje.

Pregúntate por ellas y tenlas muy claras. En algún momento de la entrevista de trabajo tendrás que ser tú la entrevistadora y asumir el control demostrando que tienes iniciativa, seguridad y criterio, que no te vale cualquier cosa y que necesitas saber para valorar y decidir.

Lo mejor para preguntar es hacerlo al hilo de algún comentario o pregunta de tu entrevistador. Así dará pie para introducir de forma natural la cuestión que te interesa saber. Dale tiempo al entrevistador para que ejerza su función: no preguntes al principio. Y tampoco preguntes por un sólo aspecto del puesto, hazlo por varios; así dejarás puertas abiertas para negociar y te mostrarás flexible.

El lenguaje condicional funciona muy bien en estos casos porque es menos comprometido: "¿Cuáles serían concretamente mis funciones y responsabilidades? Me gustaría conocer las condiciones económicas del puesto. ¿Cuál sería el horario? ¿En un futuro habría opciones de promoción?"

4. ¿Qué tengo para aportar?

Vete más allá de tus fortalezas y competencias, sé estratégica y pregúntate por tus recursos personales: experiencias, red de contactos, conocimientos más allá del curriculum, otras habilidades que no tenga que ver con el puesto, contribuciones a la comunidad... Extiende tu valor como mujer profesional más allá del puesto y házselo ver al entrevistador como un beneficio extra o a futuro para la empresa. Escoge el momento adecuado para hacerlo, también al hilo de la conversación o cuando detectes la necesidad para la empresa o el valor que le podrías dar.

Si tienes claras las respuestas a estas preguntas, actuarás con seguridad y autenticidad en la entrevista de trabajo y no importará las preguntas que te hagan porque las responderás con confianza y firmeza. Además, dejarás en ella tu huella personal. No es posible asegurar que con estas claves te den el puesto, pero seguro que saldrás convencida de la gran profesional que eres.

maria-luisa-de-miguel-corrales-womenaliaPor María Luisa de Miguel Corrales, Premio Internacional Mentoring EMCC 2015 en European Mentoring
Blog: Alquimiacoach
Página web: Alquimiacoach.com

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí