Conseguir el trabajo que quieres a partir del trabajo que tienes

Viernes, 17 Febrero 2017

conseguir-el-trabajo-que-quieres

Conseguir el trabajo que quieres nunca es fácil. Pero a pesar de que se tiende a pensar que lo más fácil es cambiar de trabajo, hay otras opciones a desarrollar por las propias empresas.

Imaginemos que somos arquitectos. Nos han contratado para construir un vivienda unifamiliar y nos transmiten que confían plenamente en nosotros, que con las posibilidades del solar diseñemos un hogar que represente el estilo de vida de las personas que lo habitarán.

Publicidad

Partiendo de la base de que conocemos a los autores del encargo, como arquitectos, lo primero será visitar el solar, analizar las posibilidades del mismo y a partir de ahí comienza una de las fases más bonitas: la fase de diseño, donde la creatividad, la implicación, el compromiso, el entusiasmo, la motivación y la energía están latentes en cada trazo que hacemos. Una vez diseñado, viene la fase de construcción, igual la más complicada porque se tiene que lidiar con múltiples actores que intervienen en el proceso. Y finalmente la entrega del trabajo, que representa la materialización del esfuerzo realizado para llegar al objetivo fijado.

Trasladémoslo al mundo de la empresa. Somos seleccionados para incorporarnos a una organización que nos resulta atractiva, por posibilidad de desarrollo, alineación de valores, filosofía, propósito e impacto en la sociedad, así como por las funciones a desempeñar. Una vez incorporados, comienza la fase de socialización, fase de análisis del arquitecto, donde analizamos nuestro encaje con la organización, con nuestros compañeros y con nuestro trabajo.

A los 6 meses, hacemos una reflexión y efectivamente el feeling inicial era acertado: te gusta la organización, tus compañeros y lo que haces. En ese mismo momento, desde RRHH tienen una entrevista contigo. El objetivo, saber qué tal te encuentras, cuáles han sido tus principales dificultades durante este período y cómo te podrían ayudar a mejorar tu día a día en el trabajo.

Ha existido un tiempo prudencial para que conozcas la organización y las posibilidades de crecimiento dentro de la misma y se te plantea cuál es la vía de desarrollo que te gustaría tomar. En base a tu capacitación, cualidades, experiencia, inquietudes… te proponen varios planes con objeto de que analices cuál te hace vibrar más. Con la decisión tomada, comienza la fase de construcción de tu desarrollo para materializarlo en el objetivo final: poder alcanzar tu máximo potencial dentro de la misma y conseguir el trabajo que quieres.

Esto sería el concepto de lo que encierra el Job Crafting. Belén Varela en una entrevista aporta unas declaraciones interesante por la profundidad de lo que engloba: “Convierte el trabajo que tienes para conseguir el trabajo que quieres”. De esta forma, es la propia persona la que decide cuáles son las dimensiones que va a desarrollar dentro de su puesto. Como Varela comenta en la entrevista, los beneficios son importantes: mejora el engagement, el desempeño y la productividad, haciendo el trabajo mucho más atractivo para la persona y más productivo para la organización.

¿No sería más fácil dejar que el arquitecto pueda diseñar la vivienda dentro de los límites establecidos con objeto de poder aprovechar al máximo el solar? ¿No es más fácil como organización dejar a las personas que elijan su propio desarrollo dentro de la misma para poder alcanzar su máximo potencial con pasión, compromiso, ilusión, implicación y motivación?

Ideas básicas para que los trabajadores consigan el trabajo que quieren sin salir de la empresa

Lo más importante de todo es crear la realidad de forma consciente con una intención viva, atenta y amable de poner a las personas en el centro de la estrategia empresarial

1. Mapear los modelos de desarrollo y hacerlos visibles a toda la organización

2. Dejar libertad, autonomía y responsabilidad para construir

3. Mejorar las habilidades de talento de las personas

4. Cerrar acuerdos flexibles con las personas que les permita gestionar su propia conciliación

5. Dar lo mejor para crear lo mejor. Ofrecer las herramientas necesarias para que puedan responder de manera más efectiva a los retos del día a día

6. Ser lo más transparentes posibles a todos los niveles

7. Desarrollar un liderazgo más transformador

8. Disminuir las jerarquías y crear organizaciones más horizontales

Nuestra responsabilidad personal será comprometernos en conocernos, atrevernos a ser nosotros mismos y aportar ese diferencial a través de nuestros valores. Debemos aprender a hacernos cargo de nosotros mismos, siendo conscientes de cuál es nuestra contribución, nuestra aportación de valor como profesional, a partir de ahí, seguir construyendo para el bien común.

Conseguir el trabajo que quieres es posible. Hacer las cosas diferentes, nos dirige hacia resultados inteligentes.

fayna-pulido-womenaliaPor Fayna Pulido, acreditada en Felicidad en el Trabajo por iOpener Institute for People and PerformanceTM
Publicidad
1 Comentarios
  • Adrian Chaparro
    Estupendo artículo! En mi opinión, representa una herramienta muy valiosa para aquellos que buscamos el bienestar y la felicidad en nuestro puesto de trabajo y que, en ocasiones, no sabemos cómo conseguirlo. Me encantó el empleo de la metáfora del arquitecto, muy acertada. Enhorabuena.
    Martes, Feb 28 2017 6:45:54pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí