El síndrome del impostor: claves para superarlo

Viernes, 03 Mayo 2019

1611-not-sindromedelimpostor-principal

¿Alguna vez has tenido dudas sobre ti misma como mujer profesional? ¿Tienes una carrera profesional exitosa, un gran número de logros e incluso algún premio y sigues pensando que tu éxito es fruto de la suerte? Si te sientes identificada con esto, quizá sufras el síndrome del impostor. Este se define como el malestar emocional a causa de sentir que no mereces la posición que ocupas a nivel académico, social o en tu carrera profesional. Algunos estudios demuestran que este síndrome es más habitual de lo que parece. Según Valerie Young, una experta que desarrolla programas profesionales sobre el tema, 7 de cada 10 personas lo han sufrido a lo largo de su vida. Es un problema importante que además afecta más a la mujer profesional.

En una tribuna, la periodista Carme Chaparro relacionaba la invisibilidad de la mujer científica con este problema: "A pesar de que cuatro de cada 10 investigadores españoles son mujeres, solo seis de cada cien artículos escritos sobre la ciencia española reflejan su actividad. Puede tener que ver con el síndrome del impostor. Ese síndrome, demostrado por diversos estudios, por el que las mujeres siempre juzgamos nuestro trabajo peor de lo que es", afirmaba la periodista. Está comprobado que, por lo general, las mujeres somos mucho más exigentes con nosotras mismas. Además, este problema lo sufren de manera especial, las mujeres profesionales que ocupan puestos de trabajo típicamente masculinos, como las científicas o las empresarias. "Se espera que las mujeres minimicen lo que hacen. No pueden alardear tanto como lo hacen muchos hombres exitosos", dijo la psicóloga Hamira Riaz. El éxito no siempre es tan bonito como nos lo pintan. Incluso hay veces que se convierte en nuestro peor enemigo. "Siempre me he sentido como una especie de impostora, nunca sé qué estoy haciendo", afirmó la actriz Jodie Foster en el "Women in Entertainment Power 100", un evento en el que ella fue la invitada  de honor.

Publicidad

La doctora Pauline Clance acuñó este término por primera vez en 1978, reconociendo que ella misma lo había sufrido en la escuela: "Cada vez que hacía un examen importante tenía mucho miedo de haber suspendido. Mis amigos se estaban empezando a cansar de mis constantes preocupaciones, así que decidí guardarme los miedos para mí", relataba en su blog. Es muy posible que te sientas identificada con esta historia. Son muchas las ocasiones en las que nos sentimos impostores. En los que sentimos que estamos mintiendo a los demás. "No soy un genio, soy un fraude", manifestaba uno de los personajes masculinos de la serie científica "The Big Bang Theory", demostrando que no solo las mujeres profesionales sufrimos este problema.

Pero qué no cunda el pánico, ¡este problema tiene solución! ¡Solo tienes que seguir estos pequeños consejos!

1611-not-sindromedelimpostorTips para superar el Síndrome del Impostor

- Acepta que tú eres responsable de tu éxito. No olvides que las oportunidades solo llegan a aquellos que están dispuestos a aprovecharlas.

- No olvides que equivocarse es normal. Lo importante es aprender y sacar algo positivo de cada uno de tus errores.

- Asume que no eres perfecta. Nadie lo es. Es normal no saber todo y tienes que estar siempre dispuesta a aprender. Para tener una carrera profesional de éxito nunca puedes dejar de formarte. Recuerda el dicho popular: "nunca te acuestes sin saber algo nuevo".

- Acepta los elogios y halagos. Aprende a distinguir cuáles son reales y disfrútalos. ¡Te los mereces!

- Comparte qué te ocurre y cómo te sientes. Muchas veces no somos capaces de gestionar nuestras emociones y por miedo a que no nos entiendan, las guardamos para nosotras mismas. Para expresar tus sentimientos tienes dos opciones:

1- Escribe un diario. Reflejar sobre el papel cómo te has sentido ante determinadas situaciones puede ayudar a que conozcas mejor tus sentimientos.
2- Hablar con alguien. Muchos psicólogos especializados en el tema cuentan que hablar abiertamente del tema con otras personas que se encuentren en el mismo ámbito profesional ayudará mucho. Por ejemplo, la figura del mentor es muy útil. Cuando compartimos lo que sentimos, podemos darnos cuenta de que no somos las únicas que lo estamos sufriendo.

- Párate y haz una lista de todos tus logros. En ella incluye cómo conseguiste cada uno de tus éxitos. ¿Qué hiciste para alcanzar ese trabajo tan deseado? ¿Cómo lograste mejorar tu carrera profesional? También es útil que hagas otra lista con todas las cosas que se te dan bien y así fortalecerlas.

- Ten cuidado con el lenguaje que utilizas. Consigues un ascenso y lo primero que piensas es que tuviste "suerte". Olvida esa palabra y enfócate en todas las acciones que llevaste a cabo para conseguirlo.

- No te compares con otros. Las comparaciones son odiosas y cada carrera profesional es única. Céntrate en tus éxitos y fracasos y avanza pensando en ti misma, sin mirar el camino de los demás.

- Intenta rodearte de personas optimistas. Tener a nuestro lado a personas alegres nos ayuda para mirar todo con otro punto de vista.

El Síndrome del Impostor puede vencerse. Cuando lo consigamos nos será mucho más fácil seguir adelante y escalar en nuestra carrera profesional. Tus éxitos y logros son fruto de mucho trabajo y esfuerzo. ¡Nunca lo olvides!

Publicidad
1 Comentarios
  • Pilar Navarro Colorado
    ¡Cuántas veces nos dejamos llevar por ese pensamiento/sentimiento de que no somos suficiente! Quizá sea una herencia educativa que llevamos impregnada, sobre todo las mujeres. hace unos días escribí un artículo sobre el síndrome del impostor que felizmente coincide en muchos puntos con el vuestro. Por si os interesa su lectura: https://pilarncolorado.com/sindrome-del-impostor-formas-de-superarlo/ Gracias
    Lunes, May 6 2019 11:32:38am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí