¡Sal de tus zapatos! Practica la empatía en el trabajo

Viernes, 19 Agosto 2016

1608-not-empatía

La empatía es una de las competencias claves de la inteligencia emocional que aparecen a la hora de relacionarnos con los demás y comunicarnos con ellos y que es imprescindible para generar un entorno laboral cómodo. Además, es fundamental fomentarla en aquellos que tengan que ejercer liderazgo, ya que está relacionado totalmente con esta habilidad. Sea cual sea tu puesto de trabajo ser empático te producirá muchos beneficios. Recuerda que en el trabajo pasamos incluso más horas que en casa y estás obligado a convivir con tus compañeros de trabajo. Por ello un clima de trabajo relajado hará que el trabajo resulte más sencillo y saludable. De otra forma, trabajar se convertirá en un pequeño suplicio. Por ello es totalmente necesario trabajar estas competencias.

¿Qué es la empatía?

Publicidad

Muchas veces, cuando hablamos de empatía mencionamos que hay que tratar a los otros como te gustaría que te trataran a ti. Sin embargo, ¿has pensado alguna vez que no todos somos iguales? Cada persona es un mundo y a cada uno nos gusta que nos traten de una forma. Por tanto, la empatía consiste precisamente en tratar a los demás como les gustaría que les trataran a ellos, no a ti. La empatía busca comprender a la otra persona y sus emociones. Consiste en saber qué sienten o piensan los demás sin necesidad de que los digan. Sin embargo, esta tarea es bastante complicada, por ello la Dra. Jenny Moix describe tres puntos a tener en cuenta para ser empático:

1- Ten cuidado con los consejos. A no ser que te lo pidan expresamente es mejor no aconsejar. Muchas veces las personas únicamente necesitan desahogarse. Y, por otro lado, si finalmente decides aconsejar, ten en cuenta que es fundamental haber hecho antes un importante ejercicio de escucha. No te precipites.
2- Evita juzgar. Cuando alguien nos cuenta algo solemos extraer conclusiones muy rápidas y emitir valoraciones. Es mejor evitarlo, ya que así la otra persona se sentirá mucho más cómoda.
3- No relativices el problema del otro. No olvides que cada uno es un mundo y sus problemas son sus problemas. Puede haber gente que esté peor, pero muchas veces eso no consuela.

Por tanto, intenta no precipitarte y practicar la escucha con la intención de entender al otro, no de emitir juicios ni dar consejos. Además, no olvides que cada persona tiene una forma única de ver las cosas, por lo que todos los puntos de vista son igual de válidos y respetables. Recuerda que ser empático consiste en ponerse en la piel del otro, no de tratarle como a nosotros nos gustaría.

Por último, os dejamos unos ejercicios que pueden ayudarte a mejorar la empatía:

1- Deja de escuchar durante 5 minutos y presta atención al lenguaje no verbal. Muchas veces pensamos que las palabras tienen todo el significado e ignoramos otra información muy válida. Tápate los oídos y déjate llevar por tu intuición fijándote en las expresiones, las miradas, las posturas...
2- Dedica un tiempo cada día a ponerte en el lugar del otro. Sal de tus zapatos en varios momentos del día y piensa qué estará sintiendo y pensando la otra persona. Te sorprenderá que al cabo de unos días lo harás casi inconscientemente.
3- Pon nombre a la emoción que crees que está experimentando la otra persona. Una vez escuchado el mensaje procura poner nombre a aquello que está sintiendo la otra persona. ¿Miedo? ¿Soledad? ¿Angustia? Harás que se sienta más comprendido.
4- Comienza las conversaciones interesándote por el otro. Prueba a empezar tus conversaciones preguntando al otro cómo se siente. Ayudará a que la otra persona se abra con mayor facilidad.

¿Te atreves a intentar mejorar tu empatía?

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí