¿Cómo seguir rindiendo si te toca trabajar en verano?

Viernes, 26 Julio 2019

1608-not-productividadverano

Aunque agosto nos ha dado un respiro en la ola de calor que nos venía ahogando estos días, las altas temperaturas dificultan mucho la concentración en los lugares de trabajo. Esto se suma a que el verano es una de las épocas más complicadas para ser productivo. La cabeza permanece en otro lado, se huele la playa o se ven las vacaciones a la vuelta de la esquina. Pero si te toca trabajar estos días, tienes que tener en cuenta los siguientes consejos para seguir rindiendo:

1. Ten una buena rutina del sueño: cada vez más empresas tienen implantada la jornada intensiva que, aunque mejora la productividad, suele traer consigo más madrugones. Además, las altas temperaturas dificultan bastante el sueño. Por ello, se recomienda acostarse antes e intentar permanecer en la cama cuando las temperaturas son más bajas.

2. Cuida la alimentación: una dieta equilibrada es fundamental para que las personas se encuentren bien. En verano, es especialmente importante hidratarse y aumentar la ingesta de frutas y verduras.

3. Temperatura adecuada en la oficina: el bienestar en el lugar de trabajo es clave para la eficiencia de los trabajadores. El exceso de calor hace prácticamente imposible que el equipo se concentre y demasiado frío o cambios bruscos de temperatura serán una fuente de constipados. Por ello, se recomienda que la temperatura de la oficina oscile entre los 20 y los 25 grados, aconsejándose especialmente esta última cifra.

4. Ejercicio: a causa del calor mucha gente deja de hacer ejercicio en verano. Sin embargo, su práctica mejora la concentración y facilita el sueño. En verano los gimnasios se vacían y es un momento ideal para ejercitarnos en ellos. También se puede nadar en las piscinas o practicar deporte a primera o última hora del día.

5. Teletrabajo: las nuevas tecnologías han traído nuevas posibilidades de trabajo. Si no puedes disfrutar de unos días de vacaciones, procura cambiar de entorno y trabajar desde casa o desde otro lugar. De esta forma tu mente descansará.

6. Disfruta de la soledad de la oficina: hay que mirar el lado positivo de todo y tener en cuenta que muchas veces se trabaja mucho mejor en una oficina casi vacía y con menos carga de trabajo. Aprovecha para poner tu agenda en orden y organizarte mucho mejor. Además, nos libraremos de las interrupciones de los "ladrones de tiempo".

Por último, no olvides dedicarte tiempo y desconectar lo más posible. Aunque no tengas días libres y no puedas salir de la ciudad, procura aprovechar esta época para hacer aquellas actividades que más te gustan y reservar algo de tiempo para todo aquello que tenga un impacto positivo para ti. ¡Se notará directamente en tu productividad en el trabajo! 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí