Prepara emails personalizados para marcar la diferencia

Miércoles, 20 Mayo 2020

Email personalizado 1Los emails personalizados son una de las herramientas más útiles que puedes utilizar en la búsqueda de empleo. El tono en que lo escribas, el tiempo que le dediques y lo que transmitas en ese mensaje pueden marcar la diferencia. En Womenalia queremos ayudarte y te contamos cómo tienes que escribir un correo electrónico personalizado.

Antes de empezar, será muy útil hacer un esquema con las ideas que quieres transmitir. Te servirá para no olvidarte de nada en cada mail que envíes, ya sea como respuesta a una oferta de empleo o como iniciativa propia para mostrar tu interés en trabajar en una determinada empresa. A partir de ahí, podrás personalizar cada mail, con una serie de elementos comunes.

Tómate tu tiempo

Publicidad

Email personalizado 2Otro de los aspectos que debes tener en cuenta es el tono de tu mensaje. Recuerda que estás escribiendo a un responsable de recursos humanos. El tono que esa compañía utiliza en sus anuncios, con el que se dirige a sus clientes, puede darte una pista, pero no te tomes demasiadas confianzas. Tómate tu tiempo y no envíes el mensaje hasta que estés segura. Si realmente te interesa el trabajo, tendrás que dedicarle el esfuerzo que merece.

Estos son los elementos que debe incluir el mensaje:

  • El asunto. Es mucho más importante de lo que parece. Debes captar la atención y conseguir que lo abra alguien que recibe muchos mensajes como el tuyo cada día. Si estás respondiendo a una oferta de empleo, haz alusión a ella; si se trata de hacer llegar tu currículum, sé creativa, en línea con el tono de tu mensaje. La palabra currículum seguida de tu nombre tiene poco porvenir.
  • El saludo. También es muy importante, aunque mucha gente lo olvida. Un “buenos días” es más que suficiente, seguido de un punto y aparte para darle relevancia. Si conoces el nombre del receptor, inclúyelo a continuación del saludo, separado de una coma. Utiliza su nombre propio o el apellido precedido de señor o señora si le quieres dar un tono más serio.
  • El primer párrafo debe comenzar con tu presentación: cómo te llamas, a qué te dedicas ahora y cuál ha sido tu experiencia más importante. A ser posible, relacionada con lo que hace la empresa a la que estás escribiendo, se trata de llamar su atención.
  • En un segundo párrafo, indica que escribes en respuesta a una oferta de empleo o, en su caso, porque tienes interés en trabajar en esa empresa. Dedícale tiempo, porque lo que digas de la empresa debe mantener el interés. Olvídate de frases manidas como “siempre he soñado con trabajar en su empresa”, “admiro cómo hacen las cosas en su empresa”. Para hacerlo bien, tienes que estudiar a la empresa antes: visita su web, descubre en qué áreas puedes aportar algo y repasa su sección de noticias, porque ahí suelen mostrar sus estrategias a corto plazo.
  • Para marcar la diferencia con otras candidatas, explica bien lo que tú, con tus conocimientos y tu experiencia, puedes aportar para contribuir al éxito de la empresa y de sus objetivos. Muestra brevemente lo que mejor sabes hacer y explica cómo lo abordarías, y termina ofreciéndote para una entrevista personal en la que podrás incidir en todas esas cuestiones y en las que quieran proponerte.
  • Para terminar, en un párrafo aparte, despídete con una fórmula más o menos formal, según el caso, con un “espero vuestras noticias” o un “quedo a la espera de sus noticias”, por ejemplo.
  • El último elemento, no menos importante, es tu firma. La mayoría de las aplicaciones de correo te permiten diseñar una firma que aparecerá en todos tus mails, o incluso varias entre las que elegir. En este tipo de correos, debes marcar, en líneas diferentes, tu nombre completo, tu teléfono de contacto y otros datos que estimes oportuno según tu perfil y el tipo de empresa a la que te diriges, como tu web, blog o redes sociales. Si tu profesión tiene que ver de alguna forma con el diseño o la creatividad, seguro que tienes un logo. Puede ser la nota de color que cierre tu firma, pero no abuses del tamaño ni de los colores.
  • Por supuesto, no dejes de adjuntar un documento, mejor en formato pdf, con tu carta de presentación, que sería una versión ampliada de este mail, y tu currículum.

Primer paso para conseguir una entrevista

Email personalizado 3Recuerda tomarte el tiempo necesario para escribir tu mail. No lo hagas demasiado corto ni demasiado largo, muestra interés pero no quites demasiado tiempo a alguien que probablemente tiene mucho trabajo además de leer tu mensaje. Conseguir un trabajo en esa empresa depende mucho de cómo lo hagas, porque es el primer paso para conseguir una entrevista.

En cuanto a la dirección a la que debes mandar ese mensaje, es fácil cuando estás respondiendo a una oferta de empleo. Si es una iniciativa tuya y no tienes el contacto de la persona, busca en la web de la empresa para saber a quién debes dirigirte. Incluso puedes contactar con ella a través de LinkedIn o de Womenalia. Eso sí, elige bien a tu destinatario y no pongas en copia a media empresa.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí