La importancia de cultivar la inteligencia emocional en el trabajo

Jueves, 28 Noviembre 2019

crp-intleigencia-emocional

La inteligencia emocional es uno de los conceptos psicológicos más importantes fuera del ámbito académico y está relacionada con la capacidad de una persona de gestionar y entender las emociones propias y ajenas. La actividad relacionada con un puesto de trabajo no pasa solo por tu conocimiento del mismo. En este artículo te mostramos qué es y por qué debes cultivarla para mejorar laboralmente.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Daniel Goleman definió que este concepto hace alusión a la capacidad para manejar, gestionar y comprender mejor las emociones propias. Esto no solo te ayudará a mejorar tu calidad de vida, sino que también es clave a la hora de desarrollarte personal y profesionalmente, ya que te permite tener mejores relaciones con los demás.

Publicidad

Daniel habló de la necesidad de tener en cuenta los sentimientos a la hora de interaccionar con el mundo. La autoconciencia, controlar los impulsos, la perseverancia o la agilidad mental son algunos de los rasgos que, junto a la autodisciplina, el altruismo o la compasión, son fundamentales para contribuir a la adaptación social. Aunque lo más importante que debes tener en cuenta es que tu calidad de vida es directamente proporcional a la calidad de tu estado mental.

El autor definió este tipo de inteligencia con cinco habilidades: autoconocimiento, autorregulación, motivación, empatía y habilidades sociales. Estas cinco dimensiones son esenciales para que puedas mejorar laboralmente, aunque cada una de ellas tiene una utilidad muy definida.

Cultivar la inteligencia emocional para mejorar laboralmente

Cultivarla en el trabajo es un gran activo para ti. Las empleadas que tienen un alto nivel de este tipo de inteligencia están en mejor disposición y condición para cooperar con los demás, resolver conflictos procedentes de las relaciones laborales, gestionar el estrés asociado al trabajo y, por supuesto, aprender de los errores interpersonales.

Durante 2020 y según el informe del Foro Económico Mundial, esta será una de las habilidades laborales más demandadas. En algunas organizaciones y empresas ya se le da un gran valor. Tanto que hasta puede superar a la capacidad técnica. De hecho, se valora por encima del cociente intelectual y es más probable que se contrate o ascienda a un trabajador que cuente con una gran inteligencia emocional.

Esto quiere decir que tener habilidades emocionales es básico para desarrollar la labor profesional y, partiendo de la definición de Goleman, se puede intuir su importancia en un entorno que está dominado por la competitividad de las empresas y la globalización.

Autoconocimiento y autorregulación

Es necesario que te conozcas, que definas tus debilidades, fortalezas y valores. Que te fijes metas y que sepas controlar tus emociones para que no tengas que luchar contra ellas, sino que puedas utilizarlas a tu favor.

Motivación

Está relacionada con la búsqueda de desafíos y la emoción por la superación. Te hace ser más exigente y centrarte en tus metas a pesar de las posibles dificultades. Es fundamental para alcanzar cualquier tipo de objetivo.

Empatía

Es la capacidad con la que puedes comprender las emociones y sentimientos del resto de compañeros de la empresa. Te permite valorar y analizar las acciones de otros o su implicación en la organización.

Habilidades sociales

Son las destrezas que te permiten relacionarte con los demás de manera efectiva, tanto en la empresa como fuera de ella. Algunas de estas habilidades son la persuasión, el liderazgo o la intuición social.

En definitiva, si dominas el autocontrol, tendrás una gran capacidad de motivación y de trabajar en equipo, además de que impulsarás tus probabilidades de alcanzar el éxito en tus resultados con gran eficacia. Por lo tanto, desde Womenalia te instamos a que desarrolles tu inteligencia emocional si pretendes tener un papel destacado en tu compañía o si te gusta trabajar en equipo.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí