Dime cómo lideras y te diré lo que consigues

Miércoles, 10 Julio 2019

0719-crp-dime-como-lideras

Dirigir equipos humanos tiene mucho de instinto, pero también de preparación, habilidad y formación. El estilo de liderazgo personal es determinante. Encontramos ejemplos de grandes líderes con características diferenciales.

Cuando el objetivo profesional es crecer en capacidad de liderazgo y optimizar tu dirección de equipos, conviene conocer cuáles son las tipologías de liderazgo, identificar a cuál pertenecemos y sopesar nuestras fortalezas, oportunidades y debilidades. Desde Womenalia, queremos ayudarte en esta dirección.

Tipologías de liderazgo

Publicidad

Insistimos en una cuestión clave: no existe un tipo de lider bueno y para todas las empresas. Las circunstancias, los objetivos, la cultura organizacional y las características de los equipos determinan qué liderazgo es necesario.

1. Liderazgo autocrático

Este perfil de jefa se caracteriza por el orden y mando: dice qué hay que hacer y espera obediencia, por lo que reparte recompensas y castigos. Se considera omnisciente y cree que solo ella debe tomar decisiones. Sus trabajadores deben ser sumisos y obedientes.

Aunque parece una antilider, porque puede generar conflictos, frustraciones y falta de confianza, en situaciones de estrés, peligro o caos con esta jefatura puedes conseguir resultados a corto plazo.

2. Liderazgo paternalista

No te sorprendas: una mujer también puede ser paternalista al dirigir equipos. Ocurre cuando considera a sus empleados como hijos a los que debe orientar. Es capaz de motivar e incentivar con recompensas, pero desconfía de su criterio para tomar decisiones.

Si este es tu estilo habitual como lider de un equipo o una empresa, repartirás consejos y advertencias, y te preocuparás por tus subordinados. Sin embargo, no les dejarás crecer e impedirás que fluya, y se aproveche, su talento. No parece la mejor alternativa, ¿verdad?

3. Liderazgo democrático

Estas jefas se centran, sobre todo, en la relación. Toman decisiones consultando a sus subordinados, impulsan la participación y escuchan siempre a su gente, tanto que, a veces, priman el bienestar grupal y tener contentos a todos frente al éxito colectivo.

Este enfoque fomenta la cooperación y los miembros del equipo se sienten unidos, cohesionados, contentos. Sin embargo, puedes desviarte de los objetivos reales para satisfacerlos a todos y no te será fácil mantener este enfoque mucho tiempo con solvencia.

4. Liderazgo delegativo

La pasividad es la impronta de estas líderes: hacen y dejan hacer, dependiendo notablemente de sus colaboradores, en quienes delegan y a los que dejan la máxima libertad de actuación.

Si aplicas este enfoque, conseguirás un equipo muy autónomo y autosuficiente, en el que la libertad creativa imperará y será valorada. El caos es un riesgo cierto y el fracaso el resultado más frecuente. Sin embargo, también es un procedimiento que permite identificar el talento, y aprovecharlo, cuando realmente existe en el equipo.

5. Liderazgo carismático

Las líderes que disfrutan de una capacidad de arrastre natural porque seducen y atrapan con su carisma, esas que contagian entusiasmo, lo tienen más sencillo. Si es tu caso, contarás con grandes capacidades de comunicación, sabrás motivar a tu gente y no te resultará difícil se aceptada.

¿Las ventajas? Conseguirás motivación, optimismo y energía positiva, pero también pueden llegar a mitificarte y perderás objetividad y opiniones críticas. ¿De verdad crees estar aprovechando así todas las capacidades del equipo?

6. Liderazgo transformacional

Si lo aplicas, te convertirás en catalización y estimulación constante. Serás capaz de liderar el cambio, innovar, descubrir horizontes y compartirlos con tus liderados. Resultarás ejemplar, antepondrás los beneficios colectivos a los personales, impulsarás la creatividad y transmitirás pasión, cohesionando al grupo.

Desde luego, tu principal cualidad será identificar, reclutar y aprovechar el talento. Con flexibilidad y algo de paciencia, serás capaz de conseguir los mejores resultados a medio y largo plazo para tu organización. Pero... ¿cuentas con el tiempo necesario para aguardar esos logros?

Las grandes líderes se adaptan a las circunstancias. ¿Cuáles son las tuyas? Cuéntanoslas.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí