La gestión eficaz de Recursos Humanos, un valor diferencial para tu empresa

Martes, 02 Julio 2013

 
RRHHp

La gestión empresarial debe responder a los nuevos paradigmas de la realidad laboral, "generando formas de relación con los consumidores que garanticen la realización de operaciones de negocio competitivas y rentables". Esta es la tesis que se extrae del estudio Nuevas tendencias en Recursos Humanos" que ha desarrollado Lukkap, consultora especializada en RRHH.
Publicidad

Según el estudio, algunas de estas nuevas tendencias, como los avances tecnológicos, la necesidad de diferenciación, o los cambios de preferencias de los consumidores, obligan a los gestores de equipos a rediseñar nuevas fórmulas, que pueden contribuir de forma eficaz en la cuenta de resultados de la empresa. Estas nuevas tendencias pueden ordenarse de la siguiente manera:

1. Extensión de la marca a las personas:

Las empresas deben adecuar su producto o servicio a la percepción que tiene el consumidor de este, logrando convertir la publicidad en una realidad. Para ello, es fundamental que todos los empleados de la compañía tengan muy clara su misión, objetivos y mensaje a transmitir. Y para ello, en ocasiones, hay que redifinir los valores corporativos de la empresa, impartir formación a sus empleados, o intensificar la atención al cliente. El objetivo final es que la compañía sea reconocida por el mercado empresarial como Grate Place to Work.

2. Conversión de personas en Unidades de Negocio:

El resultado global de una empresa es, en definitiva, la suma de las aportaciones de cada trabajador. Por eso, las nuevas tendencias en Recursos Humanos van dirigidas a la medición y valoración del trabajado de cada empleado a nivel individual. De hecho, el 95% de las empresas consideran este aspecto como uno de los hitos de todo gestor de personas. Una de las medidas en esta línea es las de crear unidades de trabajo reducidas que poder evaluar, dar autonomía e incluso exigir responsabilidades.

Asimismo, también es necesario potenciar las capacidades del empleado con políticas incentivadoras, como la subida salarial asociada al rendimiento personal o la delegación de responsabilidades fomentando la autoresponsabilidad y la autogestión.

Otra tendencia con fuerza es la de prever las futuras potencialidades de cada empleado con el fin de favorecer la detección del talento. Con este fin, se han comenzado a tomar medidas de reclutamiento y selección de personal a base de la medición predictiva de las capacidades y de implantación de planes de carrera para los valores que comienzan a despuntar.

3. Implantación de la estrategia en el día a día de la empresa:rrhh2

Para que un equipo genere resultados, es fundamental ejecutar un Plan Estratégico que logre la transformación mediante una suma de comunicación, formación, innovación, reorganización y modificación de procesos y comportamientos. Para que esta se implante realmente en los procesos diarios de la empresa es fundamental hacer hincapié en la comunicación interna. Los gestores de equipos deben diagnosticar la cultura organizativa del equipo, y a partir de los resultados generados, tomar medidas que lleven a que la estrategia general de la empresa se vea presente en todas las rutinas del día a día.

Hay una correlación de un 70% entre el estilo de dirección y el clima de la empresa, y de un 30% entre el clima y los resultados. Por tanto, es fundamental que la estrategia general de la compañía se vea impresa en cada uno de estos estratos.

4. Mejora de la interrelación entre departamentos:

Una correcta gestión del capital humano debe repercutir en el resto de áreas generando un resultado final palpable e incrementando la aportación esperada de cada puesto. Con este objetivo se comienzan a poner en marcha nuevos tipos de organización matriciales, que aglutinan cada vez más intersecciones de responsabilidad y reducen los niveles jerárquicos dentro de la compañía.

5. Adecuación de condiciones de trabajo:

Con el fin de incrementar la productividad, rendimiento y satisfacción de los empleados, es necesario adaptar el entorno laboral a los nuevos requerimientos y roles sociales, aprovechando las posibilidades que brinda la tecnología y la personalización en medios y reconocimiento. Algunas de las medidas a tomar en este aspecto son la flexibilización de la jornada laboral, el establecimiento de planes para la mujer que favorezcan la igualdad de oportunidades, o el fomento del teletrabajo.

Destaca muy especialmente dentro de esta línea estratégica, el outplacement, que consiste en ofrecer programas de recolocación para empleados salientes, con seminarios colectivos, coaching individual y ejercicios y cursos on line, que les permitan reducir al máximo su insatisfacción emocional y su tiempo de búsqueda de trabajo.
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí