¿Qué rol desempeñan los diferentes órganos de la empresa? Conócelos bien

Miércoles, 27 Mayo 2020

Página 1 de 2

1404-rol-organización-empresa

La realidad ha demostrado que las empresas exitosas poseen una estructura organizativa en la que se distinguen claramente los diferentes órganos de gobierno, así como sus funciones y responsabilidades; hecho que ayuda a disminuir las consecuencias negativas de la confusión de roles, así como a sentar las bases para incrementar el compromiso con la organización y la creación de vías eficaces para la resolución de conflictos.

Publicidad

La instauración de órganos de gobierno está ligada a la necesidad de definir las tareas a desarrollar, dividir y distribuir el trabajo entre las personas que van a realizarlo, determinar las relaciones que deben existir entre ellas y fijar sus responsabilidades. De no ser así, se actuaría con roles poco definidos.

Podemos clasificar en tres grandes bloques los diferentes órganos de gobierno:

1. Gestión: equipo directivo (gerentes, jefes de ventas, directores de ventas y marketing, etc).
2. Dirección: aquí tendría lugar el Comité de dirección, así como el Consejo de Administración.
3. Propiedad, donde estaría la Junta de Accionistas.

1.- Gestión: el equipo directivo

Tiene por función la dirección de la empresa por la cual una o varias personas tratan de lograr los objetivos que la organización se ha marcado. Serían los responsables de los diferentes departamentos. Cabria destacar a la máxima autoridad de la empresa, donde en muchos casos se produce la confusión cuando en una la máxima responsabilidad es el director ejecutivo o en otros el Director General. Los términos director ejecutivo, director gerente, ejecutivo delegado, jefe ejecutivo, presidente ejecutivo, principal oficial ejecutivo, consejero delegado y primer ejecutivo suelen usarse indistintamente para hacer referencia a la persona encargada de máxima autoridad de la llamada gestión y dirección administrativa en una organización. También conocido como CEO.

Aunque en las empresas pequeñas es habitual que el puesto de presidente y del director ejecutivo sea el mismo, no siempre es de esta manera, y suele ser el presidente ejecutivo quien encabeza el gobierno corporativo (estrategias generales), y el director ejecutivo quien representa la administración de la empresa (la fase operativa de las estrategias). En empresas grandes, el director ejecutivo puede contar con una serie de directores para cada una de las responsabilidades de la compañía, como es el caso del director general de operaciones, el director general de finanzas y el director general de información.

La creación de un equipo directivo tiene como norte abocarse a los desafíos globales de la organización, manteniendo la visión integral de ella.

1312-not-liderazgo-futuro

En inglés se utiliza la expresión Chief Executive Officer (CEO) o bien Managing Director (MD) para designar a la persona con más alta responsabilidad de una organización o corporación. El CEO tiene diferentes responsabilidades. Como comunicador, informa a agentes externos la participación de la empresa, objetivos y logros de la misma, así como la gestión de la organización y los empleados. Toma las decisiones de alto nivel sobre política y estrategia empresarial. Como líder, asesora a la junta de directores, motiva a los empleados y cambia las unidades dentro de la organización, y como gerente preside las operaciones de la organización a lo largo del tiempo en la empresa.

Los directores conocen conceptualmente las características de un trabajo en equipo, el salto se produce entre saber lo que hay que hacer y efectivamente ser capaces de hacerlo, de acuerdo a las necesidades de su organización. Usualmente está compuesto por los responsables que dirigen las distintas unidades o áreas, que se han planteado como finalidad ser un equipo que en su conjunto lidera la organización y desarrolla un proyecto común para el crecimiento de esta, sin descuidar las funciones propias de su área de desempeño.

Estos equipos requieren un alto desempeño en un tiempo breve y un manejo muy acertado de la sobrecarga producida por las altas expectativas puestas en el rendimiento y resultado del equipo. Para ello, adquiere gran importancia el desarrollo de habilidades y conocimientos personales para el trabajo en equipo, condición que supera en relevancia a los cargos y jerarquías formales, ya que permite transformar rápidamente la heterogeneidad de un grupo de directivos en una fortaleza.


Un equipo directivo avanza hacia una real integración cuando localiza la energía individual y la del equipo en la toma de decisiones y búsqueda de soluciones orientadas al éxito de la organización en su conjunto en el mediano y largo plazo, más que al éxito personal o de un área de gestión en lo inmediato. Algunos indicadores de que está aconteciendo un proceso efectivo de equipo son:

  • Las conversaciones se focalizan en los problemas prioritarios de la gestión, tanto de la institución como los relacionados con el liderazgo del personal.
  • Se inicia un proceso de análisis conjunto de la organización y de toma de decisiones de aspectos prioritarios.
  • Comienza a desarrollarse un proceso de sinergia entre los integrantes del equipo directivo que redunda en acciones más eficientes y creativas para abordar los actuales desafíos.
  • Todos los niveles conocen y han integrado en sus acciones la misión y visión de la institución.
  • Los sistemas de dirección de personal están alineados con las actitudes requeridas para crear una cultura corporativa de equipo.
  • La cultura de colaboración es más fuerte que la del individualismo.

Para lograr esto es necesario preocuparse de aspectos como la inteligencia emocional, y ser capaces de analizar y observar interacciones entre los miembros y proponerse cambios conducentes a generar apertura para:

  • 1404-empresa-consejos-administraciónComunicar dificultades.
  • Recibir feedback, tanto de su gestión como de su actitud personal frente al equipo.
  • Observar la propia actitud y el impacto de ella sobre los demás.
  • Comprender que las relaciones con los demás pueden ser modificadas a partir de cambios en la propia conducta, en lugar de asignar la responsabilidad a otros.

2.-Dirección: Comité de dirección y Consejo de Administración

El Consejo de Administración: Es el órgano de gobierno que ostenta el poder de dirigir la empresa. Los hechos que llevan a una empresa a constituir este órgano son:

  • Considerar y respetar los intereses del dueño.
  • Formular y vigilar los objetivos estratégicos a largo plazo.
  • Aportar recursos, especialmente conocimientos, para que el Director General tenga mayores posibilidades de formular e implantar la estrategia adecuada.
  • Tutelar el desarrollo y potenciación del equipo de personas que conduce la empresa.

El propósito último en la creación del Consejo de Administración descansa en su contribución al éxito de la empresa, ayudando a mejorar las decisiones y a reducir los riesgos que en el ejercicio de su actividad debe asumir.

Entre las funciones del Consejo de Administración destacan:

• Determinar las políticas, estrategias, normas y criterios de organización y administración que orienten las actividades del organismo;
• Elaborar y desarrollar programas para optimizar la administración de los recursos, la operación de la institución y la prestación de los servicios que le corresponden;
• Coordinar la planeación financiera del organismo y autorizar la contratación de créditos que requiera éste para el desarrollo de sus actividades en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables;
• Autorizar la adquisición, enajenación, uso, aprovechamiento o garantía de los bienes muebles e inmuebles que integran el patrimonio del organismo con sujeción a las leyes y disposiciones de la materia;
• Revisar y aprobar en su caso, los planes, presupuestos de ingresos y egresos, programas de trabajo, inversión y financiamiento e informes de actividades; y
• Las demás que sean necesarias para el cumplimiento de las anteriores y para la realización del objeto del organismo en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables.

1402-not-perfil-mujer-emprendedora-en-espanaLa estructura del Consejo de Administración de una empresa teniendo en cuenta que en términos generales los Consejos de Administración cuentan con un Presidente, varios Consejeros y un Secretario.

El presidente del Consejo será el responsable de convocar y elaborar el orden del día, así como de presidir y coordinar las reuniones. Asimismo es el responsable del correcto funcionamiento del Consejo y de la organización de las evaluaciones anuales. Sobre la base de los "Principios de Buen Gobierno Corporativo" el puesto de presidente no debiera ser ejecutivo para, de esta forma, separarse de la figura del Director General (máximo responsable de la gestión).

Podemos encontrar diferentes tipos de consejeros, entre los que cabría destacar:

- Consejeros Ejecutivos del Consejo de Administración: Son miembros del equipo directivo de la compañía, que ocupan un puesto en el Consejo de Administración. Podrían tener doble condición de ejecutivo-accionista aunque no resulta necesaria.

- Consejeros Dominicales del Consejo de Administración: Consejeros que representan a un porcentaje de las acciones de la compañía. Son personas ajenas a la gestión diaria de la compañía (consultores externos) pero cuentan con una vinculación directa con la misma. En empresas familiares normalmente representan a aquellas ramas familiares que no se encuentran directamente relacionados con la gestión. Asimismo, en ocasiones podría ocurrir que los accionistas deleguen en un profesional externo la representación de su participación.

- Consejeros Independientes del Consejo de Administración: Son veladores externos de la correcta gestión, sin vinculación alguna con la compañía ni sus accionistas. Se trata de consejeros profesionales que aportan una visión externa e independiente con el objetivo de generar valor para los accionistas.

El secretario del Consejo tiene como objetivo garantizar la corrección de los procedimientos y el cumplimiento de la normativa establecida. Es conveniente que la función de Secretario sea desarrollada por un abogado o experto en temas jurídicos. En este caso, al igual que en el de los consejeros independientes, es positivo que cuente con experiencia en el desarrollo de su función en otros Consejos.

En los Consejos de Administración de compañías medianas o grandes, es recomendable la creación de comisiones especiales que se responsabilicen de desarrollar cuestiones concretas.

• Comisión de Nombramientos.
• Comisión de Remuneraciones.
• Comisión de Auditoría.
• Comisiones de Dirección Delegada.
• Otras: cualquier otra que el Consejo estime necesaria.

Los miembros del Consejo de Administración son solidariamente responsables.

Se debe diferenciar entre las funciones del Consejo de Administración y el Comité de Dirección

El Comité de dirección
Es responsabilidad del consejo de administración determinar los fines de la empresa y decidir la estrategia, los planes y las políticas para alcanzar esos fines. Éste es el trabajo de dirección, que sólo el consejo puede llevar a cabo y en el cual tiene que centrar su atención. Es natural que los consejos se vean tentados a apartarse de las tareas abstractas de dirección y dedicarse a las tareas concretas de gestión. Los problemas de gestión son más inmediatos y más fáciles de resolver que los de estrategia.

Por lo tanto, se debe diferenciar entre las funciones del Consejo de Administración (establecer la estrategia y supervisar la actuación de quienes ostentan el poder de dirigir la empresa) y el Comité de Dirección (realización del seguimiento, cumplimiento y ejecución de las políticas funcionales, así como del Plan Estratégico además de conseguir la integración de los directivos a los que se les ha conferido autonomía en el desarrollo de sus funciones).

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí