Planificación, evaluación y planes de carrera en tu etapa Senior

Martes, 04 Noviembre 2014

Página 1 de 2
1411-emp-carrera-profesionalCon frecuencia nos encontramos con profesionales atrapados en puestos, funciones, áreas, y sectores que ante la pregunta ¿Cómo has llegado a este puesto? no saben qué contestar o en los mejores de los casos adjudican a la suerte, destino o algún sponsor su lugar en el mundo empresarial.
 
Publicidad
Por Marivi Campos, Directora de Talento de Talengo  para Womenalia.
Séneca dijo "No hay viento favorable para el barco que no sabe dónde va"
Hagamos una prueba, y para ello te lanzo una pregunta ¿Cómo has llegado al puesto en el que estás? ¿Es consecuencia de una planificación previa? ¿Reflexionaste sobre los hitos, los pasos, las opciones, tipo de empresa, etc. por los que eran necesario pasar para lograr tu meta? Si lo hiciste, enhorabuena, si no lo hiciste y estás en el puesto, sector o empresa a donde tu querías llegar, doble enhorabuena.
 
Es curioso como un aspecto tan importante, como es nuestra carrera profesional, una vez que finalizamos nuestros principales estudios académicos y de postgrado no nos detenemos a reflexionar y dibujar una estrategia clara que nos permita progresar y desarrollar puestos de mayor responsabilidad, es decir, en pensar en nuestro Plan de Carrera.
 
Aunque cada vez más las compañías ponen a disposición de sus empleados recursos para ampliar sus conocimientos y evolucionar en paralelo a las necesidades de los mercados y tecnología, los planes de carrera y los planes de desarrollo profesional siguen siendo responsabilidad de cada uno. Como leí en un eslogan: "No podemos aprender por ti".
 
La planificación de carreras es, por tanto, un proceso de decisión que se puede comparar con un viaje en el que una vez seleccionado el destino, se define el itinerario, se traza la ruta, se busca el medio o transporte, te informas de las paradas o escalas, investigas las costumbres y cultura del lugar, te preparas para el viaje (vacunas, vestuario, idiomas, moneda, etc.) y, por supuesto, incorpora un espacio para los imprevistos. Contingencias que nos obligarán a optimizar todos nuestros recursos y con el tiempo las recordaremos como vivencias que nos ayudaron a crecer.
 
Es importante conocer que un Plan de Carrera no siempre consiste en avanzar en vertical, es decir promocionar a un nivel superior de responsabilidad y contenido organizativo, sino que también existen rutas horizontales, que nos pueden permitir proporcionan una visión más global de la organización e incrementar nuestra polivalencia.
La responsabilidad final de asumir nuevas responsabilidades, de asumir retos, de salir al exterior, depende sólo de la persona.
Las Compañías podrán establecer criterios y pautas, pero la responsabilidad final de asumir nuevas responsabilidades, de asumir retos, de salir al exterior, depende sólo de la persona, es decir: de ti, que es quien puede influir en los plazos y dirección de tu carrera.
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí