El directivo como líder y coach

Lunes, 10 Febrero 2014

Cualquier tiempo turbulento, ya sea por razones económicas, políticas, sociales, o por una combinación de todas ellas, nos sitúa ante una encrucijada en la que son las personas con visión y principios claros quienes ejercen un liderazgo diferencial, capaz de superar los obstáculos del presente con responsabilidad, en beneficio de un propósito mayor compartido por todos.
 
Publicidad
Por Francisco Giménez Plano, CEO de Augere para Womenalia.

cp-impetu-gestionequipos-directivocomoliderycoach
Son esas personas capaces de inspirar a los demás mostrando el camino, aunque ese camino esté identificado por señales contradictorias difíciles de interpretar a primera vista. Se requiere levantar los pies del suelo y elevarse para mirar más allá, ver el lugar de partida y observar a lo lejos el punto de llegada.
 
Son esos líderes que se crecen ante la adversidad y que, lejos de tomar atajos fáciles, disciernen aquello que están llamados a hacer en cada momento con la perseverancia para mantenerse firmes.

Observamos cómo quienes carecen de esa fortaleza personal se dejan llevar por las circunstancias y reaccionan ante las dificultades haciendo lo fácil y no lo que es debido. Responder ante la adversidad significa enfocarse en aquellas – a veces pocas – cosas que realmente marcan la diferencia y ejecutarlas de manera excelente. Son capaces de inspirar a los demás mostrando el camino, aunque esté identificado por señales contradictorias.
 
Constantemente los directivos nos manifiestan una clara falta de comprensión de lo que se espera de ellos. A menudo se trata de profesionales que han crecido asumiendo mayores responsabilidades a medida que obtenían éxito en las misiones que les encomendaban, y han aprendido observando cómo actuaban aquellas personas de las que dependían. Eran buenos gestores y ahora les decimos que han de ser buenos directivos.

Hay algunas claves que la experiencia y la investigación nos aportan sobre el éxito del directivo como líder y coach:
  • Una comprensión clara de su rol directivo está totalmente asociada al conocimiento que tiene de sí mismo y a cómo es consciente de su propósito y misión, de sus valores y creencias, y de cómo éstas configuran una serie de patrones que están condicionando su manera de actuar,

  • El directivo líder y coach es un observadorde sí mismo que en todo momento se está preguntando qué está pasando en su entorno y en su interior, que reconoce sus emociones y que pone una intención en sus actos. No reacciona ante las circunstancias: observa, comprende, decide y actúa con determinación.
El directivo líder y coach es un observador de sí mismo que en todo momento se está preguntando qué está pasando en su entorno y en su interior
  • Es capaz de colocarse en diferentes perspectivas a la hora de analizar cualquier situación y de valorar el impacto de sus decisiones en los demás, en el conjunto del sistema o en el tiempo. Recopila información de cada una de éstas y pone en marcha medidas en las que todo el mundo se sienta escuchado, partícipe y vinculado.
Para ser más específicos, veamos a continuación cómo se reflejan estas claves en evidencias observables a través de actitudes concretas:
  • El directivo líder y coach se orienta a armonizar los objetivos de los colaboradores con los de la empresa. Se concentra en lo positivo de las personas y, a partir de ahí, crea un clima que favorece el diálogo y el trabajo.

  • Es constructivo con los errores propios y con los de los demás. Aborda los conflictos de forma abierta, ve las intenciones que hay detrás de los distintos puntos de vista, y busca, junto a los interesados, las soluciones que sean buenas para todos, integrando la diferencia y manejando la contradicción.

  • Su manera de relacionarse le permite reconocer con facilidad la contribución de cada uno de los resultados. Cuando elogia a alguien lo hace desde la convicción y porque realmente lo siente.

  • En el trabajo en equipo se preocupa porque unos aprendan de los otros y se comparta el conocimiento; otorga mucha importancia a la formación profesional y personal continuada; concede a sus colaboradores la oportunidad de que puedan desarrollar su propia personalidad y les impulsa a que lo hagan de forma que encuentren lo mejor para el conjunto. Cuando es necesario, él mismo les ayuda, echándoles una mano pero no asumiendo sus tareas y terminándolas.

Es capaz de reconocer nuevas tendencias antes que los demás.

  • Mantiene la atención para detectar nuevas posibilidades en su entorno. Es capaz de reconocer nuevas tendencias antes que los demás. Tiene la capacidad de ver la evolución de las cosas a lo largo del tiempo, y de establecer las relaciones oportunas. Se toma el tiempo que sea necesario para plantear y formular problemas de forma más comprensible y elaborada.

  • Los obstáculos estimulan su imaginación. Si un camino no funciona, elige otro distinto, hasta que encuentra aquel que le lleva al éxito.



 
LIDERAZGO
 
El directivo como líder y coach

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí