¿Quieres que tu carrera profesional destaque desde el principio?

Martes, 03 Febrero 2015

Potenciar tus habilidades y puntos fuertes, adquirir una formación multidisciplinar y marcar tu objetivo profesional, son aspectos en los que debes preocuparte durante los primeros años de tu vida laboral si quieres que tu carrera destaque desde el principio.
 
Publicidad
Estos primeros años, tras la formación y educación formal se conocen como la etapa de La Promesa y las estadísticas han mostrado que las decisiones tomadas en este periodo determinan en gran medida el transcurso del resto de la carrera profesional. ¿Quieres saber más? 
 
La carrera profesional de una persona pasa por diferentes etapas en función de la edad, la experiencia profesional, las competencias y habilidades adquiridas y el estatus de trabajo alcanzado. Conocerlas y saber cómo trabajarlas puede suponer la diferencia entre una exitosa carrera profesional o no. Son por orden cronológico; Junior, Senior y Executive
 
Esta primera etapa, Junior, en ocasiones pasa de forma demasiado fugaz sin poder invertir todo el tiempo y la atención que requiere. Se desarrolla aproximadamente entre los 18 y los 30 años de edad, es decir, desde el momento de la culminación de la formación o educación en términos formales y hasta el inicio de la etapa del ímpetu, en la cual ya se requiere una mayor acumulación de experiencia y se plantean otros objetivos.
 
¿Qué puedes hacer si te encuentras en esta etapa?
Lo más importante es conseguir toda la experiencia posible que haga de ti una persona multidisciplinar, capaz y competente. Para ello, rodéate de mentores y cambia de trabajo en varias ocasiones. Enriquecerte en distintos sectores, departamentos e incluso países y culturas, pueden suponer para ti un valor diferencial que trascienda a otras etapas.
 
Es también el momento para identificar cuál es tu meta profesional. Puede resultar complicado, especialmente durante los primeros años de actividad laboral, tener claro este objetivo. Esto significa que debes preguntarte a ti misma y ordenar tus ideas, buscando concretamente ese puesto o actividad que te realice profesionalmente, o al menos identificar las áreas en las cuales no serías capaz de desempeñar una labor profesional satisfactoria.
 
Ya has pasado los años de la etapa Junior y quieres saber si has sabido aprovecharlos. ¿Cómo?
Puedes autoevaluarte haciéndote algunas preguntas:
  • ¿Has trabajado al menos en una empresa u organización con reconocimiento social?
  • ¿Has aprendido lo suficiente sobre ti misma, sobre el camino que quieres seguir, sobre tus fortalezas y debilidades?
  • ¿Has definido tu objetivo profesional?
  • ¿Te encuentras satisfecha con el trabajo desempeñado?
Si las respuestas son afirmativas, has sabido aprovechar favorablemente tu tiempo durante la etapa Junior y es momento de trabajar el desarrollo en el resto de las etapas: Senior y Executive.
 

Puedes leer más sobre:
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí