Cómo afrontar la llegada a la empresa

Lunes, 10 Febrero 2014

Los años de formación y preparación, búsqueda de empleo y definición de tu perfil profesional dan sus frutos y finalmente te incorporas a la plantilla de una empresa.
Un gran comienzo puede marcar la diferencia en tu trayectoria y puede que este momento defina tu futuro profesional. No hay un manual que garantice el éxito pero sí una serie de pautas que te ayudarán en los primeros 30 días en tu nuevo puesto de trabajo. Te damos ideas para conseguirlo.

 

Publicidad
- Saber es poder
Los expertos en recursos humanos y coaching recomiendan recabar toda la información posible sobre la empresa durante los primeros 30 días. La identidad de la empresa, los objetivos, los clientes o los nombres que deben recordarse desde el principio, son solo algunos ejemplos.

- Lee el manual de bienvenida
Consulta si tienen un manual de bienvenida de la empresa y en concreto en el departamento al que vas a incorporarte. Si es así, léelo y familiarízate con los procedimientos, las herramientas o la normativa dentro de la empresa.

- Mira a tu alrededor
Si en tu empresa no hay un manual de bienvenida, observar qué hacen los demás te orientará sobre las normas y costumbres en tu empresa. Ellos te informarán sobre los horarios, tiempos de descanso, turnos de comida o uso de los elementos compartidos.

- Memoriza el Elevator Pitch de tu empresa desde el principio
Ello te servirá como carta de presentación cuando las personas cercanas a ti te pregunten por tu nuevo puesto. Además, el Elevator Pitch sintetiza en pocas frases los puntos más importantes de la empresa y te permitirá conocer su razón social, sus objetivos y sus argumentos comerciales desde el primer momento.

- Conoce todo sobre tu puesto de trabajo
Averigua qué funciones se llevan a cabo en el mismo. Qué hacía la persona que ocupaba ese puesto anteriormente, si la había, y si era así, qué aspectos se valoraban y cuáles no de tu predecesor.
Si tu puesto es de reciente creación, es importante que conozcas qué funciones debes llevar a cabo, qué objetivos y si estos son cuantitativos o no.
 
Tan importante es aprender a derivar trabajo como a recibir y atender peticiones  
- Define los límites de tus competencias y las de tus compañeros
Conoce cuáles son tus competencias y qué capacidad de toma de decisiones tienes. Definir dónde acaba el ámbito de trabajo del compañero y empieza el tuyo ayuda a optimizar tiempo, y evita los conflictos y duplicar el trabajo.

- Mantén la mente abierta al aprendizaje
Si no conoces un procedimiento, un programa, un código, cómo se usa una herramienta o sencillamente es la primera vez que te enfrentas a un tipo concreto de actividad, dilo. Podrán orientarte y ayudarte, si no lo haces, es probable que no alcances los objetivos esperados.

- Aprende a delegar. Aprender a obedecer.
Cada puesto requiere competencias específicas aunque dos grandes y genéricas son delegar y obedecer. Tan importante es aprender a derivar trabajo en otros compañeros como a recibir peticiones o encargos y cumplirlos con puntualidad.

- Presta atención a tu actitud
Ser cordial. Una actitud positiva siempre ayuda en el ambiente de trabajo y en las relaciones con los compañeros.

- Ser natural
Si han confiado en ti para un puesto de trabajo únicamente debes demostrar que no se equivocaron al hacerlo. No crees una imagen artificial de ti misma. Muéstrate como eres.

- Ser paciente
Al principio todo es nuevo. Los primeros 30 días serán de adaptación y los resultados y felicitaciones llegarán tarde o temprano. Muchas cosas nuevas, conceptos, nombres, términos, gente... No te agobies. Todos hemos tenido alguna vez un primer día y una primera semana. La estabilidad llegará poco a poco y con ella la comodidad con tu nuevo entorno, tus nuevas competencias y tus nuevos compañeros.



 
PRIMER TRABAJO

Cómo afrontar la llegada a la empresa
Tipos de contrato
Lecturas y links de interés
 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí